29 de noviembre 2012    /   DIGITAL
por
 

Fintonic te dice dónde eres un manirroto

29 de noviembre 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

Lo que me faltaba. Uno de los placeres -o tal vez vicio por su inconveniencia-, que depara la vida es, en la medida de lo posible, dejar volar la tarjeta de crédito. Como sabemos que esto no es nada fructífero, hay quien ha tenido la idea de mostrarnos, a golpe de app web, dónde despilfarramos o cómo podemos ahorrar más. Fintonic, que así se llama el servicio, estima que utilizándolo podemos ahorrar entre 2000 y 5000 euros cada año.

Que sí, que el consumismo desatado está creando un mundo invivible, que hay que ahorrar en previsión de una peor (¿aún peor?) situación económica y que, las cosas como son, los más comunes de los mortales necesitan algo de asesoramiento para ver en qué bolsillo tenemos el agujero. Según Lupina Iturriaga, una de las fundadoras de Fintonic, para eso nació la aplicación, para dar al usuario indicaciones de en qué partidas puede ahorrar. una especie de asesor económico doméstico al alcance de cualquiera.

El servicio recopila los datos y balances de todas las cuentas que tengamos junto con sus correspondientes tarjetas. Sí, hay que descubrirle las claves de nuestras cuentas a Fintonic aunque Iturriaga quiso aclarar que la seguridad no se verá en ningún momento comprometida ya que hay varios factores que buscan la seguridad del usuario. “Em primer lugar, se trata de un servicio totalmente anónimo para cuyo registro solo se necesita una dirección de email”, contó en la presentación de la app. “Fintonic solo visualiza datos. Nunca pediremos las firmas electrónicas que permiten operar. Además, la información del usuario viaja con la misma encriptación y el máximo nivel de seguridad que utilizan las entidades financieras que operan por internet (256 bits)”.

Una vez que hemos confiado nuestras cuentas a Fintonic, el servicio trata de identificar nuestras partidas de gastos y clasificarlas mediante categorías. Las que desconoce, las deja sin categorizar a la espera de que sea el propio usuario el que lo haga. a partir de ahí, Fintonic nos dice en qué categorías gastamos más, controla nuestros balances, permite hacer presupuestos y nos ayuda a cumplirlos planteando pequeños desafíos personales. Según Lupina Iturriaga, “dependiendo de dónde vivas y el salario que percibas, con Fintonic puedes ahorrar entre 2.000 y 5.000 euros”.

En un futuro muy próximo, la aplicación contará con un servicio de recomendaciones de marcas que, según los responsables del servicio, ayudarán a ahorrar aún más. Ahí descansa, además, el modelo de negocio de esta startup que ha sido premiada con la máxima condecoración en Best Practices en los premios Lovie Awards. “Ofreceremos consejos publicitarios unmáximo de una vez por semana y de manera nada intrusiva. Si el algoritmo observa que gasta mucho en móvil y estás con Movistar, por ejemplo, te ofreceremos cambiar a Vodafone (o al revés)”, explicó Iturriaga.

La herramientas cuenta con un diseño sencillo e intuitivo en el que la curva de aprendizaje no se hace demasiado trabajosa. En cualquier caso, Fintonic ha habilitado, con la ayuda de la agencia creativa La Despensa, un espacio de ‘evangelización’ en el que quien lo desee puede acercarse para aprender a utilizar el servicio. Fintonic Gym, que así se llama el local de la calle Ortega y Gasset 73, en Madrid, “es un gimnasio para las finanzas domésticas. En lugar de perder kilos, los ganas”, dijo Iturriaga.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

Lo que me faltaba. Uno de los placeres -o tal vez vicio por su inconveniencia-, que depara la vida es, en la medida de lo posible, dejar volar la tarjeta de crédito. Como sabemos que esto no es nada fructífero, hay quien ha tenido la idea de mostrarnos, a golpe de app web, dónde despilfarramos o cómo podemos ahorrar más. Fintonic, que así se llama el servicio, estima que utilizándolo podemos ahorrar entre 2000 y 5000 euros cada año.

Que sí, que el consumismo desatado está creando un mundo invivible, que hay que ahorrar en previsión de una peor (¿aún peor?) situación económica y que, las cosas como son, los más comunes de los mortales necesitan algo de asesoramiento para ver en qué bolsillo tenemos el agujero. Según Lupina Iturriaga, una de las fundadoras de Fintonic, para eso nació la aplicación, para dar al usuario indicaciones de en qué partidas puede ahorrar. una especie de asesor económico doméstico al alcance de cualquiera.

El servicio recopila los datos y balances de todas las cuentas que tengamos junto con sus correspondientes tarjetas. Sí, hay que descubrirle las claves de nuestras cuentas a Fintonic aunque Iturriaga quiso aclarar que la seguridad no se verá en ningún momento comprometida ya que hay varios factores que buscan la seguridad del usuario. “Em primer lugar, se trata de un servicio totalmente anónimo para cuyo registro solo se necesita una dirección de email”, contó en la presentación de la app. “Fintonic solo visualiza datos. Nunca pediremos las firmas electrónicas que permiten operar. Además, la información del usuario viaja con la misma encriptación y el máximo nivel de seguridad que utilizan las entidades financieras que operan por internet (256 bits)”.

Una vez que hemos confiado nuestras cuentas a Fintonic, el servicio trata de identificar nuestras partidas de gastos y clasificarlas mediante categorías. Las que desconoce, las deja sin categorizar a la espera de que sea el propio usuario el que lo haga. a partir de ahí, Fintonic nos dice en qué categorías gastamos más, controla nuestros balances, permite hacer presupuestos y nos ayuda a cumplirlos planteando pequeños desafíos personales. Según Lupina Iturriaga, “dependiendo de dónde vivas y el salario que percibas, con Fintonic puedes ahorrar entre 2.000 y 5.000 euros”.

En un futuro muy próximo, la aplicación contará con un servicio de recomendaciones de marcas que, según los responsables del servicio, ayudarán a ahorrar aún más. Ahí descansa, además, el modelo de negocio de esta startup que ha sido premiada con la máxima condecoración en Best Practices en los premios Lovie Awards. “Ofreceremos consejos publicitarios unmáximo de una vez por semana y de manera nada intrusiva. Si el algoritmo observa que gasta mucho en móvil y estás con Movistar, por ejemplo, te ofreceremos cambiar a Vodafone (o al revés)”, explicó Iturriaga.

La herramientas cuenta con un diseño sencillo e intuitivo en el que la curva de aprendizaje no se hace demasiado trabajosa. En cualquier caso, Fintonic ha habilitado, con la ayuda de la agencia creativa La Despensa, un espacio de ‘evangelización’ en el que quien lo desee puede acercarse para aprender a utilizar el servicio. Fintonic Gym, que así se llama el local de la calle Ortega y Gasset 73, en Madrid, “es un gimnasio para las finanzas domésticas. En lugar de perder kilos, los ganas”, dijo Iturriaga.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista On fire haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un lugar donde aprender a trazar tu propio mapa
Alberti no tiene quien lo estudie
Kenia, referente en innovación #informaleconomy
Una app que hace a los niños mirar al mundo real
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad