30 de junio 2014    /   CINE/TV
por
 

Una hora y once minutos para desenmascarar al euro y a la UE

30 de junio 2014    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La caída de aquel muro auguraba una nueva Europa y, por ende, un nuevo mundo. Se acabaron las guerras frías y los dos bloques. Pocos imaginaban, sin embargo, que la flamante andadura del continente desembocaría casi dos décadas después en su mayor crisis financiera. Una crisis que podría estar alentada por la propia Unión Europea. Tras el aparente masoquismo se escondería el anhelo de las altas esferas de acabar con las conquistas sociales alcanzadas durante los últimos 50 años y competir así, de igual a igual, con las otras dos grandes potencias económicas: EE UU y, en especial, China. Es una de las teorías que se desprende de Euroestafa, #Undocumentalincómodo, del realizador Guillermo Cruz y basado en los estudios económicos de Ricardo Vergés.


Fue más o menos hace 10 años cuando Guillermo Cruz comenzó a sentir esa desazón propia de quien se siente como un perro verde. «Todo el mundo a mi alrededor (amigos, familia, compañeros de trabajo…) se compraba casas por un precio desorbitado. No llegaba a entenderlo, y menos cuando después de un año te aseguraban que habían ganado dinero con aquella inversión y, además, ampliaban hipoteca y se compraban un coche de amplia gama».
Aquella situación para Guillermo era lo suficientemente incomprensible como para convertirla en el tema de su próximo documental. No era el primero sobre temas sociales, «pero al estar relacionado con la economía, un asunto sobre el que no soy experto, me vi obligado a investigar». Y así surgió Spanish Dream:

«Era un trabajo muy de campo sobre la burbuja inmobiliaria, hecho desde la inquietud y desde la ignorancia». Pero también fue el inicio de su relación con Ricardo Vergés, catedrático en economía inmobiliaria. «Él participó en el documental y cuando vio el resultado le pareció muy bien, pero me dijo que un documental solo se quedaba corto. Había que hacer más».
Vergel puso a disposición de Cruz su tesis económica. Era 2008. Mientras Guillermo y Ricardo trabajaban codo con codo en un guión basado en las teorías del segundo, se producía el estallido de la burbuja inmobiliaria y la consecuente crisis económica. El documental ideado por el economista y el realizador cobraba aún más sentido, si cabe.
La campaña de crowdfunding cosechó el éxito alcanzado y, después de seis años de trabajo, Euroestafa #Undocumentalincómodo por fin se estrenaba el pasado 26 de junio. «Esperamos que llegue al mayor número de gente posible. Documentales como este aportan una información alternativa a la oficial muy necesaria».
Aunque Guillermo no es optimista en cuanto a su difusión en los medios ‘de masas’. «De momento, ninguno de los grandes medios se ha puesto en contacto conmigo para que les hable del documental, y eso que se lo he enviado a todos. Sí lo han hecho profesionales que trabajan en ellos, pero a título personal. Supongo que lo harán de forma oficial en el caso de que el documental se convierta en un fenómeno online, pero no antes». Aunque a Guillermo esto no le soprende. De hecho, esos mismos medios son señalados como cómplices del establishment al no denunciar y contar toda la verdad sobre la crisis. Demasiados intereses en juego…
Por suerte existen las redes sociales en las que confía a la hora de dar visibilidad al documental. También es optimista ante la labor que puedan realizar de cara a un futuro las nuevas plataformas y partidos políticos, fruto del hartazgo generalizado, aunque solo sea por la alternativa que suponen al dañino bipartidismo. «Espero que, al menos, toda la situación que estamos viviendo sirva para que a partir de ahora seamos menos ingenuos y no confiemos tanto en los políticos y en los bancos como lo habíamos hechos antes de la crisis».
Entonces, y sin afán de spoilear el documental, ¿el futuro del país pasa por una salida de Europa? Es más, ¿es necesario acabar con la Unión Europea para garantizar un futuro al continente? «En mi opinión, la Unión Europea tal y como está concebida no es beneficiosa para la sociedad española ni la europea en general. Los únicos beneficiados son los grandes capitales porque es una Europa que se ha construido al abrigo de los grandes negocios, las grandes empresas… Yo no sé si la salida del euro, en el caso de España, puede ser la solución para su futuro. Lo que sí creo es que es necesario una nueva concepción de lo que es la Unión Europea, que sea más de la gente, del pueblo, y no tanto de la economía. La solución es compleja y no sé si alguien la tiene».
 

La caída de aquel muro auguraba una nueva Europa y, por ende, un nuevo mundo. Se acabaron las guerras frías y los dos bloques. Pocos imaginaban, sin embargo, que la flamante andadura del continente desembocaría casi dos décadas después en su mayor crisis financiera. Una crisis que podría estar alentada por la propia Unión Europea. Tras el aparente masoquismo se escondería el anhelo de las altas esferas de acabar con las conquistas sociales alcanzadas durante los últimos 50 años y competir así, de igual a igual, con las otras dos grandes potencias económicas: EE UU y, en especial, China. Es una de las teorías que se desprende de Euroestafa, #Undocumentalincómodo, del realizador Guillermo Cruz y basado en los estudios económicos de Ricardo Vergés.


Fue más o menos hace 10 años cuando Guillermo Cruz comenzó a sentir esa desazón propia de quien se siente como un perro verde. «Todo el mundo a mi alrededor (amigos, familia, compañeros de trabajo…) se compraba casas por un precio desorbitado. No llegaba a entenderlo, y menos cuando después de un año te aseguraban que habían ganado dinero con aquella inversión y, además, ampliaban hipoteca y se compraban un coche de amplia gama».
Aquella situación para Guillermo era lo suficientemente incomprensible como para convertirla en el tema de su próximo documental. No era el primero sobre temas sociales, «pero al estar relacionado con la economía, un asunto sobre el que no soy experto, me vi obligado a investigar». Y así surgió Spanish Dream:

«Era un trabajo muy de campo sobre la burbuja inmobiliaria, hecho desde la inquietud y desde la ignorancia». Pero también fue el inicio de su relación con Ricardo Vergés, catedrático en economía inmobiliaria. «Él participó en el documental y cuando vio el resultado le pareció muy bien, pero me dijo que un documental solo se quedaba corto. Había que hacer más».
Vergel puso a disposición de Cruz su tesis económica. Era 2008. Mientras Guillermo y Ricardo trabajaban codo con codo en un guión basado en las teorías del segundo, se producía el estallido de la burbuja inmobiliaria y la consecuente crisis económica. El documental ideado por el economista y el realizador cobraba aún más sentido, si cabe.
La campaña de crowdfunding cosechó el éxito alcanzado y, después de seis años de trabajo, Euroestafa #Undocumentalincómodo por fin se estrenaba el pasado 26 de junio. «Esperamos que llegue al mayor número de gente posible. Documentales como este aportan una información alternativa a la oficial muy necesaria».
Aunque Guillermo no es optimista en cuanto a su difusión en los medios ‘de masas’. «De momento, ninguno de los grandes medios se ha puesto en contacto conmigo para que les hable del documental, y eso que se lo he enviado a todos. Sí lo han hecho profesionales que trabajan en ellos, pero a título personal. Supongo que lo harán de forma oficial en el caso de que el documental se convierta en un fenómeno online, pero no antes». Aunque a Guillermo esto no le soprende. De hecho, esos mismos medios son señalados como cómplices del establishment al no denunciar y contar toda la verdad sobre la crisis. Demasiados intereses en juego…
Por suerte existen las redes sociales en las que confía a la hora de dar visibilidad al documental. También es optimista ante la labor que puedan realizar de cara a un futuro las nuevas plataformas y partidos políticos, fruto del hartazgo generalizado, aunque solo sea por la alternativa que suponen al dañino bipartidismo. «Espero que, al menos, toda la situación que estamos viviendo sirva para que a partir de ahora seamos menos ingenuos y no confiemos tanto en los políticos y en los bancos como lo habíamos hechos antes de la crisis».
Entonces, y sin afán de spoilear el documental, ¿el futuro del país pasa por una salida de Europa? Es más, ¿es necesario acabar con la Unión Europea para garantizar un futuro al continente? «En mi opinión, la Unión Europea tal y como está concebida no es beneficiosa para la sociedad española ni la europea en general. Los únicos beneficiados son los grandes capitales porque es una Europa que se ha construido al abrigo de los grandes negocios, las grandes empresas… Yo no sé si la salida del euro, en el caso de España, puede ser la solución para su futuro. Lo que sí creo es que es necesario una nueva concepción de lo que es la Unión Europea, que sea más de la gente, del pueblo, y no tanto de la economía. La solución es compleja y no sé si alguien la tiene».
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Juego de Tronos: El Muro que nos separa de nosotros mismos
El cáncer en el cine y la televisión: del tabú a la comedia
La innovación hará inmortal a Star Wars
Black Mirror (4×05): Cabeza de metal, la Bella y la Bestia
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Estuve en gaitalandia hace un mes, realmente uds no entienden que deben economizar, mas haya de los grandes negociados políticos. Nosotros los argentinos, vivimos en decadencia, estámos unos años bien y despues, por décadas, muy mal, sabemos manejarnos como en épocas de posguerra. Deberían venir a copiar como vivimos así lo aplican en España.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *