fbpx
8 de junio 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

‘Trump’, el fanzine político que no gusta a los Cuadernos Rubio

8 de junio 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Trump es un fazine político cuyos textos e imágenes están completamente tachados. ¿Por qué? Por una protesta de sus autores cuando intentaron censurarles. ¿El presidente de los Estados Unidos? No, la editorial que publica los Cuadernos Rubio de caligrafía. España es así.

Una semana antes de la edición de 2017 de Libros Mutantes en La Casa Encendida de Madrid, los miembros del colectivo Realmente Bravo decidieron crear algo divertido y barato para presentarlo en esa feria dedicada a las publicaciones experimentales, autoeditadas y artísticas.

«En aquel momento el presidente de los Estados Unidos estaba en boca de todos, así que empezamos creando páginas al azar con Trump como protagonista. Más tarde surgió la idea de agruparlo todo en un cuaderno de actividades y qué mejor forma de hacer deberes que con los clásicos Cuadernillos Rubio», explican desde Realmente Bravo. «Elegimos la estética de los cuadernos antiguos, porque son los más similares a un fanzine. Hicimos unos cuantos pliegos, los fotocopiamos, los grapamos y a correr».


Con lo que no contaban los autores de Trump era con que el departamento legal de Rubio se pondría en contacto con ellos para exigirles la retirada de todas las copias impresas del fanzine. En concreto, 32 ejemplares.

«Una empresa de servicios de protección de propiedad intelectual online nos escribió un mail argumentando que nuestro fanzine estaba causando daños en la imagen de su cliente Enrique Rubio S.L.U. Si no lo retirábamos, iniciarían las “acciones legales pertinentes”. Suponemos que se enteraron porque deben tener hormiguitas buscando constantemente en la red datos que estén vinculados con sus clientes…», cuentan.


Ante semejante advertencia, la tirada completa, es decir, todos y cada uno de los 32 ejemplares se retiró de la circulación. Un hecho que fue gratamente valorado por Enrique Rubio S.L.U. y la empresa online que defiende su prestigio como marca.

«Nos enviaron un escuetísimo segundo correo electrónico en el que agradecían que hubiésemos retirado el fanzine de la venta. Desde aquí les mandamos un abrazo, ya que seguro que están leyendo esto», bromean desde Realmente Bravo. Aunque si bien cumplieron con lo exigido, decidieron dar un paso más allá y capitalizar lo sucedido con objeto de darle una nueva dimensión al proyecto.

«Recibir ese e-mail fue tan aterrador como ridículo. Aterrador porque si nos poníamos en lo peor, podían llegar a hundirnos. Imagínate, dos chavales de 26 años vs. Enrique Rubio S.L.U. Por otro lado, fue ridículo que una empresa tochísima con más de 50 años de vida sienta que su imagen está en peligro por 32 cuadernillos impresos en la copistería del barrio y grapados en casa. Por eso, cinco minutos después de recibir el correo de Rubio, se nos ocurrió hacer la segunda versión de Trump y lo más fácil fue coger el mismo fanzine, tacharlo todo y redactar el Polite Zine Manifesto».



El Polite Zine Manifesto es una octavilla que acompaña a la segunda versión de Trump. En él se explica de forma concisa el periplo del proyecto y se reproduce íntegramente el texto del mail de advertencia de los «Rubio-Cops» al tiempo que se garantiza al lector que lo que tiene entre las manos es un fanzine «100% legal, en el que ninguna persona, negocio o marca se sentirá ofendida. Mismo fanzine pero todo tachado». En resumen y como lo definen los miembros de Realmente Bravo: «100% metamofa».

Superado el soponcio, los miembros de Realmente Bravo continúan con sus proyectos. Entre ellos, una colaboración con Lakajade: «Unos compañeros de Valencia que están cambiando el concepto de moda vintage y, en un futuro, nos gustaría hacer cosas con imagen en movimiento o meter la cabeza en algún proyecto más tocho para poder desarrollar ideas que con nuestros medios no podemos ejecutar».

Lo que sí descartan, al menos por ahora, es incomodar a más gente, aunque, por otra parte, tienen claro que «esto que nos ha pasado con Rubio no nos va a frenar a la hora de seguir creando libremente. La autocensura y el miedo es algo que avanza mucho estos días y, como artistas, es lo primero que tenemos que combatir».

Trump es un fazine político cuyos textos e imágenes están completamente tachados. ¿Por qué? Por una protesta de sus autores cuando intentaron censurarles. ¿El presidente de los Estados Unidos? No, la editorial que publica los Cuadernos Rubio de caligrafía. España es así.

Una semana antes de la edición de 2017 de Libros Mutantes en La Casa Encendida de Madrid, los miembros del colectivo Realmente Bravo decidieron crear algo divertido y barato para presentarlo en esa feria dedicada a las publicaciones experimentales, autoeditadas y artísticas.

«En aquel momento el presidente de los Estados Unidos estaba en boca de todos, así que empezamos creando páginas al azar con Trump como protagonista. Más tarde surgió la idea de agruparlo todo en un cuaderno de actividades y qué mejor forma de hacer deberes que con los clásicos Cuadernillos Rubio», explican desde Realmente Bravo. «Elegimos la estética de los cuadernos antiguos, porque son los más similares a un fanzine. Hicimos unos cuantos pliegos, los fotocopiamos, los grapamos y a correr».


Con lo que no contaban los autores de Trump era con que el departamento legal de Rubio se pondría en contacto con ellos para exigirles la retirada de todas las copias impresas del fanzine. En concreto, 32 ejemplares.

«Una empresa de servicios de protección de propiedad intelectual online nos escribió un mail argumentando que nuestro fanzine estaba causando daños en la imagen de su cliente Enrique Rubio S.L.U. Si no lo retirábamos, iniciarían las “acciones legales pertinentes”. Suponemos que se enteraron porque deben tener hormiguitas buscando constantemente en la red datos que estén vinculados con sus clientes…», cuentan.


Ante semejante advertencia, la tirada completa, es decir, todos y cada uno de los 32 ejemplares se retiró de la circulación. Un hecho que fue gratamente valorado por Enrique Rubio S.L.U. y la empresa online que defiende su prestigio como marca.

«Nos enviaron un escuetísimo segundo correo electrónico en el que agradecían que hubiésemos retirado el fanzine de la venta. Desde aquí les mandamos un abrazo, ya que seguro que están leyendo esto», bromean desde Realmente Bravo. Aunque si bien cumplieron con lo exigido, decidieron dar un paso más allá y capitalizar lo sucedido con objeto de darle una nueva dimensión al proyecto.

«Recibir ese e-mail fue tan aterrador como ridículo. Aterrador porque si nos poníamos en lo peor, podían llegar a hundirnos. Imagínate, dos chavales de 26 años vs. Enrique Rubio S.L.U. Por otro lado, fue ridículo que una empresa tochísima con más de 50 años de vida sienta que su imagen está en peligro por 32 cuadernillos impresos en la copistería del barrio y grapados en casa. Por eso, cinco minutos después de recibir el correo de Rubio, se nos ocurrió hacer la segunda versión de Trump y lo más fácil fue coger el mismo fanzine, tacharlo todo y redactar el Polite Zine Manifesto».



El Polite Zine Manifesto es una octavilla que acompaña a la segunda versión de Trump. En él se explica de forma concisa el periplo del proyecto y se reproduce íntegramente el texto del mail de advertencia de los «Rubio-Cops» al tiempo que se garantiza al lector que lo que tiene entre las manos es un fanzine «100% legal, en el que ninguna persona, negocio o marca se sentirá ofendida. Mismo fanzine pero todo tachado». En resumen y como lo definen los miembros de Realmente Bravo: «100% metamofa».

Superado el soponcio, los miembros de Realmente Bravo continúan con sus proyectos. Entre ellos, una colaboración con Lakajade: «Unos compañeros de Valencia que están cambiando el concepto de moda vintage y, en un futuro, nos gustaría hacer cosas con imagen en movimiento o meter la cabeza en algún proyecto más tocho para poder desarrollar ideas que con nuestros medios no podemos ejecutar».

Lo que sí descartan, al menos por ahora, es incomodar a más gente, aunque, por otra parte, tienen claro que «esto que nos ha pasado con Rubio no nos va a frenar a la hora de seguir creando libremente. La autocensura y el miedo es algo que avanza mucho estos días y, como artistas, es lo primero que tenemos que combatir».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las buenas formas se imparten con elegancia en el metro de Tokio
Los superhéroes bajo los pantalones
El fanzine denim de Springfield
Misión: infiltrar 20.000 memorias USB en Corea del Norte para cambiar la sociedad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Como en toda empresa, copiar y poner a la venta algo que, además puede ser ofensivo para ciertas personas, es una copia de la propiedad intelectual, y por lo tanto los responsables ya deberían estar agradecidos por no ser denunciados directamente y haber recibido un aviso (sean 2 o 100 individuos). Si queréis utilizar medios para crear contenidos virales y aprovecharos de ellos, debéis crear vuestros propios contenidos.

    Sean quienes sean los responsables, no se puede publicar y poner en venta productos con una Esvástica (símbolo Nazi) y menos utilizando una plantilla que pertenece a una empresa. HAZTE RESPONSABLE DE TUS ACTOS. Con el victimismo lo único que conseguís es verificar lo patético que es vuestro trabajo. Las leyes están para cumplirlas.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *