9 de septiembre 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Un encuentro de homeopatía acaba en intoxicación masiva por un alucinógeno

9 de septiembre 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Un centro de naturistas y homeópatas ubicado en la Baja Sajonia, concretamente en la localidad alemana de Haldoch, ha sido testigo de uno de los casos más locos (y alucinógenos) en las últimas décadas.
Veintinueve participantes de un encuentro para naturistas y homeópatas han resultado intoxicados debido al consumo de un alucinógeno conocido como 2C-E. Según el portavoz de los bomberos, acudieron 150 efectivos entre sanitarios, bomberos y policía en un suceso que definió como algo que nunca había experimentado.
El personal que acudió de urgencia presenció una escena espantosa con personas con dolores, calambres, vómitos, problemas respiratorios… Vamos, que el cuadro de El Grito se quedó corto. Achtung!
Este tipo de droga está prohibida en el país desde diciembre de 2014 y parece ser que los participantes del acto, que normalmente acuden a este tipo de eventos, no fueron obligados a tomarla. El organizador del superevento recibirá una multa todavía por determinar por consumo de sustancias prohibidas (por él mismo y por los asistentes) y por el despliegue de medios de bomberos, cuerpos de seguridad y sanitarios. Ahí es la que ha liado… parda.
Con información de Menéame y Süddeutsche

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Un centro de naturistas y homeópatas ubicado en la Baja Sajonia, concretamente en la localidad alemana de Haldoch, ha sido testigo de uno de los casos más locos (y alucinógenos) en las últimas décadas.
Veintinueve participantes de un encuentro para naturistas y homeópatas han resultado intoxicados debido al consumo de un alucinógeno conocido como 2C-E. Según el portavoz de los bomberos, acudieron 150 efectivos entre sanitarios, bomberos y policía en un suceso que definió como algo que nunca había experimentado.
El personal que acudió de urgencia presenció una escena espantosa con personas con dolores, calambres, vómitos, problemas respiratorios… Vamos, que el cuadro de El Grito se quedó corto. Achtung!
Este tipo de droga está prohibida en el país desde diciembre de 2014 y parece ser que los participantes del acto, que normalmente acuden a este tipo de eventos, no fueron obligados a tomarla. El organizador del superevento recibirá una multa todavía por determinar por consumo de sustancias prohibidas (por él mismo y por los asistentes) y por el despliegue de medios de bomberos, cuerpos de seguridad y sanitarios. Ahí es la que ha liado… parda.
Con información de Menéame y Süddeutsche

Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un ‘casco-airbag’ para ciclistas urbanos
Alberto Gayo tiene los huevos más bonitos de Instagram
Los trajes sin cuerpo de Fred Birchal
Lytro: ¿Revolución fotográfica o un simple hype más?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies