14 de septiembre 2015    /   DIGITAL
por
 

Estas focas se parecen a los refugiados sirios

14 de septiembre 2015    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

La inteligencia artificial y los algoritmos que determinan su funcionamiento son un misterio para el usuario común de internet. Vemos cómo los asistentes de nuestros móviles nos contestan cuando hablamos con ellos; vemos cómo redes sociales como Facebook ofrece un contenido u otro dependiendo del usuario o vemos, en el caso de Google, cómo el buscador es capaz de buscar imágenes similares a una sugerida por el usuario.
(Opinión)
El terreno por conquistar es aún amplísimo. Sin un ser humano capaz de decidir la conveniencia de un contenido es casi imposible aplicar una dimensión moral a la organización de la información en la red. Eso puede dar lugar a situaciones incómodas.
Refugee-604974
Esta foto de Reuters ha estado en las pantallas de ordenador de medio mundo durante el fin de semana. Si alguien ha estado en fuera de juego durante ese tiempo, es posible que trate de averiguar su origen para escarbar en la historia en la que se enmarca.
Una de las maneras más sencillas se basa en utilizar el buscador de imágenes de Google. Así, puedes acercarte al primer sitio web en el que se publicó o a una web en la que cuente la historia de la foto.
Google, a la vez, ofrece imágenes visualmente similares a la que se introduce el buscador. Estos son algunos de los resultados ofrecidos por la inteligencia artificial.
360816676-broughton-archipelago-detroit-de-la-reine-charlotte-otarie-vancouver-island Galapagos-Sea-Lion-with-Bonita-Mackerel-_MG_0623---James-Bay--Peurto-Egas---Santiago-Galapagos sea-otter-eating-crab-elkhorn-slough-national-estuarine-research-reserve-an5t8a
No hay nada ofensivo en que un buscador asimile fotos de similares patrones estéticos y, por supuesto, no hay nada ofensivo en que exista una similitud con un animal. Pero los resultados ofrecidos en un tema tan sensible como el del cementerio en el que se ha convertido el Mediterráneo debería hacer reflexionar a los desarrolladores acerca del comportamiento automático de las tecnología que utilizamos.
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

La inteligencia artificial y los algoritmos que determinan su funcionamiento son un misterio para el usuario común de internet. Vemos cómo los asistentes de nuestros móviles nos contestan cuando hablamos con ellos; vemos cómo redes sociales como Facebook ofrece un contenido u otro dependiendo del usuario o vemos, en el caso de Google, cómo el buscador es capaz de buscar imágenes similares a una sugerida por el usuario.
(Opinión)
El terreno por conquistar es aún amplísimo. Sin un ser humano capaz de decidir la conveniencia de un contenido es casi imposible aplicar una dimensión moral a la organización de la información en la red. Eso puede dar lugar a situaciones incómodas.
Refugee-604974
Esta foto de Reuters ha estado en las pantallas de ordenador de medio mundo durante el fin de semana. Si alguien ha estado en fuera de juego durante ese tiempo, es posible que trate de averiguar su origen para escarbar en la historia en la que se enmarca.
Una de las maneras más sencillas se basa en utilizar el buscador de imágenes de Google. Así, puedes acercarte al primer sitio web en el que se publicó o a una web en la que cuente la historia de la foto.
Google, a la vez, ofrece imágenes visualmente similares a la que se introduce el buscador. Estos son algunos de los resultados ofrecidos por la inteligencia artificial.
360816676-broughton-archipelago-detroit-de-la-reine-charlotte-otarie-vancouver-island Galapagos-Sea-Lion-with-Bonita-Mackerel-_MG_0623---James-Bay--Peurto-Egas---Santiago-Galapagos sea-otter-eating-crab-elkhorn-slough-national-estuarine-research-reserve-an5t8a
No hay nada ofensivo en que un buscador asimile fotos de similares patrones estéticos y, por supuesto, no hay nada ofensivo en que exista una similitud con un animal. Pero los resultados ofrecidos en un tema tan sensible como el del cementerio en el que se ha convertido el Mediterráneo debería hacer reflexionar a los desarrolladores acerca del comportamiento automático de las tecnología que utilizamos.
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Me pone un café y una impresión 3D, por favor?
ScareMail: lluvia de palabras contra la vigilancia indiscriminada
Durex lanza una red social especializada en sexo
La prostitución de los prosumidores
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp