7 de enero 2017    /   CREATIVIDAD
por
 

Por qué aún escribo a mano

7 de enero 2017    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Dejando los romanticismos a un lado, escribir a mano tiene algunas ventajas que hacen que algunos nos resistamos a rodearnos de cuadernos y libretas. Aquí van algunos de esos beneficios:

– La escritura manual es más flexible que cualquier editor de texto digital. Hay muchas cosas que con los editores de texto no se pueden hacer o requieren un gran conocimiento de la herramienta o un excesivo tiempo de realización. Por ejemplo, escribir en vertical en un margen, abarcar un párrafo con una llave, etc.

– Escribir a mano permite priorizar de forma muy visual. Es posible subrayar un texto, escribirlo de otro color, en un tamaño mayor, tachar, rodear… Estos recursos también se pueden conseguir con los editores de texto, pero hace falta cambiar de herramienta, saber utilizarlo, etc. En la mano, uno tiene todas las herramientas y estas cambian automáticamente en función de lo que se desea: es siempre más rápido.

– Además, se pueden añadir flechas, conectores, dibujos y otros elementos. En la escritura digital también, pero no con libertad absoluta como en la manual.

– La escritura manual es amiga de la creatividad y la imaginación. Por la facilidad anteriormente comentada para insertar un comentario, una frase derivada de otra, conectores y marcadores, etc; es la más indicada para que no se escape ninguna idea de las que se tienen en la cabeza, y para estructurarlas de una manera visual. Por lo tanto, es ideal para bocetos y borradores, para que no se escape nada en una primera fase de artículos, organigramas, textos literarios, cartas…

  • Es más artístico y auténtico. El resultado puede ser bello: es tu trazo, tu letra; estás añadiendo un componente único al contenido que nadie más podría repetir aunque copiara íntegramente las mismas palabras. Refleja tu personalidad. Por eso no debería pasar de moda a la hora de escribir tarjetas de felicitación o agradecimiento, cartas u otros textos personales. Un texto digital no parece tuyo, ya que podría haberlo escrito cualquier otra persona.

– Ayuda a aclarar las ideas, debido que uno debe hacerse una representación mental de las letras que va a escribir, y eso ayuda a aclarar los pensamientos. Además, cuando se escribe a mano, se tiende a pensar un poco más antes de escribir: en el ordenador, como existe la posibilidad de borrar sin dejar rastro, tendemos a ser más impetuosos y pensar menos.

  • Trabajar con artículos de papelería es una delicia. El placer de comenzar la primera hoja de un cuaderno nuevo con un gramaje adecuado hace que apetezca más escribir y crear. Dependiendo del instrumento utilizado, uno tiende a escribir de una forma u otra, e incluso tiende más a decir unas cosas que otras. La hoja en blanco de un editor digital siempre es la misma, nunca va a variar tu discurso por sus características. El hecho de que el lienzo donde uno escribe influye en lo que se crea queda manifiesto en projectos como “OmmWriter”, que propone «entornos digitales» más bellos que los de los editores de texto habituales.

  • Escribir a mano tiene propiedades terapéuticas. Cuando en una terapia se encarga al paciente que escriba algo relacionado con su vida, normalmente se le pide que lo haga a mano. También puede ser una actividad relajante. Además, la escritura manual está recomendada en problemas de motricidad y de pérdida de memoria, ya que ralentiza el envejecimiento.
  • En muchas ocasiones, es más sencilla, inmediata y accesible que la escritura digital. Por ejemplo, para tomar nota de una llamada telefónica o anotar algo que se quiere recordar posteriormente. Suele implicar menos tiempo que el de encender un dispositivo, abrir un documento o buscar uno ya existente.
  • Ayuda al aprendizaje. Varios estudios han concluido que los estudiantes no deberían dejar de escribir las cosas a mano, porque el hecho de escribirlas de su puño y letra hace que las memoricen mejor. La escritura manual también está asociada a una mejor comprensión del lenguaje y su estructura.
  • Es un descanso para los ojos. Mirar a una pantalla genera una relativa ansiedad. Es un objeto luminoso y los ojos sufren si se fija la vista en demasiado tiempo. Por eso, si se quiere reflexionar y escribir unas pocas palabras cada muchos minutos, es mucho mejor un cuaderno. Así, se deja la pantalla solo para el momento de pasar ese texto a limpio o para escribir comunicaciones más inmediatas.

– Es un descanso para las muñecas. Escribir mucho a mano tampoco es bueno, pero al menos alternar ambos medios puede ser recomendable, especialmente si emplea uno demasiadas horas frente al ordenador. Por extensión, también se puede descansar la espalda si se escribe desde sitios diferentes a la silla donde uno se sienta a trabajar en el ordenador.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Dejando los romanticismos a un lado, escribir a mano tiene algunas ventajas que hacen que algunos nos resistamos a rodearnos de cuadernos y libretas. Aquí van algunos de esos beneficios:

– La escritura manual es más flexible que cualquier editor de texto digital. Hay muchas cosas que con los editores de texto no se pueden hacer o requieren un gran conocimiento de la herramienta o un excesivo tiempo de realización. Por ejemplo, escribir en vertical en un margen, abarcar un párrafo con una llave, etc.

– Escribir a mano permite priorizar de forma muy visual. Es posible subrayar un texto, escribirlo de otro color, en un tamaño mayor, tachar, rodear… Estos recursos también se pueden conseguir con los editores de texto, pero hace falta cambiar de herramienta, saber utilizarlo, etc. En la mano, uno tiene todas las herramientas y estas cambian automáticamente en función de lo que se desea: es siempre más rápido.

– Además, se pueden añadir flechas, conectores, dibujos y otros elementos. En la escritura digital también, pero no con libertad absoluta como en la manual.

– La escritura manual es amiga de la creatividad y la imaginación. Por la facilidad anteriormente comentada para insertar un comentario, una frase derivada de otra, conectores y marcadores, etc; es la más indicada para que no se escape ninguna idea de las que se tienen en la cabeza, y para estructurarlas de una manera visual. Por lo tanto, es ideal para bocetos y borradores, para que no se escape nada en una primera fase de artículos, organigramas, textos literarios, cartas…

  • Es más artístico y auténtico. El resultado puede ser bello: es tu trazo, tu letra; estás añadiendo un componente único al contenido que nadie más podría repetir aunque copiara íntegramente las mismas palabras. Refleja tu personalidad. Por eso no debería pasar de moda a la hora de escribir tarjetas de felicitación o agradecimiento, cartas u otros textos personales. Un texto digital no parece tuyo, ya que podría haberlo escrito cualquier otra persona.

– Ayuda a aclarar las ideas, debido que uno debe hacerse una representación mental de las letras que va a escribir, y eso ayuda a aclarar los pensamientos. Además, cuando se escribe a mano, se tiende a pensar un poco más antes de escribir: en el ordenador, como existe la posibilidad de borrar sin dejar rastro, tendemos a ser más impetuosos y pensar menos.

  • Trabajar con artículos de papelería es una delicia. El placer de comenzar la primera hoja de un cuaderno nuevo con un gramaje adecuado hace que apetezca más escribir y crear. Dependiendo del instrumento utilizado, uno tiende a escribir de una forma u otra, e incluso tiende más a decir unas cosas que otras. La hoja en blanco de un editor digital siempre es la misma, nunca va a variar tu discurso por sus características. El hecho de que el lienzo donde uno escribe influye en lo que se crea queda manifiesto en projectos como “OmmWriter”, que propone «entornos digitales» más bellos que los de los editores de texto habituales.

  • Escribir a mano tiene propiedades terapéuticas. Cuando en una terapia se encarga al paciente que escriba algo relacionado con su vida, normalmente se le pide que lo haga a mano. También puede ser una actividad relajante. Además, la escritura manual está recomendada en problemas de motricidad y de pérdida de memoria, ya que ralentiza el envejecimiento.
  • En muchas ocasiones, es más sencilla, inmediata y accesible que la escritura digital. Por ejemplo, para tomar nota de una llamada telefónica o anotar algo que se quiere recordar posteriormente. Suele implicar menos tiempo que el de encender un dispositivo, abrir un documento o buscar uno ya existente.
  • Ayuda al aprendizaje. Varios estudios han concluido que los estudiantes no deberían dejar de escribir las cosas a mano, porque el hecho de escribirlas de su puño y letra hace que las memoricen mejor. La escritura manual también está asociada a una mejor comprensión del lenguaje y su estructura.
  • Es un descanso para los ojos. Mirar a una pantalla genera una relativa ansiedad. Es un objeto luminoso y los ojos sufren si se fija la vista en demasiado tiempo. Por eso, si se quiere reflexionar y escribir unas pocas palabras cada muchos minutos, es mucho mejor un cuaderno. Así, se deja la pantalla solo para el momento de pasar ese texto a limpio o para escribir comunicaciones más inmediatas.

– Es un descanso para las muñecas. Escribir mucho a mano tampoco es bueno, pero al menos alternar ambos medios puede ser recomendable, especialmente si emplea uno demasiadas horas frente al ordenador. Por extensión, también se puede descansar la espalda si se escribe desde sitios diferentes a la silla donde uno se sienta a trabajar en el ordenador.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 5 posts más vistos de la semana
Una orgía para colorear
Los 6 posts más vistos de la semana
Una conferencia en la que no se cuenta nada
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies