Publicado: 27 de septiembre 2021 02:05  /   CREATIVIDAD
por
 

En Yorokobu somos muy de otoño y de ‘vueltas’

Publicado: 27 de septiembre 2021 02:05  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Aunque solo sea porque es la estación más instagrameable (¡y lo bien que quedan esas puestas de sol en tu feed, ¿eh?) ya tienes alguna razón para no odiar el otoño.

En Yorokobu, de hecho, somos muy fans de esta estación. Vale que es la de la vuelta a la rutina, pero también es la del inicio de muchas cosas nuevas. Y también la de la vuelta de otras.

 

La Vuelta de septiembre

Por ejemplo, para los amantes de la papelería  (stationary fetishers se les llama) es su época del año favorita porque, aunque ni estudien ni tengan hijos en edad escolar, muchos aprovechan las ofertas de la vuelta al cole para arramplar con todo tipo de bolis, agendas, libretas… Y volver, así, a disfrutar del olor a cuaderno nuevo y  del melodioso rasss rasss del sacapuntas (para algunos, un verdadero ASMR).

El cambio de armario es también el momento en el que algunos aprovechan para proponerse nuevos retos (algunos, repes del curso pasado): aprender nuevos idiomas, ser más sostenibles, tener más vida social…

Y si no los cumplen, no pasa nada: en apenas un trimestre comienza otro año y ya podrán hacer, entonces, proponerse nuevos desafíos.

 

Para hacer más amena tu vuelta (a lo que sea), hemos te dejamos por aquí nuestro número de otoño:


Y también esta playlist, 100% aconsejable como música de fondo para su lectura:

¡Que lo disfrutes!

Aunque solo sea porque es la estación más instagrameable (¡y lo bien que quedan esas puestas de sol en tu feed, ¿eh?) ya tienes alguna razón para no odiar el otoño.

En Yorokobu, de hecho, somos muy fans de esta estación. Vale que es la de la vuelta a la rutina, pero también es la del inicio de muchas cosas nuevas. Y también la de la vuelta de otras.

 

La Vuelta de septiembre

Por ejemplo, para los amantes de la papelería  (stationary fetishers se les llama) es su época del año favorita porque, aunque ni estudien ni tengan hijos en edad escolar, muchos aprovechan las ofertas de la vuelta al cole para arramplar con todo tipo de bolis, agendas, libretas… Y volver, así, a disfrutar del olor a cuaderno nuevo y  del melodioso rasss rasss del sacapuntas (para algunos, un verdadero ASMR).

El cambio de armario es también el momento en el que algunos aprovechan para proponerse nuevos retos (algunos, repes del curso pasado): aprender nuevos idiomas, ser más sostenibles, tener más vida social…

Y si no los cumplen, no pasa nada: en apenas un trimestre comienza otro año y ya podrán hacer, entonces, proponerse nuevos desafíos.

 

Para hacer más amena tu vuelta (a lo que sea), hemos te dejamos por aquí nuestro número de otoño:


Y también esta playlist, 100% aconsejable como música de fondo para su lectura:

¡Que lo disfrutes!

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuéntalo bien: el libro sobre el arte de contar bien las historias
Las calaveras mexicanas se maquillan en Barcelona
El profesor don Pardino: viñetas para enseñarte lengua española en Twitter
Pizza con sushi, tacos con caviar y otras genialidades de la comida rápida
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp