8 de diciembre 2014    /   BUSINESS
por
 

Un libro para escritores: 'Flores para Algernon'

8 de diciembre 2014    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Quien quiera mejorar su escritura debería leer Flores para Algernon: inteligente y emotiva novela, y cada capítulo, una lección de estilo.

Le e dicho al doctor Strauss y al profesor Nemur que no se bien escrebir pero dise que no inporta que debo escrebir igual que ablo y como escrebo la conposiciones en la clase de miss Kinnian en la clase de adulto retasados.

Escribe Charlie Gordon en su «enforme de pogresos» al comienzo de Flores para Algernon.
UNA HISTORIA ADELANTADA
Algernon es un ratón de laboratorio contra el que compite Charlie: se trata de salir el primero de un laberinto. Algernon recorre un laberinto real y Charlie el mismo laberinto en papel. Con frecuencia y por un tiempo gana Algernon. Una historia de AUTÉNTICA ciencia ficción adelantada más de 50 años a los experimentos de la Universidad de Rochester (Nueva York) para aumentar la memoria y la inteligencia de los ratones.
En las páginas siguientes, Charlie habla de su trabajo en la panadería como chico de los recados, de las personas que conoce, de su madre ausente, de la amabilidad de la señorita Kinnian… También expresa su deseo de someterse a una «operasion» para ser listo.
CHARLIE, UN HOMBRE, MUCHAS VOCES
Charlie sigue escribiendo tras la operación: cada página muestra el aumento exponencial de su inteligencia y sus conocimientos (aprende en días lo que otros en años). Lo primero y más evidente: adquiere nuevo vocabulario y emplea los distintos signos de puntuación: además del PUNTO (omnipresente en los primeros informes) usa la COMA, los DOS PUNTOS, el PUNTO Y COMA, las RAYAS… Charlie necesita palabras nuevas y una prosa más elaborada para detallar cómo percibe el mundo (el nuevo Charlie hace brillantes observaciones sobre la conducta humana). Sin embargo, no significa que sus primeros informes sean ininteligibles o carentes de interés: el estilo escueto impacta por la desnudez. Un ejemplo, a los pocos días de la operación:

Oy nos emos divertido mucho en la panadería. Carp ha dicho ey mira donde le an hecho a Charlie su operasion. Que es lo que te an hecho Charlie te an puesto un poco de seso […] Despues Frank Reilly a dicho que es lo que as hecho Charlie as abierto una puerta con la cabeza por delante. Esto me a hecho reir. Son mis amigos y me quieren.

La pequeña lección para quienes escribimos es que no hay frases tontas ni simples ni vulgares: hay frases que comunican y frases que no. Y Daniel Keyes consigue que Charlie Gordon cale desde la primera a la última palabra, de la más simple a la más compleja.
LA VERDAD Y LA TRISTEZA
Keyes también describe que el conocimiento puede provocar desasosiego: Charlie descubre que sus amigos no son sus amigos sino personas crueles. Por otro lado, Charlie no encuentra en los libros respuestas a dilemas morales (¿denunciar a un ladrón con pierna ortopédica?) o cómo manejar los sentimientos hacia Alice Kinnian. Cena con la maestra y escribe:

Hubiera querido desearle buenas noches con un beso. Ya antes había sentido deseos de hacerlo. ¿Acaso una mujer no espera que uno la bese? En las novelas que he leído y en las películas que he visto es el hombre quién toma la iniciativa. […] Los libros no ayudan mucho.

Atravesando todas las páginas, la tristeza. Flores para Algernon es un exponente de la teoría de las inteligencias múltiples treinta años antes de que Howard Gardner la expusiera. Todos los personajes carecen en mayor o menor medida de inteligencia emocional: no entienden a Charlie y Charlie es incapaz de entender a los demás. Charlie es un personaje desubicado. Tras ser mostrado casi como una atracción de feria en un congreso médico, escribe:

Excepcional significa lo mismo en un extremo como en el otro,de modo que yo he sido excepcional toda mi vida.

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL
Unos personajes son crueles con Charlie, el tonto de la panadería, el tonto que parece que ni siente ni padece; otros practican la caridad culpable o toman a Charlie como un sujeto de experimento. Los mismos personajes tienen miedo y rechazan a Charlie cuando se convierte en el hombre más inteligente sobre la Tierra. Por su parte, Charlie cambia la admiración ciega hacia unas personas por el desprecio (porque han sido crueles o son impostores, en palabras de Charlie). Alice Killian, maestra de adultos con discapacidad, es la única persona que entiende que la inteligencia no consiste solo en acumular datos, también es tratar con los propios sentimientos y con los sentimientos de los demás.
 

Quien quiera mejorar su escritura debería leer Flores para Algernon: inteligente y emotiva novela, y cada capítulo, una lección de estilo.

Le e dicho al doctor Strauss y al profesor Nemur que no se bien escrebir pero dise que no inporta que debo escrebir igual que ablo y como escrebo la conposiciones en la clase de miss Kinnian en la clase de adulto retasados.

Escribe Charlie Gordon en su «enforme de pogresos» al comienzo de Flores para Algernon.
UNA HISTORIA ADELANTADA
Algernon es un ratón de laboratorio contra el que compite Charlie: se trata de salir el primero de un laberinto. Algernon recorre un laberinto real y Charlie el mismo laberinto en papel. Con frecuencia y por un tiempo gana Algernon. Una historia de AUTÉNTICA ciencia ficción adelantada más de 50 años a los experimentos de la Universidad de Rochester (Nueva York) para aumentar la memoria y la inteligencia de los ratones.
En las páginas siguientes, Charlie habla de su trabajo en la panadería como chico de los recados, de las personas que conoce, de su madre ausente, de la amabilidad de la señorita Kinnian… También expresa su deseo de someterse a una «operasion» para ser listo.
CHARLIE, UN HOMBRE, MUCHAS VOCES
Charlie sigue escribiendo tras la operación: cada página muestra el aumento exponencial de su inteligencia y sus conocimientos (aprende en días lo que otros en años). Lo primero y más evidente: adquiere nuevo vocabulario y emplea los distintos signos de puntuación: además del PUNTO (omnipresente en los primeros informes) usa la COMA, los DOS PUNTOS, el PUNTO Y COMA, las RAYAS… Charlie necesita palabras nuevas y una prosa más elaborada para detallar cómo percibe el mundo (el nuevo Charlie hace brillantes observaciones sobre la conducta humana). Sin embargo, no significa que sus primeros informes sean ininteligibles o carentes de interés: el estilo escueto impacta por la desnudez. Un ejemplo, a los pocos días de la operación:

Oy nos emos divertido mucho en la panadería. Carp ha dicho ey mira donde le an hecho a Charlie su operasion. Que es lo que te an hecho Charlie te an puesto un poco de seso […] Despues Frank Reilly a dicho que es lo que as hecho Charlie as abierto una puerta con la cabeza por delante. Esto me a hecho reir. Son mis amigos y me quieren.

La pequeña lección para quienes escribimos es que no hay frases tontas ni simples ni vulgares: hay frases que comunican y frases que no. Y Daniel Keyes consigue que Charlie Gordon cale desde la primera a la última palabra, de la más simple a la más compleja.
LA VERDAD Y LA TRISTEZA
Keyes también describe que el conocimiento puede provocar desasosiego: Charlie descubre que sus amigos no son sus amigos sino personas crueles. Por otro lado, Charlie no encuentra en los libros respuestas a dilemas morales (¿denunciar a un ladrón con pierna ortopédica?) o cómo manejar los sentimientos hacia Alice Kinnian. Cena con la maestra y escribe:

Hubiera querido desearle buenas noches con un beso. Ya antes había sentido deseos de hacerlo. ¿Acaso una mujer no espera que uno la bese? En las novelas que he leído y en las películas que he visto es el hombre quién toma la iniciativa. […] Los libros no ayudan mucho.

Atravesando todas las páginas, la tristeza. Flores para Algernon es un exponente de la teoría de las inteligencias múltiples treinta años antes de que Howard Gardner la expusiera. Todos los personajes carecen en mayor o menor medida de inteligencia emocional: no entienden a Charlie y Charlie es incapaz de entender a los demás. Charlie es un personaje desubicado. Tras ser mostrado casi como una atracción de feria en un congreso médico, escribe:

Excepcional significa lo mismo en un extremo como en el otro,de modo que yo he sido excepcional toda mi vida.

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL
Unos personajes son crueles con Charlie, el tonto de la panadería, el tonto que parece que ni siente ni padece; otros practican la caridad culpable o toman a Charlie como un sujeto de experimento. Los mismos personajes tienen miedo y rechazan a Charlie cuando se convierte en el hombre más inteligente sobre la Tierra. Por su parte, Charlie cambia la admiración ciega hacia unas personas por el desprecio (porque han sido crueles o son impostores, en palabras de Charlie). Alice Killian, maestra de adultos con discapacidad, es la única persona que entiende que la inteligencia no consiste solo en acumular datos, también es tratar con los propios sentimientos y con los sentimientos de los demás.
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una guía para madres rebeldes hartas de consejos y supersticiones sin pies ni cabeza
El efecto Prius o cómo aparentar puede ayudar al medio ambiente
Cuando el nombre de un territorio puede levantar ampollas
'My India', el NO libro de viaje de Maria Joao
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad