fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
20 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT
 

Nunca habías visto así las fábulas de La Fontaine

20 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En el siglo XVII, cuando Jean de La Fontaine creó sus fábulas, ya le dio importancia a las imágenes que las acompañaban. Sus cuentos, pese al protagonismo de su contenido y sus conocidas moralejas, se publicaron desde el principio en múltiples ediciones ilustradas.

Cuatrocientos años más tarde, en una escuela de diseño se han propuesto averiguar cuánto pueden ganar estas historias «de toda la vida» si se presentan con un diseño y una maquetación actuales. «La maquetación, más que un ejercicio de diseño, es una autentica estrategia de comunicación que debe facilitar el acceso a la información y ser capaz a su vez de seducir al lector aportando elementos gráficos que contextualizan su contenido. El fondo sin las formas no tiene sentido», explica el profesor de ESNE Renato Seixas, que añade que «un diseño vacío de contenido también pierde su esencia».

Ser diseñador es ni más ni menos que ser un cuentacuentos visual.

Los alumnos de segundo año del Grado Universitario en Diseño Multimedia y Gráfico de ESNE – Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, realizaron una práctica que consistía en elegir una de las fábulas de La Fontaine y maquetarla a doble página como si fuera a ser publicada en una revista de papel. Preguntado sobre el porqué de dicha elección, Seixas explica que «la formación universitaria implica acudir a obras referentes para enriquecer el bagaje cultural de los alumnos». Las fábulas de La Fontaine enseñan moralejas atemporales, y los alumnos han tenido que crear las narrativas gráficas para contarlas. «Ser diseñador es ni más ni menos que ser un cuentacuentos visual», asegura el profesor.

Los alumnos buscaron la unidad armónica entre el texto, la imagen y la maquetación jugando con los elementos fijos y variables: las tipografías, las imágenes, el logo, la paleta de color…

Renato Seixas opina que la batalla entre analógico y digital no es tal. «Lo analógico no tiene por qué ser enemigo de lo digital. Al igual que este último permite espontaneidad, rapidez, viralidad y movimiento, el formato analógico ha sabido reinterpretarse potenciando sus puntos fuertes como pueden ser el tacto, el olor, el formato, el volumen o la emoción de lo físico, de lo humano. La edición papel sigue teniendo un encanto difícil de resistir».

Estos fueron algunos de los resultados de esta práctica «fabulosa».

fábula

Álvaro Ramos

A propósito de esta pieza, el profesor comenta lo siguiente: «La propuesta del alumno Álvaro Ramos me ha sorprendido en primer lugar por la selección de la fábula, que no es la más conocida de La Fontaine. Sin embargo, su temática es totalmente actual, ya que el narciso descrito huye de los espejos para no percibir el reflejo de sus defectos. Álvaro ha sabido plasmar el campo lexical del reflejo y de la identidad humana con una estética muy fresca y joven. El guiño a los colores 3D y el ritmo repetitivo del collage han captado a la perfección la moraleja de la fábula en cuestión, El hombre y su imagen».

fábula

Cristina Giménez

fábula

David Otero

fábula

David Rellano

fábula

Félix Ruiz

fábula

Guillermo González

fábula

Laura Fernández

fábula

María Albillos

fábula

María Cano

fábula

Miguel Checa

fábula

Pedro Jareño

fábula

Sara González del Valle

En el siglo XVII, cuando Jean de La Fontaine creó sus fábulas, ya le dio importancia a las imágenes que las acompañaban. Sus cuentos, pese al protagonismo de su contenido y sus conocidas moralejas, se publicaron desde el principio en múltiples ediciones ilustradas.

Cuatrocientos años más tarde, en una escuela de diseño se han propuesto averiguar cuánto pueden ganar estas historias «de toda la vida» si se presentan con un diseño y una maquetación actuales. «La maquetación, más que un ejercicio de diseño, es una autentica estrategia de comunicación que debe facilitar el acceso a la información y ser capaz a su vez de seducir al lector aportando elementos gráficos que contextualizan su contenido. El fondo sin las formas no tiene sentido», explica el profesor de ESNE Renato Seixas, que añade que «un diseño vacío de contenido también pierde su esencia».

Ser diseñador es ni más ni menos que ser un cuentacuentos visual.

Los alumnos de segundo año del Grado Universitario en Diseño Multimedia y Gráfico de ESNE – Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, realizaron una práctica que consistía en elegir una de las fábulas de La Fontaine y maquetarla a doble página como si fuera a ser publicada en una revista de papel. Preguntado sobre el porqué de dicha elección, Seixas explica que «la formación universitaria implica acudir a obras referentes para enriquecer el bagaje cultural de los alumnos». Las fábulas de La Fontaine enseñan moralejas atemporales, y los alumnos han tenido que crear las narrativas gráficas para contarlas. «Ser diseñador es ni más ni menos que ser un cuentacuentos visual», asegura el profesor.

Los alumnos buscaron la unidad armónica entre el texto, la imagen y la maquetación jugando con los elementos fijos y variables: las tipografías, las imágenes, el logo, la paleta de color…

Renato Seixas opina que la batalla entre analógico y digital no es tal. «Lo analógico no tiene por qué ser enemigo de lo digital. Al igual que este último permite espontaneidad, rapidez, viralidad y movimiento, el formato analógico ha sabido reinterpretarse potenciando sus puntos fuertes como pueden ser el tacto, el olor, el formato, el volumen o la emoción de lo físico, de lo humano. La edición papel sigue teniendo un encanto difícil de resistir».

Estos fueron algunos de los resultados de esta práctica «fabulosa».

fábula

Álvaro Ramos

A propósito de esta pieza, el profesor comenta lo siguiente: «La propuesta del alumno Álvaro Ramos me ha sorprendido en primer lugar por la selección de la fábula, que no es la más conocida de La Fontaine. Sin embargo, su temática es totalmente actual, ya que el narciso descrito huye de los espejos para no percibir el reflejo de sus defectos. Álvaro ha sabido plasmar el campo lexical del reflejo y de la identidad humana con una estética muy fresca y joven. El guiño a los colores 3D y el ritmo repetitivo del collage han captado a la perfección la moraleja de la fábula en cuestión, El hombre y su imagen».

fábula

Cristina Giménez

fábula

David Otero

fábula

David Rellano

fábula

Félix Ruiz

fábula

Guillermo González

fábula

Laura Fernández

fábula

María Albillos

fábula

María Cano

fábula

Miguel Checa

fábula

Pedro Jareño

fábula

Sara González del Valle

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Han sido los milenials el parapeto que ha liberado a la generación Z del rechazo y las burlas?
Grandes mujeres que no están en Wikipedia
Un atlas imprescindible para viajar por los metros del mundo
Juegos para que tu hijo aprenda a programar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies