fbpx
30 de abril 2019    /   DIGITAL
por
Fotos  Franck V. en Unsplash

Endel, la inteligencia artificial saca disco con Warner

Puedes crear música con IA. Y puede que lo que componga esa IA firme con un sello discográfico. Ya está pasando.

30 de abril 2019    /   DIGITAL     por        Fotos  Franck V. en Unsplash
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si lo de la música fuera sencillo, todos estaríamos de acuerdo en que Neil Young es el mejor y santas pascuas. Todos. El 100% de la gente.

No es así. Hay personas –equivocadas, por supuesto– que prefieren otras opciones. Y es más. Una misma persona puede preferir diferentes propuestas en distintos momentos del día. El cerebro humano tiene estas cosas: es un incordio imposible de satisfacer a tiempo completo.

Poner a una persona a componer la música que uno desea en cada momento podría considerarse un oficio abusivo. No por el mero hecho de componer. Hasta donde alcanza la lógica, componer es una actividad que un compositor entiende como aceptable.

El abuso vendría del escuchante y de su maleabilidad a la hora de disfrutar, es decir, de su cansinismo. Además, un humano es caro y eso a las discográficas no les gusta. Por eso, y mientras exigir a las máquinas no sea un acto de obligación de esclavitud, hay quien está probando sistemas de inteligencia artificial para estos menesteres.

Artículo relacionado

Endel es una maquinita que compone sola ¡y ya ha firmado con Warner Music!

Endel es una startup alemana que ha creado un sistema de inteligencia artificial para componer música como churros.

Warner Music, el sello con el que ha firmado un contrato discográfico, está esperando 20 discos de los cuales 5 llegan este mismo año. Ríete tú de lo prolífico que es Ryan Adams.

Endel crea música ambient destinada a objetivos como la relajación, la concentración o el acompañamiento musical a otras actividades como el deporte, la conducción o la búsqueda del sueño.

Las plataformas digitales de streaming ya tienen un buen puñado de canciones compuestas por Endel con nombres new age tan pesadillescos como Twenty Nighttime Breezes o One Starry Skies.

Pero la verdadera gracia de Endel es lo que hacen sus apps: crear música en tiempo real según diversos parámetros como la hora, la localización, el ritmo cardiaco o la actividad que estés realizando.

Endel explica en su sitio web que «el sonido tiene un impacto directo en nuestro bienestar psicológico y fisiológico. Por ejemplo, el ruido blanco ayuda a los niños a dormir mientras que los sonidos relajantes reduce el estrés y la ansiedad y tienen un efecto positivo en el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Así, Endel utiliza el sonido para alinear tu cuerpo y mente con cualquier tarea o meta».

Este contenido es una columna llamada El Piensódromo. La enviamos los viernes por email e incluye algún tipo de reflexión acerca de ecosistema que nos rodea y algunas recomendaciones culturales y lecturas adicionales. Si quieres recibirlo directamente en tu correo electrónico, puedes darte del alta en el formulario que hay aquí debajo.

¡Mándame las newsletters!

* indicates required





Yorokobu usará la información que nos facilites en este formulario para contactar contigo y para enviarte información y contenido relativo a Yorokobu. Por favor, haznos saber todos los medios por los cuales te gustaría saber de nosotros:


Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nuestra parte, o poniéndote en contacto con nosotros en el email chris.peterson@yorokobu.es. Trataremos tu información con respeto, cariño y de acuerdo a la legislación vigente. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, aceptas que podemos procesar tu información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp’s privacy practices here.


Si lo de la música fuera sencillo, todos estaríamos de acuerdo en que Neil Young es el mejor y santas pascuas. Todos. El 100% de la gente.

No es así. Hay personas –equivocadas, por supuesto– que prefieren otras opciones. Y es más. Una misma persona puede preferir diferentes propuestas en distintos momentos del día. El cerebro humano tiene estas cosas: es un incordio imposible de satisfacer a tiempo completo.

Poner a una persona a componer la música que uno desea en cada momento podría considerarse un oficio abusivo. No por el mero hecho de componer. Hasta donde alcanza la lógica, componer es una actividad que un compositor entiende como aceptable.

El abuso vendría del escuchante y de su maleabilidad a la hora de disfrutar, es decir, de su cansinismo. Además, un humano es caro y eso a las discográficas no les gusta. Por eso, y mientras exigir a las máquinas no sea un acto de obligación de esclavitud, hay quien está probando sistemas de inteligencia artificial para estos menesteres.

Endel es una maquinita que compone sola ¡y ya ha firmado con Warner Music!

Endel es una startup alemana que ha creado un sistema de inteligencia artificial para componer música como churros.

Artículo relacionado

Warner Music, el sello con el que ha firmado un contrato discográfico, está esperando 20 discos de los cuales 5 llegan este mismo año. Ríete tú de lo prolífico que es Ryan Adams.

Endel crea música ambient destinada a objetivos como la relajación, la concentración o el acompañamiento musical a otras actividades como el deporte, la conducción o la búsqueda del sueño.

Las plataformas digitales de streaming ya tienen un buen puñado de canciones compuestas por Endel con nombres new age tan pesadillescos como Twenty Nighttime Breezes o One Starry Skies.

Pero la verdadera gracia de Endel es lo que hacen sus apps: crear música en tiempo real según diversos parámetros como la hora, la localización, el ritmo cardiaco o la actividad que estés realizando.

Endel explica en su sitio web que «el sonido tiene un impacto directo en nuestro bienestar psicológico y fisiológico. Por ejemplo, el ruido blanco ayuda a los niños a dormir mientras que los sonidos relajantes reduce el estrés y la ansiedad y tienen un efecto positivo en el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Así, Endel utiliza el sonido para alinear tu cuerpo y mente con cualquier tarea o meta».

Este contenido es una columna llamada El Piensódromo. La enviamos los viernes por email e incluye algún tipo de reflexión acerca de ecosistema que nos rodea y algunas recomendaciones culturales y lecturas adicionales. Si quieres recibirlo directamente en tu correo electrónico, puedes darte del alta en el formulario que hay aquí debajo.

¡Mándame las newsletters!

* indicates required





Yorokobu usará la información que nos facilites en este formulario para contactar contigo y para enviarte información y contenido relativo a Yorokobu. Por favor, haznos saber todos los medios por los cuales te gustaría saber de nosotros:


Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nuestra parte, o poniéndote en contacto con nosotros en el email chris.peterson@yorokobu.es. Trataremos tu información con respeto, cariño y de acuerdo a la legislación vigente. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, aceptas que podemos procesar tu información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp’s privacy practices here.


Compártelo twitter facebook whatsapp
Rage against the machine, numero 1 en Reino Unido 17 años después
Big Bang Data
El Paquete Semanal: así viven los cubanos la cultura de internet sin tener conexión
El kit de desobediencia escolar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *