BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
15 de enero 2015    /   BRANDED CONTENT
 

Muchos caminos de baldosas amarillas

15 de enero 2015    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

No es seguro pero sí posible que hayas comenzado a transitar por un camino con un destino muy concreto: el del Service Design. Que la definición de esta disciplina sea un terreno tan abierto tiene la desventaja de la dificultad de explicar en qué consiste. Esa misma amplitud es, a la vez, una ventaja, ya que el número de perfiles aptos para dedicarse a ello es prácticamente ilimitado.
El Service Design mezcla lo visual, lo industrial, lo conceptual o lo puramente humanista. Hablamos, entre otras cosas, del aspecto que tiene un producto o un servicio, de cómo se va a comportar y a funcionar, pero también de la relación de interacción con el ser humano. Por eso, este poliedro de mil aristas necesita mil miradas diferentes que ayuden a su configuración e interpretación.
Lo difícil de todo esto es contarlo y lo sencillo es verlo, así que hemos mirado al equipo humano de la consultora de diseño de servicios Fjord y a algunas de las instituciones que ofrecen formación en este ámbito. Hemos sacado la conclusión de que, en esto del Service Design, son cientos los caminos de baldosas amarillas que conducen a Oz.

El camino del autodidacta

Héctor Ibarra y Jesús Gorriti han sido siempre diseñadores. Descubrieron las peculiaridades del Service Design y aprendieron sus secretos practicando el oficio.
 
hec2
Tim y Bea han seguido el camino autodidacta que, en su momento, también emprendieron Héctor y Jesús.
auto-2

El camino de los que cambian de rumbo

El caso de Alicia Chavero es diferente. Ella decidió cambiar de rumbo en su carrera y plantearse nuevos y ambiciosos objetivos. Ahora se dedica a ayudar a otros a hacer lo mismo desde h2i institute.
alicia-chavero-2
 
Como Alicia, Mayus y Dani vieron la posiblidad de aplicar lo que sabían -algo, en principio, lejano al Service Design- a una nueva disciplina de conocimiento.
rumb2

El camino de los que estudian específicamente para esto

La tercera (o la primera, o la segunda) gran vía para dedicarse al Service Design llega a través de la formación reglada específica sobre esta disciplina, que ya existe en algunas escuelas y universidades. Ariel Guersenzvaig, profesor de Elisava, explica qué ofrecen en la escuela barcelonesa a los alumnos que se matriculan con la intención de diseñar servicios. ariel-2

 
Así llegamos a Lena e Izaskun, dos diseñadoras de Fjord que tenían claro desde hace mucho tiempo lo que querían hacer con sus carreras.
estudiaron-2
Y tú, ¿te animas a aplicar tus conocimientos apara abrir camino en el campo del Service Design?
 
info-fjord

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

No es seguro pero sí posible que hayas comenzado a transitar por un camino con un destino muy concreto: el del Service Design. Que la definición de esta disciplina sea un terreno tan abierto tiene la desventaja de la dificultad de explicar en qué consiste. Esa misma amplitud es, a la vez, una ventaja, ya que el número de perfiles aptos para dedicarse a ello es prácticamente ilimitado.
El Service Design mezcla lo visual, lo industrial, lo conceptual o lo puramente humanista. Hablamos, entre otras cosas, del aspecto que tiene un producto o un servicio, de cómo se va a comportar y a funcionar, pero también de la relación de interacción con el ser humano. Por eso, este poliedro de mil aristas necesita mil miradas diferentes que ayuden a su configuración e interpretación.
Lo difícil de todo esto es contarlo y lo sencillo es verlo, así que hemos mirado al equipo humano de la consultora de diseño de servicios Fjord y a algunas de las instituciones que ofrecen formación en este ámbito. Hemos sacado la conclusión de que, en esto del Service Design, son cientos los caminos de baldosas amarillas que conducen a Oz.

El camino del autodidacta

Héctor Ibarra y Jesús Gorriti han sido siempre diseñadores. Descubrieron las peculiaridades del Service Design y aprendieron sus secretos practicando el oficio.
 
hec2
Tim y Bea han seguido el camino autodidacta que, en su momento, también emprendieron Héctor y Jesús.
auto-2

El camino de los que cambian de rumbo

El caso de Alicia Chavero es diferente. Ella decidió cambiar de rumbo en su carrera y plantearse nuevos y ambiciosos objetivos. Ahora se dedica a ayudar a otros a hacer lo mismo desde h2i institute.
alicia-chavero-2
 
Como Alicia, Mayus y Dani vieron la posiblidad de aplicar lo que sabían -algo, en principio, lejano al Service Design- a una nueva disciplina de conocimiento.
rumb2

El camino de los que estudian específicamente para esto

La tercera (o la primera, o la segunda) gran vía para dedicarse al Service Design llega a través de la formación reglada específica sobre esta disciplina, que ya existe en algunas escuelas y universidades. Ariel Guersenzvaig, profesor de Elisava, explica qué ofrecen en la escuela barcelonesa a los alumnos que se matriculan con la intención de diseñar servicios. ariel-2

 
Así llegamos a Lena e Izaskun, dos diseñadoras de Fjord que tenían claro desde hace mucho tiempo lo que querían hacer con sus carreras.
estudiaron-2
Y tú, ¿te animas a aplicar tus conocimientos apara abrir camino en el campo del Service Design?
 
info-fjord

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las instituciones del ciudadano productor
Zinc Shower: Se buscan 100 ideas para transformar la industria cultural
Las elecciones generales, un aburrido combate entre jedis
¿Qué fue de la buena letra?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies