5 de julio 2011    /   DIGITAL
por
 

¿Es Internet víctima de una campaña de descrédito?

5 de julio 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


¿Está sufriendo Internet una campaña de descrédito? En 2008 se soltó la liebre. “¿Nos está haciendo Google estúpidos?”. El artículo de Nicholas Carr aseguraba que Internet estaba originando ciertos cambios en la capacidad cognitiva y en la concentración. Llegaron después muchos más documentos y más estudios que hablaban de los posibles perjuicios de un uso excesivo de la Red.
Un nuevo estudio cuestiona toda esa literatura. The impact of digital tecnologies on human well-being, liderado por Paul Howard Jones, un neurocientífico de Bristol University para Nominet Trust (organización dedicada al incremento del acceso a Internet), pone en entredicho muchos de los ¿mitos? ¿certezas? que se han dicho estos últimos años sobre Internet y defiende que todo forma parte de una campaña de descrédito hacia este medio, según NewScientist.
La investigación aborda varios temas y los divide entre “lo que conocemos” y “lo que no conocemos”. Entre ellos:
Redes sociales. Se sabe que…
– La comunicación online que refuerza las amistades que ya existen pueden fomentar la autoestima y la conducta social.
– No hay base suficiente para considerar que las redes sociales en su forma actual y la comunicación online en sí sean una fuente de especial riesgo para los niños.
– Los niños con historial de victimización son más vulnerables a sufrir ciberacoso y abuso sexual.
No se sabe…
– Cómo el diseño y el uso de redes sociales y otras formas de comunicación online puede desarrollarse en el futuro.
Uso desmesurado de Internet. Se sabe que…
– Puede considerarse problemático cuando interfiere a menudo con la vida diaria de una persona y es difícil de controlar.
– La comunicación online con la familia y los amigos no conduce a usos problemáticos.
– Los factores de riesgo de un uso inadecuado de Internet incluye baja autoestima, ansiedad y el uso de la Red con el fin de encontrar sensaciones que el usuario considera importantes.
Internet puede ayudar a la salud mental proporcionando tratamiento terapéutico online para una serie de desequilibrios mentales como la depresión, la ansiedad o la adicción.
No se sabe que…
– Haya un límite de horas de uso que pueda definirse como problemático.
– El uso excesivo de Internet sea una enfermedad psiquiátrica.
Exceso de información. Se sabe que…
– Internet es una fuente de aprendizaje muy valiosa y todo aprendizaje supone cambios en el cerebro.
No se sabe…
– Si los motores de búsqueda son más efectivos para modificar las estructuras cerebrales que otras influencias ambientales.
Multitasking. Se sabe que…
– Los jugadores de videojuegos desarrollan habilidades de atención que les pueden ayudar en su forma de mirar.
– Las personas multitasking no parecen tener mejor capacidad para desempeñar varias tareas a la vez.
No se sabe…
– Si la capacidad de ser multitasking en un videojuego repercute en la capacidad de hacer diversas actividades a la vez en el día a día.
– Las ventajas y desventajas competitivas ni los procesos que caracterizan el típico multitasking.

Entrenamiento de mente. Se sabe que…
– La memoria se puede entrenar.
– La estimulación mental ayuda a ralentizar el declive cognitivo y en esta estimulación se puede incluir la actividad basada en el ordenador.
No se sabe…
– Si funcionan los actuales juegos comerciales para entrenar la mente y desarrollar funciones cognitivas en los adultos sanos.
Respuesta emocional de los videojuegos. Se sabe que…
– El contenido emocional puede influir en respuestas afectivas. Los juegos violentos acentúan los comportamientos violentos y los juegos sociales incrementan la empatía.
No se sabe…
– Si jugar a un juego violento puede llevar a una persona a cometer un acto agresivo.
Problemas de atención motivados por la tecnología. Se sabe que…
– Reducir la exposición de un niño a dos horas diarias de TV y videojuegos reduce la posibilidad de problemas de atención en clase (pero esta conclusión procede de un solo estudio y es necesario investigar más).
No se sabe…
– Si el uso de la tecnología digital es una causa del síndrome del déficit de atención en los niños.
Dormir. Se sabe que…
– La forma y el momento en que se usa la tecnología influye en el sueño.
– Utilizar la tecnología por la noche conlleva a una reducción del sueño y la calidad del descanso.
– Los juegos de ordenador pueden perjudicar el sueño de los niños y su proceso de aprendizaje incluso cuando juegan durante las horas más tempranas de la tarde noche (una conclusión que necesita más investigación).
– Los adolescentes que utilizan sus móviles después de que se apague la luz para dormir tienen más posibilidades de estar cansados al día siguiente.
No se sabe…
– Hasta qué punto se puede atribuir los cambios en los patrones del sueño durante la adolescencia a la tecnología.


¿Está sufriendo Internet una campaña de descrédito? En 2008 se soltó la liebre. “¿Nos está haciendo Google estúpidos?”. El artículo de Nicholas Carr aseguraba que Internet estaba originando ciertos cambios en la capacidad cognitiva y en la concentración. Llegaron después muchos más documentos y más estudios que hablaban de los posibles perjuicios de un uso excesivo de la Red.
Un nuevo estudio cuestiona toda esa literatura. The impact of digital tecnologies on human well-being, liderado por Paul Howard Jones, un neurocientífico de Bristol University para Nominet Trust (organización dedicada al incremento del acceso a Internet), pone en entredicho muchos de los ¿mitos? ¿certezas? que se han dicho estos últimos años sobre Internet y defiende que todo forma parte de una campaña de descrédito hacia este medio, según NewScientist.
La investigación aborda varios temas y los divide entre “lo que conocemos” y “lo que no conocemos”. Entre ellos:
Redes sociales. Se sabe que…
– La comunicación online que refuerza las amistades que ya existen pueden fomentar la autoestima y la conducta social.
– No hay base suficiente para considerar que las redes sociales en su forma actual y la comunicación online en sí sean una fuente de especial riesgo para los niños.
– Los niños con historial de victimización son más vulnerables a sufrir ciberacoso y abuso sexual.
No se sabe…
– Cómo el diseño y el uso de redes sociales y otras formas de comunicación online puede desarrollarse en el futuro.
Uso desmesurado de Internet. Se sabe que…
– Puede considerarse problemático cuando interfiere a menudo con la vida diaria de una persona y es difícil de controlar.
– La comunicación online con la familia y los amigos no conduce a usos problemáticos.
– Los factores de riesgo de un uso inadecuado de Internet incluye baja autoestima, ansiedad y el uso de la Red con el fin de encontrar sensaciones que el usuario considera importantes.
Internet puede ayudar a la salud mental proporcionando tratamiento terapéutico online para una serie de desequilibrios mentales como la depresión, la ansiedad o la adicción.
No se sabe que…
– Haya un límite de horas de uso que pueda definirse como problemático.
– El uso excesivo de Internet sea una enfermedad psiquiátrica.
Exceso de información. Se sabe que…
– Internet es una fuente de aprendizaje muy valiosa y todo aprendizaje supone cambios en el cerebro.
No se sabe…
– Si los motores de búsqueda son más efectivos para modificar las estructuras cerebrales que otras influencias ambientales.
Multitasking. Se sabe que…
– Los jugadores de videojuegos desarrollan habilidades de atención que les pueden ayudar en su forma de mirar.
– Las personas multitasking no parecen tener mejor capacidad para desempeñar varias tareas a la vez.
No se sabe…
– Si la capacidad de ser multitasking en un videojuego repercute en la capacidad de hacer diversas actividades a la vez en el día a día.
– Las ventajas y desventajas competitivas ni los procesos que caracterizan el típico multitasking.

Entrenamiento de mente. Se sabe que…
– La memoria se puede entrenar.
– La estimulación mental ayuda a ralentizar el declive cognitivo y en esta estimulación se puede incluir la actividad basada en el ordenador.
No se sabe…
– Si funcionan los actuales juegos comerciales para entrenar la mente y desarrollar funciones cognitivas en los adultos sanos.
Respuesta emocional de los videojuegos. Se sabe que…
– El contenido emocional puede influir en respuestas afectivas. Los juegos violentos acentúan los comportamientos violentos y los juegos sociales incrementan la empatía.
No se sabe…
– Si jugar a un juego violento puede llevar a una persona a cometer un acto agresivo.
Problemas de atención motivados por la tecnología. Se sabe que…
– Reducir la exposición de un niño a dos horas diarias de TV y videojuegos reduce la posibilidad de problemas de atención en clase (pero esta conclusión procede de un solo estudio y es necesario investigar más).
No se sabe…
– Si el uso de la tecnología digital es una causa del síndrome del déficit de atención en los niños.
Dormir. Se sabe que…
– La forma y el momento en que se usa la tecnología influye en el sueño.
– Utilizar la tecnología por la noche conlleva a una reducción del sueño y la calidad del descanso.
– Los juegos de ordenador pueden perjudicar el sueño de los niños y su proceso de aprendizaje incluso cuando juegan durante las horas más tempranas de la tarde noche (una conclusión que necesita más investigación).
– Los adolescentes que utilizan sus móviles después de que se apague la luz para dormir tienen más posibilidades de estar cansados al día siguiente.
No se sabe…
– Hasta qué punto se puede atribuir los cambios en los patrones del sueño durante la adolescencia a la tecnología.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Podrá internet recordar por las personas?
ReBirth: así serían las apps de internet si se hubieran inventado en los 80
¿RT mentiras?
La red social sin publicidad y porno-friendly que no comercia con tus datos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Como siempre, todo abuso conlleva su carga de penitencia. Internet es una herramienta, ha mejorado la comunicación más allá de las fronteras, pone cosas antes imposibles al alcance de un click. Es la libertad absoluta, sin fronteras, sin depender de criterios externos, sin imposiciones. Se trata de saber buscar para poder encontrar. Se trata de no perder el espíritu crítico y utilizar las redes y la información para lo que pueden servir, que no es otra cosa que enriquecerse. Siempre en cantidades justas.
    Lo que jode ( con perdón, pero es lo que mejor transmite la idea ) es que no pueden seguir controlándonos como antes…aquí todo depende del criterio de uno, de su formación, de su bagaje, de su capacidad. Internet es el mayor milagro del siglo pasado…un milagro que, de momento, no han podido meter en una botella (salvo en aquellos países en que está capado) para que sólo unos pocos lo decanten.

  • Desde luego que lo es. Al ser algo cotidiano y tan integrado en nuestro modus vivendi a veces perdemos la perspectiva y olvidamos hasta qué punto ha cambiado nuestras vidas. ¿Un CD que sólo se vende en Japón? Click y lo tengo en tres días en casa. ¿Un estudio sobre algunas sentencias del Tribunal Supremo en EEUU? Click y lo tengo en mi pc. ¿Un viaje hecho a la medida de mi presupuesto y de mi imaginación? Click y lo tengo al mejor precio. ¿Unas entradas para ver a Plácido Domingo en el Covent Garden el año próximo? Click y ahí las tengo. ¿Conversaciones vía msn con familiares o amigos al otro lado del planeta a coste cero? Click hola aquí estoy, qué gusto poder escucharte y verte…
    Y sí. Probablemente hay vigilancia, y circulen los datos, y seas más visible, y…y…y…pero lo que recibo a cambio satisface tanto mis inquietudes que lo doy por bueno…

  • Quizás esto terminará siendo como cuando no nos habían dicho que pintar la casa con asbesto era tóxico… ya cuando estemos bien «hasta arriba» de internet y pantallas, será que nos enteraremos de si sus ventajas eran mucho mejor que sus baches.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *