4 de junio 2010    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

En las entrañas de una obra de teatro

4 de junio 2010    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Caleb1

Cuando le pidieron a Caleb Condit realizar las fotos de promoción de la obra Buried Child en el teatro Shattered Globe de Chicago, el fotógrafo aprovechó la ocasión para buscar una forma menos comercial de retratar a sus protagonistas. «Normalmente las fotografías que acompañan a las obras de teatro carecen de buen gusto. Las imágenes frecuentemente acaban sumidas en clichés y se olvidan de capturar la esencia de la obra. Se olvidan de intentar transmitir la historia», explica Condit.

«Es una obra de Sam Shepard que se llama Buried Child. Es un clásico. Todo el mundo que hace teatro en EEUU lo estudia. Se puede definir como ‘Midwestern Realism’, en referencia a la región donde esta ambientada. La historia es bastante sórdida».

«El protagonista invita a su novia a conocer su familia. Al principio parecen gente normal. Pronto la chica se da cuenta de que hay algo que no encaja. Termina saliendo a la luz que el hermano de su novio tuvo relaciones sexuales con su madre. Ella acabó embarazada pero cuando nació el bebé, el padre lo mató y lo enterró en el jardín. La obra acaba con una escena increíble, en la que el hermano irrumpe en el salón de la casa con el cadáver del recién nacido cubierto de barro entre sus brazos. Es una gran obra que en el año 79 ganó un Premio Pulitzer».

Captura de pantalla 2010-06-03 a las 21.35.15

«Esta es mi favorita. Es Maury Cooper, un hombre mayor que interpreta al padre que entierra al bebé. Es un tío increíble. Está considerado uno de los mejores actores de Chicago. Tiene más de 80 años. Apenas se acuerda de su guión pero siempre sale airoso. Le encantó que le hiciera esta foto. Se metió totalmente en el personaje. Para mí fue un privilegio. Es un joven modernillo atrapado en el cuerpo de un hombre mayor».

Captura de pantalla 2010-06-03 a las 21.38.25

caleb2

caleb3

caleb4

Priest

«Además de las fotos de la obra, quería mostrar todo eso que no se ve cuando estás entre los espectadores. El lado romántico que quizá no es tan romántico porque los actores en este ámbito están muy mal pagados. La mayor parte de esa gente tiene trabajos por el día. Lo hacen porque están totalmente enamorados del teatro. Durante los meses de ensayo y preparación para la obra, se crea un nexo muy fuerte entre ellos».

caleb5

caleb9

Caleb6

Caleb7

Caleb8

Caleb1

Cuando le pidieron a Caleb Condit realizar las fotos de promoción de la obra Buried Child en el teatro Shattered Globe de Chicago, el fotógrafo aprovechó la ocasión para buscar una forma menos comercial de retratar a sus protagonistas. «Normalmente las fotografías que acompañan a las obras de teatro carecen de buen gusto. Las imágenes frecuentemente acaban sumidas en clichés y se olvidan de capturar la esencia de la obra. Se olvidan de intentar transmitir la historia», explica Condit.

«Es una obra de Sam Shepard que se llama Buried Child. Es un clásico. Todo el mundo que hace teatro en EEUU lo estudia. Se puede definir como ‘Midwestern Realism’, en referencia a la región donde esta ambientada. La historia es bastante sórdida».

«El protagonista invita a su novia a conocer su familia. Al principio parecen gente normal. Pronto la chica se da cuenta de que hay algo que no encaja. Termina saliendo a la luz que el hermano de su novio tuvo relaciones sexuales con su madre. Ella acabó embarazada pero cuando nació el bebé, el padre lo mató y lo enterró en el jardín. La obra acaba con una escena increíble, en la que el hermano irrumpe en el salón de la casa con el cadáver del recién nacido cubierto de barro entre sus brazos. Es una gran obra que en el año 79 ganó un Premio Pulitzer».

Captura de pantalla 2010-06-03 a las 21.35.15

«Esta es mi favorita. Es Maury Cooper, un hombre mayor que interpreta al padre que entierra al bebé. Es un tío increíble. Está considerado uno de los mejores actores de Chicago. Tiene más de 80 años. Apenas se acuerda de su guión pero siempre sale airoso. Le encantó que le hiciera esta foto. Se metió totalmente en el personaje. Para mí fue un privilegio. Es un joven modernillo atrapado en el cuerpo de un hombre mayor».

Captura de pantalla 2010-06-03 a las 21.38.25

caleb2

caleb3

caleb4

Priest

«Además de las fotos de la obra, quería mostrar todo eso que no se ve cuando estás entre los espectadores. El lado romántico que quizá no es tan romántico porque los actores en este ámbito están muy mal pagados. La mayor parte de esa gente tiene trabajos por el día. Lo hacen porque están totalmente enamorados del teatro. Durante los meses de ensayo y preparación para la obra, se crea un nexo muy fuerte entre ellos».

caleb5

caleb9

Caleb6

Caleb7

Caleb8

Compártelo twitter facebook whatsapp
Hay un camello cerca de usted (II)
Toma tu San Valentín, maldita cucaracha
Artefactos: los cachivaches poéticos de Nicanor Parra
En el Ojo Ajeno: Turismo de chanclacetines
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • Las fotos son impresentables. Qué hartura de aficionados (o pésimos profesionales) que se las dan de que saben hacer fotografías cuando no tienen ni la más remotísima idea! Por favor, dejen de publicar estas basuras y de hacer perder el tiempo a la gente.

    • Hola,
      No acabo de entender porqué te estamos haciendo perder el tiempo cuando nadie te está obligando a estar aquí, tu critica es respetable pero si te hacemos perder el tiempo, lo tienes muy facil…
      Por lo menos ten la valentía de criticar con tu nombre en vez de hacerlo desde el anonimato,
      Gracias y un saludo

  • Como siempre, las fotos de Caleb son preciosas.

    Por cierto, creo que la obra, ‘Buried Child’, quizas este basada en una obra de Tolstoy que se llama ‘The Power of Darkness’. Lo investigare…

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad