5 de febrero 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

La cerámica a baja resolución de Toshiya Masuda

5 de febrero 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Se trata de un grifo, de un huevo frito o de una botella de cerveza que ha volcado y ha perdido parte de su contenido. Se identifican pese a verse pixelados. No es un problema en la capacidad de enfoque de los ojos del espectador ni de la pantalla de su dispositivo. Es que, como recoge Ufunk.net, a Toshiya Masuda le fascina esculpir objetos cotidianos a baja resolución

«Juzgamos las cosas en función de las experiencias o de los conocimientos que hemos adquirido a medida que crecemos. Los conceptos toman sentido en nuestra mente casi sin darnos cuenta. Por eso, cuando nos hablan de cerámica nos aparece la imagen de una vasija, materiales como el barro, el esmalte, el color marrón… Mientras que cuando nos hablan de CG irremediablemente pensamos en videojuegos, en imágenes digitales que no podemos tocar».

esculturas pixeladas 1

A Masuda le gusta jugar hasta acabar con aquella categorización. «Produzco imágenes digitales, que no tienen textura ni realidad, y les doy vida mediante el arte de la cerámica», cuenta en su web.

Para el escultor japonés, el impacto que en un primer momento causan sus esculturas pixeladas pueden servir de ayuda al espectador «para entender la realidad de este siglo que consiste en la mezcla del mundo real con el mundo virtual».

esculturas pixeladas 2

esculturas pixeladas 3

esculturas pixeladas 5 esculturas pixeladas 6

esculturas pixeladas 7

esculturas pixeladas 8

esculturas pixeladas 9

esculturas pixeladas 10

esculturas pixeladas 11 esculturas pixeladas 12

esculturas pixeladas 15

esculturas pixeladas 16

esculturas pixeladas 13 esculturas pixeladas 14

Se trata de un grifo, de un huevo frito o de una botella de cerveza que ha volcado y ha perdido parte de su contenido. Se identifican pese a verse pixelados. No es un problema en la capacidad de enfoque de los ojos del espectador ni de la pantalla de su dispositivo. Es que, como recoge Ufunk.net, a Toshiya Masuda le fascina esculpir objetos cotidianos a baja resolución

«Juzgamos las cosas en función de las experiencias o de los conocimientos que hemos adquirido a medida que crecemos. Los conceptos toman sentido en nuestra mente casi sin darnos cuenta. Por eso, cuando nos hablan de cerámica nos aparece la imagen de una vasija, materiales como el barro, el esmalte, el color marrón… Mientras que cuando nos hablan de CG irremediablemente pensamos en videojuegos, en imágenes digitales que no podemos tocar».

esculturas pixeladas 1

A Masuda le gusta jugar hasta acabar con aquella categorización. «Produzco imágenes digitales, que no tienen textura ni realidad, y les doy vida mediante el arte de la cerámica», cuenta en su web.

Para el escultor japonés, el impacto que en un primer momento causan sus esculturas pixeladas pueden servir de ayuda al espectador «para entender la realidad de este siglo que consiste en la mezcla del mundo real con el mundo virtual».

esculturas pixeladas 2

esculturas pixeladas 3

esculturas pixeladas 5 esculturas pixeladas 6

esculturas pixeladas 7

esculturas pixeladas 8

esculturas pixeladas 9

esculturas pixeladas 10

esculturas pixeladas 11 esculturas pixeladas 12

esculturas pixeladas 15

esculturas pixeladas 16

esculturas pixeladas 13 esculturas pixeladas 14

Compártelo twitter facebook whatsapp
Abracadabrapp: la Moleskine que hace fotos con filtros manuales
De Loveland, con amor
Diminutos sobrantes de madera convertidos en objetos únicos
La entrañable fealdad de las mascotas deportivas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies