fbpx
7 de diciembre 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Un paseo por un mundo nada virtual

7 de diciembre 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Casi llegando al Museo Marítimo de Barcelona, se le acabó la batería del móvil. Pensó que cada vez le duraba menos, protestó en silencio por la obsolescencia programada y lamentó lo larga que se le haría la tarde hasta que se reencontrara con su cargador.

Durante la primera media hora de visita al Festivalet de Barcelona, la feria de productos hechos a mano o manufacturados a pequeña escala, se llevó la mano al bolsillo hasta cinco veces antes de recordar que la pantalla estaba apagada.

Comenzó por el área de productos, la más amplia. Decidió guardar el plano e ir descubriendo los objetos sin ayuda escrita. Vio muchos y, conscientemente, no sabría con cuáles quedarse. Pero su memoria fue más eficaz que él seleccionando, porque horas después, una vez en casa, resonaron en su memoria los que más le habían impactado:

Unos cucharones de madera que lo transportaron a la cocina de su abuela en el pueblo donde se crió y que le animaron a visitarlo próximamente.

festivalet

Unas joyas geométricas que le recordaron que la artesanía no tenía que parecer antigua y le solucionaron un par de regalos de Navidad.

postcards_palo-alto_015

Mesillas de noche, lámparas y otros objetos que le hicieron lamentar su precipitación a la hora de decorar su piso y pensar en una reforma próxima.

mesilla

lissa-lampara-batlloconcept

Objetos con materiales y texturas naturales (maderas, mármol) con los que con gusto sustituiría otros tantos de plástico en su propia casa.

screen-shot-2016-12-07-at-11-01-33

collection6

Macetas de distintas formas y colores que provocaron en él el deseo de introducir un poco más de naturaleza en su entorno.

static1-squarespace

madrigueraworkshop06

Pajaritas.

el_olivar_sewing_with_swing_braces4

Unicornios.

screen-shot-2016-12-07-at-11-01-55

Ropa para perros.

screen-shot-2016-12-07-at-11-14-19

Terminado el paseo por el área de productos, deambuló por la de materiales sorprendiéndose de que algunas personas, al ver esas telas, fibras y piezas en bruto, fueran capaces de crear los objetos que acababa de ver. Buscó entre sus habilidades alguna que compensara esa de la que carecía, porque pensó que, si el reparto era justo, en algo debería destacar él. Pospuso la reflexión al no encontrar nada. Se justificó alegando que había demasiados estímulos en el Festivalet como para encontrar en ese momento una respuesta adecuada.

screen-shot-2016-12-07-at-11-33-42

transfer-kit-01

Después abordó con energía su zona preferida: la de publicaciones. Había pasado ya más tiempo del que él había planeado emplear en visitar la feria, pero no lo sabía porque hacía años que había sustituido el reloj por la pantalla del móvil que ahora se encontraba interte en su bolsillo.

screen-shot-2016-12-07-at-11-37-52

publicaciones

psychedelic-house

Con gran regocijo descubrió que la visita finalizaba con un área de delicatessen, dedicada a comida artesanal y bebidas para llevar. Compró un par de caprichos para una cena más sana que las que solía preparar.

screen-shot-2016-12-07-at-12-09-15

static1-squarespace-1

Decidió que no tenía tanta prisa en reencontrarse con su cargador, así que se dirigió a la última de las paradas, la de los bares pop-up, para sentarse en una banqueta y saborear una cerveza artesana mientras observaba a la gente que desfilaba a su alrededor.

15003459_993883034056750_5346171629311268580_o

Sabía que no tendría la determinación de dejar el móvil otro día en casa conscientemente, pero deseó que el destino o la falta de previsión lo apagaran de nuevo de vez en cuando para permitirle, así, apreciar las texturas y los rostros.

Casi llegando al Museo Marítimo de Barcelona, se le acabó la batería del móvil. Pensó que cada vez le duraba menos, protestó en silencio por la obsolescencia programada y lamentó lo larga que se le haría la tarde hasta que se reencontrara con su cargador.

Durante la primera media hora de visita al Festivalet de Barcelona, la feria de productos hechos a mano o manufacturados a pequeña escala, se llevó la mano al bolsillo hasta cinco veces antes de recordar que la pantalla estaba apagada.

Comenzó por el área de productos, la más amplia. Decidió guardar el plano e ir descubriendo los objetos sin ayuda escrita. Vio muchos y, conscientemente, no sabría con cuáles quedarse. Pero su memoria fue más eficaz que él seleccionando, porque horas después, una vez en casa, resonaron en su memoria los que más le habían impactado:

Unos cucharones de madera que lo transportaron a la cocina de su abuela en el pueblo donde se crió y que le animaron a visitarlo próximamente.

festivalet

Unas joyas geométricas que le recordaron que la artesanía no tenía que parecer antigua y le solucionaron un par de regalos de Navidad.

postcards_palo-alto_015

Mesillas de noche, lámparas y otros objetos que le hicieron lamentar su precipitación a la hora de decorar su piso y pensar en una reforma próxima.

mesilla

lissa-lampara-batlloconcept

Objetos con materiales y texturas naturales (maderas, mármol) con los que con gusto sustituiría otros tantos de plástico en su propia casa.

screen-shot-2016-12-07-at-11-01-33

collection6

Macetas de distintas formas y colores que provocaron en él el deseo de introducir un poco más de naturaleza en su entorno.

static1-squarespace

madrigueraworkshop06

Pajaritas.

el_olivar_sewing_with_swing_braces4

Unicornios.

screen-shot-2016-12-07-at-11-01-55

Ropa para perros.

screen-shot-2016-12-07-at-11-14-19

Terminado el paseo por el área de productos, deambuló por la de materiales sorprendiéndose de que algunas personas, al ver esas telas, fibras y piezas en bruto, fueran capaces de crear los objetos que acababa de ver. Buscó entre sus habilidades alguna que compensara esa de la que carecía, porque pensó que, si el reparto era justo, en algo debería destacar él. Pospuso la reflexión al no encontrar nada. Se justificó alegando que había demasiados estímulos en el Festivalet como para encontrar en ese momento una respuesta adecuada.

screen-shot-2016-12-07-at-11-33-42

transfer-kit-01

Después abordó con energía su zona preferida: la de publicaciones. Había pasado ya más tiempo del que él había planeado emplear en visitar la feria, pero no lo sabía porque hacía años que había sustituido el reloj por la pantalla del móvil que ahora se encontraba interte en su bolsillo.

screen-shot-2016-12-07-at-11-37-52

publicaciones

psychedelic-house

Con gran regocijo descubrió que la visita finalizaba con un área de delicatessen, dedicada a comida artesanal y bebidas para llevar. Compró un par de caprichos para una cena más sana que las que solía preparar.

screen-shot-2016-12-07-at-12-09-15

static1-squarespace-1

Decidió que no tenía tanta prisa en reencontrarse con su cargador, así que se dirigió a la última de las paradas, la de los bares pop-up, para sentarse en una banqueta y saborear una cerveza artesana mientras observaba a la gente que desfilaba a su alrededor.

15003459_993883034056750_5346171629311268580_o

Sabía que no tendría la determinación de dejar el móvil otro día en casa conscientemente, pero deseó que el destino o la falta de previsión lo apagaran de nuevo de vez en cuando para permitirle, así, apreciar las texturas y los rostros.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Así son los sueños de los grandes chefs convertidos en vajilla
Grace Helmer: «La misión de un retrato es capturar aspectos de una personalidad»
Los números ‘queens’ y ‘warriors’ de Aida Palmera
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *