fbpx
2 de enero 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Relatos ortográficos: El viajero engreído

2 de enero 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando volvió de su primer viaje al extranjero, algo había cambiado en su carácter para siempre. Pasó de ser una persona discreta y callada a convertirse en el ejemplo perfecto de un plasta. Su verborrea era tal que más de uno cambiaba de acera cuando le veía acercarse de lejos para no oírle. Tras aquel primer viaje hubo muchos más. Y con cada regreso, Título, que así se llamaba el aventurero, regresaba más pesado y más engreído. Así que, para demostrar su superioridad, empezó a vestirse con ropa de etiqueta sin importarle si salía de su casa para ir al gimnasio o a la coronación del rey.
Los vecinos murmuraban a su paso y se reían de la pomposidad de Título. Pero a él, que decía haberse codeado con lores ingleses y personalidades distinguidas de medio mundo, lo que pensaran los demás le importaba un pimiento. Y ahí sigue el dandy, practicando yoga vestido con frac, sin querer hacer caso a los que le aconsejan bajar del pedestal.
Habéis adivinado. Hoy vamos a hablar de cómo se escriben los títulos de «obras de creación», como las llama la RAE. Porque se observa por ahí una tendencia peligrosa a hacerlo mal y la Academia, que ya está muy mayor, se lleva unos soponcios tremendos.
En español, se escribe con mayúscula inicial únicamente la primera palabra del título de cualquier obra, ya sea un cómic, una peli, una obra de teatro o un programa de radio. Mientras que el resto de palabras que lo componen, a excepción de los nombres propios o expresiones que por su naturaleza exijan mayúscula, debe ir con minúscula.
Así pues, cuando escribimos *La Guerra de las Galaxias lo estamos haciendo muy mal, porque la forma correcta sería La guerra de las galaxias. Pasaría lo mismo con *Mujeres Desesperadas (Mujeres desesperadas), *Los Miserables (Los miserables) o *Cien Años de Soledad (Cien años de soledad).
Esta norma afecta también a títulos de obras escritas incluso cuando aún no estaban fijadas las normas ortográficas, como el Libro de buen amor (no *Libro de Buen Amor) o la Divina comedia (no *Divina Comedia).
Cuando nos enfrentamos a una obra con dos títulos alternativos, que suelen ir unidos por la conjunción o, la primera palabra del segundo título también va en mayúsculas: Bearn o La sala de las muñecas.
Y qué pasa cuando citamos y transcribimos un título extranjero a nuestra lengua. Bien, aquí tenemos dos opciones. La Academia prefiere que lo hagamos siguiendo la norma española, o sea, así: Breaking bad, Star wars o Lost in traslation. Pero como la costumbre de verlo escrito con mayúsculas (Breaking Bad, Star Wars, Lost in Traslation) es más fuerte que sus consejos, nos deja escribirlo según las normas de esas lenguas extranjeras. Eso sí, siempre y cuando las conozcamos bien. Que una mayúscula solo por adornar no es muy buena idea. Y que me perdonen los diseñadores.
Para terminar, recordaros que los títulos deben ir en cursiva obligatoriamente. Claro, que si sois de los que aún escribís a mano, la manera de distinguirlos en vuestro escrito es subrayándolos (El fantasma de Canterville).

Cuando volvió de su primer viaje al extranjero, algo había cambiado en su carácter para siempre. Pasó de ser una persona discreta y callada a convertirse en el ejemplo perfecto de un plasta. Su verborrea era tal que más de uno cambiaba de acera cuando le veía acercarse de lejos para no oírle. Tras aquel primer viaje hubo muchos más. Y con cada regreso, Título, que así se llamaba el aventurero, regresaba más pesado y más engreído. Así que, para demostrar su superioridad, empezó a vestirse con ropa de etiqueta sin importarle si salía de su casa para ir al gimnasio o a la coronación del rey.
Los vecinos murmuraban a su paso y se reían de la pomposidad de Título. Pero a él, que decía haberse codeado con lores ingleses y personalidades distinguidas de medio mundo, lo que pensaran los demás le importaba un pimiento. Y ahí sigue el dandy, practicando yoga vestido con frac, sin querer hacer caso a los que le aconsejan bajar del pedestal.
Habéis adivinado. Hoy vamos a hablar de cómo se escriben los títulos de «obras de creación», como las llama la RAE. Porque se observa por ahí una tendencia peligrosa a hacerlo mal y la Academia, que ya está muy mayor, se lleva unos soponcios tremendos.
En español, se escribe con mayúscula inicial únicamente la primera palabra del título de cualquier obra, ya sea un cómic, una peli, una obra de teatro o un programa de radio. Mientras que el resto de palabras que lo componen, a excepción de los nombres propios o expresiones que por su naturaleza exijan mayúscula, debe ir con minúscula.
Así pues, cuando escribimos *La Guerra de las Galaxias lo estamos haciendo muy mal, porque la forma correcta sería La guerra de las galaxias. Pasaría lo mismo con *Mujeres Desesperadas (Mujeres desesperadas), *Los Miserables (Los miserables) o *Cien Años de Soledad (Cien años de soledad).
Esta norma afecta también a títulos de obras escritas incluso cuando aún no estaban fijadas las normas ortográficas, como el Libro de buen amor (no *Libro de Buen Amor) o la Divina comedia (no *Divina Comedia).
Cuando nos enfrentamos a una obra con dos títulos alternativos, que suelen ir unidos por la conjunción o, la primera palabra del segundo título también va en mayúsculas: Bearn o La sala de las muñecas.
Y qué pasa cuando citamos y transcribimos un título extranjero a nuestra lengua. Bien, aquí tenemos dos opciones. La Academia prefiere que lo hagamos siguiendo la norma española, o sea, así: Breaking bad, Star wars o Lost in traslation. Pero como la costumbre de verlo escrito con mayúsculas (Breaking Bad, Star Wars, Lost in Traslation) es más fuerte que sus consejos, nos deja escribirlo según las normas de esas lenguas extranjeras. Eso sí, siempre y cuando las conozcamos bien. Que una mayúscula solo por adornar no es muy buena idea. Y que me perdonen los diseñadores.
Para terminar, recordaros que los títulos deben ir en cursiva obligatoriamente. Claro, que si sois de los que aún escribís a mano, la manera de distinguirlos en vuestro escrito es subrayándolos (El fantasma de Canterville).

Compártelo twitter facebook whatsapp
El reproductor de vinilos de VW
Las tres fotos que Kodak podría haberse hecho (y que, inexplicablemente, no se hizo)
Xkuty: una bici sin pedales para la ciudad
En busca del primer poema escrito en código (mucho antes de que existieran los PC…)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • «…se escribe con mayúscula inicial únicamente la primera palabra del título de cualquier obra»…
    Usualmete es un articulo (la, el, los)
    Despues de su primer viaje al extranjero, cambio su caracter para siempre. De una persona discreta y callada a un ejemplo perfecto de «plasta». Su verborrea fue tal mas de uno cambio de acera…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *