28 de noviembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

¿Es el de OK Go el modelo de negocio del futuro?

28 de noviembre 2011    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Pixel OK Go

¿Es el del presente? ¿O quizá ni siquiera es un modelo válido? En cada encuentro que se celebra con temática relativa a la cultura digital, se sigue intentando buscar la piedra filosofal. Sellos, bandas y servicios adyacentes tratan de que el negocio discográfico salga del hoyo en el que insiste estar inmerso. ¿Ha dado OK Go con la tecla?

Resulta incluso un poco frustrante ver cómo en dichas reuniones, como la celebrada en FICOD el pasado jueves, se intenta escribir el futuro volviendo a trillar los mismos senderos de siempre. Se trataba de buscar alternativas para relanzar un mercado pero toda novedad quedaba relegada a la relación de los artistas con su público a través de redes sociales.

Mientras, en una galaxia muy lejana, una banda ha conseguido crear una fórmula que basa su éxito en hacer una parte de su material lo suficientemente creativo como para conseguir que se impliquen agentes externos al negocio estrictamente musical.

OK Go comenzó creando sus videoclips de forma casera. Escasos medios, más allá de unas cintas para correr y una cámara doméstica, y una alta dosis de creatividad. Es evidente que, si eres un grupo de ventas millonarias, los patrocinios, las colaboraciones con marcas lloverán solas. Las ventas de OK Go eran (y son), sin embargo, muy discretas. ha sido la capacidad que tienen para convertir sus vídeos en virales la que les ha proporcionado interesantes beneficios en forma de colaboraciones con logos comerciales de distinto pelaje.

Samsung les pidió que hicieran una serie de vídeos con uno de sus nuevos modelos de cámara. Range Rover los puso a caminar por Los Ángeles en otra campaña que se plasmó en videoclip. También han hecho acto de aparición junto a Los Teleñecos con lo que eso supone para el incremento de la popularidad entre un público más generalista que el de la escena de la música indie.

El último capítulo de esta historia se ha escrito a base de tequila. La banda de Chicago ha llegado aun acuerdo con José Cuervo en Brasil para crear un reproductor de vídeo en el que las imágenes se componen a partir de avatares de usuarios en redes sociales. #Shotcast, que consigue un interesante efecto de pixelado, ofrece algunos de los vídeos de OK Go y una actuación en directo en Río de Janeiro.

La vinculación entre bandas y marcas es una de las más probables salidas para muchas opciones musicales. ¿Es una opción de futuro? ¿Hasta qué punto puede comprometer la integridad artística de las bandas?

Pixel OK Go

¿Es el del presente? ¿O quizá ni siquiera es un modelo válido? En cada encuentro que se celebra con temática relativa a la cultura digital, se sigue intentando buscar la piedra filosofal. Sellos, bandas y servicios adyacentes tratan de que el negocio discográfico salga del hoyo en el que insiste estar inmerso. ¿Ha dado OK Go con la tecla?

Resulta incluso un poco frustrante ver cómo en dichas reuniones, como la celebrada en FICOD el pasado jueves, se intenta escribir el futuro volviendo a trillar los mismos senderos de siempre. Se trataba de buscar alternativas para relanzar un mercado pero toda novedad quedaba relegada a la relación de los artistas con su público a través de redes sociales.

Mientras, en una galaxia muy lejana, una banda ha conseguido crear una fórmula que basa su éxito en hacer una parte de su material lo suficientemente creativo como para conseguir que se impliquen agentes externos al negocio estrictamente musical.

OK Go comenzó creando sus videoclips de forma casera. Escasos medios, más allá de unas cintas para correr y una cámara doméstica, y una alta dosis de creatividad. Es evidente que, si eres un grupo de ventas millonarias, los patrocinios, las colaboraciones con marcas lloverán solas. Las ventas de OK Go eran (y son), sin embargo, muy discretas. ha sido la capacidad que tienen para convertir sus vídeos en virales la que les ha proporcionado interesantes beneficios en forma de colaboraciones con logos comerciales de distinto pelaje.

Samsung les pidió que hicieran una serie de vídeos con uno de sus nuevos modelos de cámara. Range Rover los puso a caminar por Los Ángeles en otra campaña que se plasmó en videoclip. También han hecho acto de aparición junto a Los Teleñecos con lo que eso supone para el incremento de la popularidad entre un público más generalista que el de la escena de la música indie.

El último capítulo de esta historia se ha escrito a base de tequila. La banda de Chicago ha llegado aun acuerdo con José Cuervo en Brasil para crear un reproductor de vídeo en el que las imágenes se componen a partir de avatares de usuarios en redes sociales. #Shotcast, que consigue un interesante efecto de pixelado, ofrece algunos de los vídeos de OK Go y una actuación en directo en Río de Janeiro.

La vinculación entre bandas y marcas es una de las más probables salidas para muchas opciones musicales. ¿Es una opción de futuro? ¿Hasta qué punto puede comprometer la integridad artística de las bandas?

Compártelo twitter facebook whatsapp
No llegues tarde al cine
Buscando a El Gamito: «Estoy entre una niña y el hachís»
La cultura de la bici en Holanda empieza con los niños
Pintores reporteros y fotógrafos esclavos del ‘instante decisivo’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 12
  • El modelo de Ok Go es respetable pero ¿realmente queremos que todos los grupos de música acaben siendo agentes especializados en crear ideas para marcas?
    Yo espero que no…el modelo que más me ha gustado hasta ahora es el de Brian Message, manager de Radiohead que apuesta por un modelo donde los grupos llevan su negocio como si fueran startups y buscan inversores para realizar sus proyectos musicales. El defiende que cada grupo tiene sus necesidades y no puedes aplicar la misma formula para todos. Algunos pueden ser más cercanos a marcas otros requieren otro tipo de modelo de negocios.

    https://www.yorokobu.es/el-nuevo-negocio-de-la-musica/

    Buen post!

  • Yo creo que el futuro de los grupos de música es básicamente olvidarse del negocio discográfico (los discos son puro elemento promocional, no monetario) y darse cuenta de que el dinero está en los conciertos: cuanto más difundan su disco gratuitamente, más gente acudirá a sus conciertos y mejor será para ellos.

      • Está claro que un grupo tiene que desarrollar un global; pero sinceramente qué mejor que un directo para experimentar a una banda y decidir definitivamente si te gusta o no. Puedes escuchar su música en un reproductor, pero dónde realmente un grupo puede transmitir más emociones es desde encima de un escenario. Es ahí donde se establece un vínculo definitivo (o no) con el público. Y relacionar ésto con una marca, me parece perfecto, siempre que se respete la esencia del grupo y no se convierta en una simple marioneta…
        FELIZ MÚSICA!!!

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad