fbpx
10 de abril 2012    /   IDEAS
por
 

Españavisión

10 de abril 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En apenas mes y medio asistiremos a la liturgia catódica más vintage de nuestros días. Eurovisión sobrevive como festival gracias, en gran parte, al fenómeno burla de las redes sociales. Pero sigue siendo un fenómeno. Y eso a pesar de que edición tras edición nos humillan en una especie de lógica estratégica de países que se apoyan entre sí y dejan de lado nuestro talento. No os preocupéis, tenemos la solución.

Lo que antaño era el único contacto con el exterior de una España pacata y cateta hoy es un fenómeno friki en toda regla. Cada año seguimos intentándolo, ya sea con ‘triunfitos’ más o menos talentosos, ya sea con creaciones televisivas que irritaron a los puristas, ya sea con canciones que se llaman canciones por llamarlas de alguna forma. Y cada año, claro, volvemos a casa cruzando los dedos para no cerrar la tabla.

Pero en esta vida hay que saber aprovechar las virtudes geopolíticas a favor de uno mismo. Si somos conscientes de que nunca ganaremos Eurovisión porque todos se apoyan entre sí y pasan de nosotros, entonces bajemos a casa. ¿Harto de esta España que no es una, sino diecisiete? ¿Cansado de ponerte malo en una Comunidad Autónoma diferente a la tuya y que tu tarjeta sanitaria no valga? ¿De que haya autonomías que sientes que chupan más presupuestos de los que chupa la tuya?

Ahí está la solución: pasemos de Eurovisión y hagamos Españavisión, una dura competición musical en esta España de taifas que avive convenientemente esas estúpidas rivalidades territoriales a golpe de canción infame. Y qué mejor muestra de canciones que representan ese ensayo de federalismo que no lo es de esta España nuestra que los himnos autonómicos. Sí, amigos, de las diecisiete comunidades autónomas que existen en España sólo cinco carecen oficialmente de himno. Digamos que no han pasado de semifinales. Son La Rioja, las dos Castillas, Murcia y Baleares. El resto, las otras doce, compiten por llevarse 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2 y 1 punto.

Así que ya sabes, escucha esta demoledora tracklist regional y deja tus votos en los comentarios. Este año sí que ganamos Eurovisión. Al menos, algunos.

Galicia (Os Pinos)

 

Asturias (Asturias patria querida)

 

Cantabria (Himno a la montaña)

 

Euskadi (Eusko abendaren ereserkia)

 

Cataluña (Els segadors)

 

Aragón (Himno de Aragón)

 

Navarra (Himno de las Cortes)

 

Madrid (Himno de la Comunidad de Madrid)

 

Comunidad Valenciana (Himne de València)

 

Extremadura (Himno de Extremadura)

 

Andalucía (Himno de Andalucía)

 

Canarias (Arrorró)

En apenas mes y medio asistiremos a la liturgia catódica más vintage de nuestros días. Eurovisión sobrevive como festival gracias, en gran parte, al fenómeno burla de las redes sociales. Pero sigue siendo un fenómeno. Y eso a pesar de que edición tras edición nos humillan en una especie de lógica estratégica de países que se apoyan entre sí y dejan de lado nuestro talento. No os preocupéis, tenemos la solución.

Lo que antaño era el único contacto con el exterior de una España pacata y cateta hoy es un fenómeno friki en toda regla. Cada año seguimos intentándolo, ya sea con ‘triunfitos’ más o menos talentosos, ya sea con creaciones televisivas que irritaron a los puristas, ya sea con canciones que se llaman canciones por llamarlas de alguna forma. Y cada año, claro, volvemos a casa cruzando los dedos para no cerrar la tabla.

Pero en esta vida hay que saber aprovechar las virtudes geopolíticas a favor de uno mismo. Si somos conscientes de que nunca ganaremos Eurovisión porque todos se apoyan entre sí y pasan de nosotros, entonces bajemos a casa. ¿Harto de esta España que no es una, sino diecisiete? ¿Cansado de ponerte malo en una Comunidad Autónoma diferente a la tuya y que tu tarjeta sanitaria no valga? ¿De que haya autonomías que sientes que chupan más presupuestos de los que chupa la tuya?

Ahí está la solución: pasemos de Eurovisión y hagamos Españavisión, una dura competición musical en esta España de taifas que avive convenientemente esas estúpidas rivalidades territoriales a golpe de canción infame. Y qué mejor muestra de canciones que representan ese ensayo de federalismo que no lo es de esta España nuestra que los himnos autonómicos. Sí, amigos, de las diecisiete comunidades autónomas que existen en España sólo cinco carecen oficialmente de himno. Digamos que no han pasado de semifinales. Son La Rioja, las dos Castillas, Murcia y Baleares. El resto, las otras doce, compiten por llevarse 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2 y 1 punto.

Así que ya sabes, escucha esta demoledora tracklist regional y deja tus votos en los comentarios. Este año sí que ganamos Eurovisión. Al menos, algunos.

Galicia (Os Pinos)

 

Asturias (Asturias patria querida)

 

Cantabria (Himno a la montaña)

 

Euskadi (Eusko abendaren ereserkia)

 

Cataluña (Els segadors)

 

Aragón (Himno de Aragón)

 

Navarra (Himno de las Cortes)

 

Madrid (Himno de la Comunidad de Madrid)

 

Comunidad Valenciana (Himne de València)

 

Extremadura (Himno de Extremadura)

 

Andalucía (Himno de Andalucía)

 

Canarias (Arrorró)

Compártelo twitter facebook whatsapp
Menudeo de literatura por las calles de Guadalajara
El libro que te enseña a defenderte de la publicidad
El origen de los dichos: Fíate de la Virgen, y no corras
No estamos locos, que sabemos lo que queremos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deberías informarte mejor por qué Eurovisión sigue triunfando en vez de escribir disparates y tonterías. Es una pena que periodistas (si es que lo son) caigan tan bajo escribiendo sin datos estadísticos correctos y muchos menos que escriban con auténtico desconocimiento. Creo que lo suyo no es el periodismo bien hecho, le pega a usted Tele 5.

  • El mejor, sin dudarlo un instante, el Asturias patria querida. Accesit al himno valenciano, por su música: en algo se tiene que notar la tradición profunda musical de esa tierra. Y al de Madrid por su letra: no lo conocía, y sorprende que los madrileños sepan reírse de si mismos con nada menos que el himno oficial. Los demás, todos y cada uno de ellos, me parecen un peñazo insoportable.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *