fbpx
11 de junio 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Fliparlo muy fuerte con la comida

11 de junio 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si acotamos la conversación a lo relativo a la gastronomía, la expansión de la sociedad del conocimiento tiene un millón de cosas positivas y alguna negativa como la rápida difusión —y posterior desaparición— de los cronuts.
Como Yorokobu es una palabra japonesa que significa algo así como ‘estar feliz’, pasaremos de esto último y abundaremos en la parte positiva de lo culinario.
Entre otras cosas, la comunicación digital permite que las peculiaridades gastronómicas de cada nación, de cada cultura, se transmitan muy rápidamente saciando así la curiosidad intrínseca de los seres humanos. ¿Tienes en la nevera una morterada de grillos malayos y no sabes cómo cocinarlos? Internet tiene la respuesta.
La cocina es también experimentación es innovación. De los Pirineos hacia abajo tenemos a auténticos expertos en el arte de generar sensaciones sorprendentes en el paladar. Que si coloco justo aquí un petalito de una flor que solo crece los años bisiestos en una recóndita región selvática de América Central; que si te pongo en el plato un trozo de algo que parece pescado pero sabe a Petas Zetas; que si emulsión de Módena a saco en todo… ¡Magia!
m24NOP
Para eso, para que la humanidad vaya dando pequeños pasitos hacia la excelencia, El Bulli cierra sus puertas indefinidamente o genios como Dabiz Muñoz se dedican en cuerpo y alma a hacer que sus propuestas sean un reto a los sentidos.
¿Pero qué pasa cuando alguien, con un simple gesto, con una ocurrencia única, alcanza el Olimpo de las comimierdas y propone una experiencia sublime sin esfuerzo aparente?
vQ25Gq
Que no queda más que rendirse a la evidencia y arrodillarse antes una receta única: la pizza con borde de perrito caliente de Pizza Hut. Cágate.
El hallazgo se denomina Hot Dog Bites Pizza (en la imagen de cabecera) y consiste en rodear el perímetro de la masa con 28 bocaditos de perrito caliente. Como cuenta Bloomberg, el plato se acompaña de un cubito de mostaza en el que sumergir cada uno de esos miniperritos.
Evidentemente, no hay receta que no se pueda mejorar y, como propuesta, dejamos la sugerencia de cubrir la pizza con una capa de torreznos y cinco huevos fritos. Triunfo asegurado.

«Me he quedao to’ loco»

Si acotamos la conversación a lo relativo a la gastronomía, la expansión de la sociedad del conocimiento tiene un millón de cosas positivas y alguna negativa como la rápida difusión —y posterior desaparición— de los cronuts.
Como Yorokobu es una palabra japonesa que significa algo así como ‘estar feliz’, pasaremos de esto último y abundaremos en la parte positiva de lo culinario.
Entre otras cosas, la comunicación digital permite que las peculiaridades gastronómicas de cada nación, de cada cultura, se transmitan muy rápidamente saciando así la curiosidad intrínseca de los seres humanos. ¿Tienes en la nevera una morterada de grillos malayos y no sabes cómo cocinarlos? Internet tiene la respuesta.
La cocina es también experimentación es innovación. De los Pirineos hacia abajo tenemos a auténticos expertos en el arte de generar sensaciones sorprendentes en el paladar. Que si coloco justo aquí un petalito de una flor que solo crece los años bisiestos en una recóndita región selvática de América Central; que si te pongo en el plato un trozo de algo que parece pescado pero sabe a Petas Zetas; que si emulsión de Módena a saco en todo… ¡Magia!
m24NOP
Para eso, para que la humanidad vaya dando pequeños pasitos hacia la excelencia, El Bulli cierra sus puertas indefinidamente o genios como Dabiz Muñoz se dedican en cuerpo y alma a hacer que sus propuestas sean un reto a los sentidos.
¿Pero qué pasa cuando alguien, con un simple gesto, con una ocurrencia única, alcanza el Olimpo de las comimierdas y propone una experiencia sublime sin esfuerzo aparente?
vQ25Gq
Que no queda más que rendirse a la evidencia y arrodillarse antes una receta única: la pizza con borde de perrito caliente de Pizza Hut. Cágate.
El hallazgo se denomina Hot Dog Bites Pizza (en la imagen de cabecera) y consiste en rodear el perímetro de la masa con 28 bocaditos de perrito caliente. Como cuenta Bloomberg, el plato se acompaña de un cubito de mostaza en el que sumergir cada uno de esos miniperritos.
Evidentemente, no hay receta que no se pueda mejorar y, como propuesta, dejamos la sugerencia de cubrir la pizza con una capa de torreznos y cinco huevos fritos. Triunfo asegurado.

«Me he quedao to’ loco»

Compártelo twitter facebook whatsapp
Y la magia llegó al cine
Sextris y los condones de videojuegos
Tu teléfono te ayuda a cagar tranquilo
Contar una historia cualquiera como si fuera la única
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *