8 de septiembre 2020    /   DIGITAL
por
 

‘Fall Guys’. El Gran Prix llega a la Playstation

8 de septiembre 2020    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Uno de los juegos más grandes del año estuvo a punto de no publicarse. Se llama Fall Guys: Ultimate Knockout y su responsable es Mediatonic, un pequeño estudio de solo 48 personas. Después de dos años trabajando en el juego, cuando se acercaban al período crítico de trabajo (lo que se conoce en la industria como crunch) el virus truncó sus planes y mandó a todo el equipo a casa. Pero se adaptaron, trabajaron y lo terminaron. Cuando finalmente se lanzó el juego, a principios de agosto, todo hacía presagiar que sería un éxito. Pero no tan grande.

El Battle Royal es el género más grande (y más rentable) del videojuego. Pero en sus pocos años de vida apenas ha innovado: un grupo de jugadores se matan unos a otros hasta que solo queda uno vivo. Los escenarios cambian, la trama no. Fall Guys cambia esta dinámica, su estreno supone una innovadora -y necesaria- vuelta de tuerca a un género saturado.

El título de Mediatonic sustituye pistolas por pelotas gigantes, bombas por carreras de obstáculos y sangre por cómicas caídas. Fall Guys es una mezcla entre un Battle Royal y Humor Amarillo. Cambia a los concursantes de aquel mítico programa de los noventa por unos muñecos coloridos, un híbrido entre los Minions y unos Teletubbies espídicos. Y el resultado es francamente divertido. 24 escenarios retan al jugador, que tendrá que competir con otros 59 contrincantes para clasificarse. Hay castillos hinchables, carreras de obstáculos, partidas de fútbol. Y muchas caídas.

Fall Guys es divertido como jugador, pero también lo es como espectador. Más de 30 millones de horas de contenido en la plataforma de streaming Twitch en apenas un mes dan buena cuenta de ello. Este recién llegado ha superado en la plataforma de streaming a rivales del tamaño de Fornite, Call of Duty o Grand Theft Auto V. A su éxito han ayudado streamers como El Rubius, Ibai o Auronplay, pero también personalidades más alejadas del mundo del videojuego como el piloto de Fórmula 1 Lando Norris o el futbolista (y streamer) Kun Agüero.

Su éxito se ha terminado trasladando a las redes sociales. Al final del verano era difícil no toparse con un vídeo, un meme o una referencia al juego de marras. Y esto ha ayudado a las descargas. A finales de agosto, Fall Guys se ha convertido en el juego más descargado de la historia de Playstation Plus.

Precisamente su inclusión en este servicio de juegos descargables de Sony, que cuenta con 45 millones de suscriptores en todo el mundo, ha sido uno de los factores claves de su éxito. El juego estaba disponible para todo el mundo. Y se dirigía a todo el mundo. Los Battle Royal suelen interpelar a un público joven pero este título no hace distinciones. Sus mencionados referentes televisivos lo hacen atractivo para un público más adulto (que no serio) y su simplicidad lo convierte en un juego más que accesible.

En Fall Guys solo hay tres botones -saltar, lanzarse y empujar- y un joystick para dirigir al muñeco. Sus mecánicas son fáciles y sus pantallas también. Sus diseñadores aseguran que a la hora de crearlas tenían una norma: “Si no puedes explicar un nivel con solo tres palabras, es demasiado complejo”. Esto no significa que a la primera partida cualquiera pueda convertirse en un experto, como en cualquier Battle Royal la dificultad del juego la marcan los contrincantes, y en este juego hay mucha gente que lleva muchas horas de entrenamiento. Y todo apunta a que el número va a seguir aumentando en los próximos meses.

Fall Guys

Uno de los juegos más grandes del año estuvo a punto de no publicarse. Se llama Fall Guys: Ultimate Knockout y su responsable es Mediatonic, un pequeño estudio de solo 48 personas. Después de dos años trabajando en el juego, cuando se acercaban al período crítico de trabajo (lo que se conoce en la industria como crunch) el virus truncó sus planes y mandó a todo el equipo a casa. Pero se adaptaron, trabajaron y lo terminaron. Cuando finalmente se lanzó el juego, a principios de agosto, todo hacía presagiar que sería un éxito. Pero no tan grande.

El Battle Royal es el género más grande (y más rentable) del videojuego. Pero en sus pocos años de vida apenas ha innovado: un grupo de jugadores se matan unos a otros hasta que solo queda uno vivo. Los escenarios cambian, la trama no. Fall Guys cambia esta dinámica, su estreno supone una innovadora -y necesaria- vuelta de tuerca a un género saturado.

El título de Mediatonic sustituye pistolas por pelotas gigantes, bombas por carreras de obstáculos y sangre por cómicas caídas. Fall Guys es una mezcla entre un Battle Royal y Humor Amarillo. Cambia a los concursantes de aquel mítico programa de los noventa por unos muñecos coloridos, un híbrido entre los Minions y unos Teletubbies espídicos. Y el resultado es francamente divertido. 24 escenarios retan al jugador, que tendrá que competir con otros 59 contrincantes para clasificarse. Hay castillos hinchables, carreras de obstáculos, partidas de fútbol. Y muchas caídas.

Fall Guys es divertido como jugador, pero también lo es como espectador. Más de 30 millones de horas de contenido en la plataforma de streaming Twitch en apenas un mes dan buena cuenta de ello. Este recién llegado ha superado en la plataforma de streaming a rivales del tamaño de Fornite, Call of Duty o Grand Theft Auto V. A su éxito han ayudado streamers como El Rubius, Ibai o Auronplay, pero también personalidades más alejadas del mundo del videojuego como el piloto de Fórmula 1 Lando Norris o el futbolista (y streamer) Kun Agüero.

Su éxito se ha terminado trasladando a las redes sociales. Al final del verano era difícil no toparse con un vídeo, un meme o una referencia al juego de marras. Y esto ha ayudado a las descargas. A finales de agosto, Fall Guys se ha convertido en el juego más descargado de la historia de Playstation Plus.

Precisamente su inclusión en este servicio de juegos descargables de Sony, que cuenta con 45 millones de suscriptores en todo el mundo, ha sido uno de los factores claves de su éxito. El juego estaba disponible para todo el mundo. Y se dirigía a todo el mundo. Los Battle Royal suelen interpelar a un público joven pero este título no hace distinciones. Sus mencionados referentes televisivos lo hacen atractivo para un público más adulto (que no serio) y su simplicidad lo convierte en un juego más que accesible.

En Fall Guys solo hay tres botones -saltar, lanzarse y empujar- y un joystick para dirigir al muñeco. Sus mecánicas son fáciles y sus pantallas también. Sus diseñadores aseguran que a la hora de crearlas tenían una norma: “Si no puedes explicar un nivel con solo tres palabras, es demasiado complejo”. Esto no significa que a la primera partida cualquiera pueda convertirse en un experto, como en cualquier Battle Royal la dificultad del juego la marcan los contrincantes, y en este juego hay mucha gente que lleva muchas horas de entrenamiento. Y todo apunta a que el número va a seguir aumentando en los próximos meses.

Fall Guys

Compártelo twitter facebook whatsapp
Esta app no cuesta un riñón, te lo salva
Paloma Llaneza: "Facebook sabe que eres gay antes de que decidas salir del armario"
¿Se llamará matrimonio?
Por qué Instagram es la red social favorita de las marcas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad