fbpx
30 de octubre 2013    /   IDEAS
por
 

Fotos de tetas bonitas

30 de octubre 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Le has dado. Lo que tú me quieras contar, pero has clicado aquí porque ponía fotos de tetas, y punto. Y además que es que sois todos: los chicos, las chicas, los gays, los heteros, los invertebrados y los seres del espacio. ¡Le habéis dado todos, coño! ¡Todos! Es que es la hostia, ya. Un respeto, leñe.

Efectivamente, esto es una regañina porque estáis un poco salidos, majos. Yo el primero. Y por supuesto que un día me toparé con el titular fotos de tetas bonitas en Google y no veré que es mi artículo y clicaré. Fijo. Pero eso no viene al caso. Hoy os estoy regañando yo y a callar todo el mundo.

Joe, es que no es enfadarme por enfadarme, de verdad, que os tengo aprecio. Y por supuesto que esto no es ningún secreto y que no le pilla de nuevas a nadie lo de que la gente sea de botón izquierdo fácil cuando se topan con el ‘morboseo’, pero alguien tiene que dar el puñetazo en la mesa, comprendedlo. Y conste que soy un tío liberado, tolerante y tan sucio como cualquiera, lo juro. Pero es que uno se frustra. Que aquí los periodistas, los blogueros, los publicistas y demás frikis del montón nos pasamos el día currando y tratando de desenterrar novedades para ‘el Respetable’, que sois vosotros, y es que vemos cómo nuestros trabajos -uno detrás de otro- se pierden en el agujero negro de internet sin pena ni gloria alguna. ¡Ahora!, pon una cochinada… ¡Hala! ‘Bestseller’ en Twitter.

La cosa es así: te montas un reportaje interesante, lo trabajas, investigas, te mueves, subes, bajas, corres, visitas, escribes, re-visitas, borras, reescribes, rellamas, te arrepientes de haber empezado, lo terminas, lo rompes, vuelves a empezar, las fotos no valen, comprueba este dato, ese párrafo arriba, un día monto un bar y me dejo de esta mierda, mete los links, una errata, ¿con subtítulo?, el puto WordPress ya me está quitando las negritas y las cursivas, relees, estas 78 líneas fuera, cambias, mierda las cursivas otra vez joder, sobra esa coma, tacha, sustituye, a ver ahora, y por supuesto la llamada del editor que dice que si le puedes “dar una vuelta”, que no lo acaba de ver. “Yes, sir”, total, prefiero hacer eso a comer o dormir o interactuar con otros entes vivos. Resultado: 5 visitas (cuatro son propias) y un comentario bajo la noticia de alguien que firma Anónimo y pone: “Hijo, tu padre y yo te hemos leído, y David el marido de tu hermana nos ha hecho el Facebook como nos mandaste pero no sabemos bien hacer lo que nos escribías que hiciéramos, ¿qué es like? Ya nos dirás. Un beso fuerte, corazón”.

Si es que nos obligáis. Nos estáis obligando. Que ya parece que si uno quiere que la gente pinche en un artículo que no lleve en el titular ni Messis ni Ronaldos tiene que poner el culo por delante. Y lo digo literalmente. Pongamos un ejemplo ficticio: si mañana un compañero de oficio, o yo mismo, hiciésemos un reportaje de… yo que sé, un genio loco e inédito que para estudiar al detalle la sembrada arquitectura de las culturas clásicas pasadas se ha tirado a diario los últimos 30 años de su vida sentándose por dentro de las fuentes históricas de todas las ciudades del mundo y las ha observado durante horas y días para crear después magistrales tesis impartidas en las mejores facultades de arte. ‘Asín’. Pues bien, visto lo visto, digamos que la diferencia entre que este virtuoso sea conocido o no sea conocido por la gran masa radica en que el artículo se titule: «El genio del arte que se bañaba en la Fontana de Trevi» (en cuyo caso acabaría siendo célebre entre una decena de  despistados, tres o cuatro eruditos ociosos y veintena y media de hipsters de raza); o que por el contrario el autor prefiriese titular con algo así: «El culo más mojado del mundo» (decisión que supondría el colapso de las redes y el Efecto 2000).

La semana pasada este mismo medio, es más, este mismo periodista, habló con un montón de gente para tratar de sacar adelante el tema diario que se ha comprometido a escribir para el nuevo Yorokobu América (pínchanos en Facebook y Twitter, anda, haz algo útil). El caso, que todos y cada uno de esos textos me llevaron su trabajo excepto uno que se me hizo más fácil, pura documentación ‘internaútica’ y antiguas experiencias personales, sin entrevistas ni trasiegos de por medio. Esfuerzo relativo. Lo titulé: Hola: del apretón de manos al beso en la boca pasando por un meneo del pene ajeno. ¡Toma ya! ¡Pene!, ¡y encima ajeno! 24.481 visitas al canto en el momento de escribir estas líneas, mañana serán más. Esta misma casa, entre sus cuatro artículos más vistos de todos los tiempos –y son miles los publicados- tiene dos textos (cuya genialidad no discuto) que casualmente se titulan Sex in Japan: niñas lamiendo pomos de puertas y Los diez subgéneros más disparatados del porno en Internet. ¡Uy, qué sorpresa!… Que no engañáis a nadie, hombre. Que os gusta.

Es que no discernís, hijos, no discernís. Todo pulsáis en cuanto os suena a guarrerías. Que os da igual que os haya puesto de título fotos de tetas bonitas o que os hubiese puesto fotos de tetas feas como las que aparecen en esta página: Las tetas más horribles del planeta.

(Hale, venga. Vamos a esperar a que vengan todos los que han pinchado en el link de las tetas horrorosas que te envía directo de nuevo a este artículo. ¡Ah! Que estoy solo. Vale, os espero a todos entonces. ¿Ya, guapos? ¿Hemos vuelto a la lectura? Hay que joderse…)

Decía que no me extrañaría nada que un día todos los medios escritos digitales, necesitados de conseguir lectores voluntarios, acabasen dando la información más dura con encabezados al servicio de la tendencia. Que nos presentasen, por ejemplo, las comparativas de listas del paro en los países europeos diciendo: Rajoy la tiene más larga; o que supiéramos de un encontronazo diplomático entre Angela Merkel y Hillary Clinton bajo el rotulado de Choque de pechos pechados; ¿o, por qué no, que nos actualicen el conflicto en Oriente Medio con algo así como Obama a-polla el proceso de Paz? Todo sea por un clic.

Y con esto paro. Perdón por el desahogo pero es que había que decirlo. En mi nombre y en el de todos esos profesionales que se pasan la vida buscando temas para que luego no nos hagáis ni puto caso. Que hay que poneros tetas, culos, huevos, penes, polvos o pezones para que os haga gracia. Que paréis. Que paréis de la tontería de pinchar en las cochinadas y los que no os habéis leído ni una letra de esto, que paréis ya de subir y bajar con el scroll, leches, que no hay tetas bonitas ni hay nada, que era un truco. Así que eso, que espero que os haya quedado claro. Y por si me he pasado seré bueno con los que por lo menos me habéis aguantado este rato: aquí va un buen link para ver tetas perfectas.

Shout_emoticon

No me lo puedo creer, le habéis dado otra vez. Depravados.

Le has dado. Lo que tú me quieras contar, pero has clicado aquí porque ponía fotos de tetas, y punto. Y además que es que sois todos: los chicos, las chicas, los gays, los heteros, los invertebrados y los seres del espacio. ¡Le habéis dado todos, coño! ¡Todos! Es que es la hostia, ya. Un respeto, leñe.

Efectivamente, esto es una regañina porque estáis un poco salidos, majos. Yo el primero. Y por supuesto que un día me toparé con el titular fotos de tetas bonitas en Google y no veré que es mi artículo y clicaré. Fijo. Pero eso no viene al caso. Hoy os estoy regañando yo y a callar todo el mundo.

Joe, es que no es enfadarme por enfadarme, de verdad, que os tengo aprecio. Y por supuesto que esto no es ningún secreto y que no le pilla de nuevas a nadie lo de que la gente sea de botón izquierdo fácil cuando se topan con el ‘morboseo’, pero alguien tiene que dar el puñetazo en la mesa, comprendedlo. Y conste que soy un tío liberado, tolerante y tan sucio como cualquiera, lo juro. Pero es que uno se frustra. Que aquí los periodistas, los blogueros, los publicistas y demás frikis del montón nos pasamos el día currando y tratando de desenterrar novedades para ‘el Respetable’, que sois vosotros, y es que vemos cómo nuestros trabajos -uno detrás de otro- se pierden en el agujero negro de internet sin pena ni gloria alguna. ¡Ahora!, pon una cochinada… ¡Hala! ‘Bestseller’ en Twitter.

La cosa es así: te montas un reportaje interesante, lo trabajas, investigas, te mueves, subes, bajas, corres, visitas, escribes, re-visitas, borras, reescribes, rellamas, te arrepientes de haber empezado, lo terminas, lo rompes, vuelves a empezar, las fotos no valen, comprueba este dato, ese párrafo arriba, un día monto un bar y me dejo de esta mierda, mete los links, una errata, ¿con subtítulo?, el puto WordPress ya me está quitando las negritas y las cursivas, relees, estas 78 líneas fuera, cambias, mierda las cursivas otra vez joder, sobra esa coma, tacha, sustituye, a ver ahora, y por supuesto la llamada del editor que dice que si le puedes “dar una vuelta”, que no lo acaba de ver. “Yes, sir”, total, prefiero hacer eso a comer o dormir o interactuar con otros entes vivos. Resultado: 5 visitas (cuatro son propias) y un comentario bajo la noticia de alguien que firma Anónimo y pone: “Hijo, tu padre y yo te hemos leído, y David el marido de tu hermana nos ha hecho el Facebook como nos mandaste pero no sabemos bien hacer lo que nos escribías que hiciéramos, ¿qué es like? Ya nos dirás. Un beso fuerte, corazón”.

Si es que nos obligáis. Nos estáis obligando. Que ya parece que si uno quiere que la gente pinche en un artículo que no lleve en el titular ni Messis ni Ronaldos tiene que poner el culo por delante. Y lo digo literalmente. Pongamos un ejemplo ficticio: si mañana un compañero de oficio, o yo mismo, hiciésemos un reportaje de… yo que sé, un genio loco e inédito que para estudiar al detalle la sembrada arquitectura de las culturas clásicas pasadas se ha tirado a diario los últimos 30 años de su vida sentándose por dentro de las fuentes históricas de todas las ciudades del mundo y las ha observado durante horas y días para crear después magistrales tesis impartidas en las mejores facultades de arte. ‘Asín’. Pues bien, visto lo visto, digamos que la diferencia entre que este virtuoso sea conocido o no sea conocido por la gran masa radica en que el artículo se titule: «El genio del arte que se bañaba en la Fontana de Trevi» (en cuyo caso acabaría siendo célebre entre una decena de  despistados, tres o cuatro eruditos ociosos y veintena y media de hipsters de raza); o que por el contrario el autor prefiriese titular con algo así: «El culo más mojado del mundo» (decisión que supondría el colapso de las redes y el Efecto 2000).

La semana pasada este mismo medio, es más, este mismo periodista, habló con un montón de gente para tratar de sacar adelante el tema diario que se ha comprometido a escribir para el nuevo Yorokobu América (pínchanos en Facebook y Twitter, anda, haz algo útil). El caso, que todos y cada uno de esos textos me llevaron su trabajo excepto uno que se me hizo más fácil, pura documentación ‘internaútica’ y antiguas experiencias personales, sin entrevistas ni trasiegos de por medio. Esfuerzo relativo. Lo titulé: Hola: del apretón de manos al beso en la boca pasando por un meneo del pene ajeno. ¡Toma ya! ¡Pene!, ¡y encima ajeno! 24.481 visitas al canto en el momento de escribir estas líneas, mañana serán más. Esta misma casa, entre sus cuatro artículos más vistos de todos los tiempos –y son miles los publicados- tiene dos textos (cuya genialidad no discuto) que casualmente se titulan Sex in Japan: niñas lamiendo pomos de puertas y Los diez subgéneros más disparatados del porno en Internet. ¡Uy, qué sorpresa!… Que no engañáis a nadie, hombre. Que os gusta.

Es que no discernís, hijos, no discernís. Todo pulsáis en cuanto os suena a guarrerías. Que os da igual que os haya puesto de título fotos de tetas bonitas o que os hubiese puesto fotos de tetas feas como las que aparecen en esta página: Las tetas más horribles del planeta.

(Hale, venga. Vamos a esperar a que vengan todos los que han pinchado en el link de las tetas horrorosas que te envía directo de nuevo a este artículo. ¡Ah! Que estoy solo. Vale, os espero a todos entonces. ¿Ya, guapos? ¿Hemos vuelto a la lectura? Hay que joderse…)

Decía que no me extrañaría nada que un día todos los medios escritos digitales, necesitados de conseguir lectores voluntarios, acabasen dando la información más dura con encabezados al servicio de la tendencia. Que nos presentasen, por ejemplo, las comparativas de listas del paro en los países europeos diciendo: Rajoy la tiene más larga; o que supiéramos de un encontronazo diplomático entre Angela Merkel y Hillary Clinton bajo el rotulado de Choque de pechos pechados; ¿o, por qué no, que nos actualicen el conflicto en Oriente Medio con algo así como Obama a-polla el proceso de Paz? Todo sea por un clic.

Y con esto paro. Perdón por el desahogo pero es que había que decirlo. En mi nombre y en el de todos esos profesionales que se pasan la vida buscando temas para que luego no nos hagáis ni puto caso. Que hay que poneros tetas, culos, huevos, penes, polvos o pezones para que os haga gracia. Que paréis. Que paréis de la tontería de pinchar en las cochinadas y los que no os habéis leído ni una letra de esto, que paréis ya de subir y bajar con el scroll, leches, que no hay tetas bonitas ni hay nada, que era un truco. Así que eso, que espero que os haya quedado claro. Y por si me he pasado seré bueno con los que por lo menos me habéis aguantado este rato: aquí va un buen link para ver tetas perfectas.

Shout_emoticon

No me lo puedo creer, le habéis dado otra vez. Depravados.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El SXSW rectifica y dedica un día entero al acoso de género online
Las 5 etapas del duelo freelance
Narrativa audiovisual: cómo hacer que alumno y profesor hablen el mismo idioma
Shunga: porno sin vergüenza en el Japón del siglo XVIII
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 112
  • Y de lo malo malo escribes en un medio de tendencias y ‘cool’, nosotros que llevamos un medio de un sector profesional y muy concreto puedes imaginar como llevamos lo de las visitas.

  • Primero, generalizas. Si entré a leer este post, por ejemplo, es porque fue colgado el link por alguien que considero de cabeza amueblada, así que creí que sería un artículo feminista con un título dispar, no por «ver tetas»… Segundo, reclamas atención «si o si» por el esfuerzo hecho en tus posts. Deberías entender que la satisfacción de realizar un buen trabajo es lo que deberia motivarte a escribir, no la «palmadita en la espalda», pues en internet es un bien escurridizo. Escribe cosas interesantes y te leeremos, Puede que no en masa, pero si interesados. Parece que busques un gran número de visitas que la calidad de ellas (que hagan comentarios críticos, por ejemplo). Si es así, enhorabuena, pero haznos un favor y déjate de pedagogia barata.

  • Las tetas están mas cerca de nuestra condicion humana que cualquier articulo que se haya escrito nunca.

    … mas triste seria que la gente clicase al articulo porque pusiera 20 litros de gasolina gratis.

  • Me pasa exactamente lo mismo en mi blog. Una de mis primeras esntradas, allá por 2007, se titula «Porno: eso que nadie ve» y aunque era una paja mental de bloguero inexperto ahí sigue recibiendo muchas más visitas que el artículo, mucho mejor escrito, de cuando sin saberlo acabé viendo una obra de Samuel Becket en el teatro en Ottawa.

  • Viniendo de Yorukobu, esperaba una crítica de este tipo y la encontré, gracias. Quizás algo importante a mi forma de ver, es el tiempo, ver esas tetas bonitas en la cabecera me llevo 2 segundos leer tu artículo 5 minutos, la conclusión como administrador e usuario de redes sociales es: menos tiempo invertido + difusión/temas genéricos + difusión.

    Al pedir a tus usuarios más tiempo y generar un tema para un rango especifico de gente, siempre se obtendrán peores resultados. Por ello a la hora de publicitar es conveniente titulares cortos e imágenes atractivas, independientemente del tema abordado.

    A parte de esa opinión, divertido artículo y gran remate final con el link.
    Salu2.

    • Gracias Sara, pero creemos que está escrito correctamente en nuestro texto.
      Definición del verbo HABER de la RAE (7ª acepción):
      «impers. Ser necesario o conveniente aquello que expresa el verbo o cláusula que sigue. Habrá que pasear Hay que tener paciencia Hay que ver lo que se hace».

      • Tonta de mi… Pensé que la regañina iba a contener referencias a la misoginia imperante, que la tenemos tan internalizada, que ya se utilizan las tetas (de las mujeres, que hasta donde yo sé no existen las tetas autónomas) no sólo para ‘vender’ productos sino, también ahora, artículos periodísticos.

        *Aunque viendo la foto de encabezamiento no sé como no lo vi venir…

  • Pero porque no te pones a mirar tetas con nosotros y dejas de hacernos sentir mal??

    Si no nos interesan otros temas igual tambien se debe a que nadie ha sabido explicarnoslos de forma que cautive nuestro interes.. que significa esto??

    .. que conecte con nosotros. En vez de decirnos que «deberiamos» conectar con ella (o él).

    Si tienes algo interesante que decirme acercate a mi. Sino dejame en paz mirando tetas, no me hagas sentir mal que yo no he llamado a tu puerta diciendote como «tienes» que ser, o lo que «deberia» interesarte.

    Si la montaña no se acerca a Mahoma…Mahoma se queja de que la montaña no se acerca a él?? 😉

  • Estamos en problemas si las tetas nos desvían de lo significativo en este mundo, aunque parece ser que la reproducción es el objetivo n1 del mundo entero. Claro una trampa de la naturaleza, si apretar un par de bonitas tetas y meterla no diera tanto placer, no habrian tantos humanos trtando de hacer lo mismo. Asi que, de que se trata esto de reproducirnos hasta reventar la Tierra o ya es hora de devolver la manzana al árbol?,

  • Buenísimo!!!
    Me ha gustado mucho cómo lo has descrito, das en el clavo.
    Como novato escribiendo un Blog también he constatado esto, así somos, y más en la era Internet donde hay exceso de información y nadie se sienta más de 2 minutos a leer casi nada.
    Yo me lo he leído entero, y lo he disfrutado. Gracias!

  • Cada que puedo, me tomo mis minutos para leerlos, analizar y procesar la información que con esfuerzo nos traen acá. Y es que aunque aun no sea una experta en el campo, puedo sentir [de manera diferente] esa presión, por saber que vamos a colocar la siguiente semana y que el publico no interactué de manera exitosa.
    Lamentablemente el morbo, como decimos acá en México atrae más que «salvando al mundo con métodos caseros y sencillos» [por dar un ejemplo].

  • A veces solo se pincha por el titular, por curiosidad, ni siquiera porque te sientas identificado. No quieres ver tetas sino ver qué hay de nuevo. Y me parece nuevo que no haya tetas. Gracias!!

  • La verdad le doy clic a todos sus post que son en general bastante buenos, ahora ver tetas, culos, penes y todo el repertorio también esta dentro de lis intereses humanos, es comprensible, lo malo es cuando no se hace otra cosa que mirar cosas de este tipo o aún peor ver noticias bobas sobre celebridades y claro yo también lo he hecho pero me concentro más e. posta que me aporten y enseñen algo

  • Pues no te falta razón, no… Tanto por curro (marketing de contenidos, redacta que te redacta) como por blogger sin pena ni gloria, te entiendo (y mucho).

    Pero ahora en serio.

    ¿Y las tetas?

    Que no. Entendido… Toda la razón del mundo.

    PD: Tetash.

  • Vaya chapa (Con cariño) Es obvio lo de las tetas. También es que los tíos mazados y de dos metros les miran más por la calle. ¿voy llorando a las tías? No. Así son las reglas. Llorón! ! Probablemente si escribes millonario obtengas el mismo efecto que con tetas. Comer, follar y parir!

  • Diría que he entrado buscando tetas, pero no… por suerte o por desgracia, he visto el principio del artículo en Feisbuk y ya me he percatado de que, probablemente, no habría tetas (lo que no deja de ser una pena, pero vaya…).

    En cualquier caso, mi enhorabuena por el post y la sonrisa con la que me voy a la cama tras leerlo, me ha encantado 😉

  • Hay que tener en cuenta que el interés por el contenido sexual o erótico-festivo es independiente del interés por otros temas, tan sólo ocupa y entretiene algo más nuestra mente. Si te interesa un articulo lo vas a mirar igual, quizás será poca gente quien lo haga, ni más ni menos. (Os paso un link de culos preciosos)

  • Vine por la teta, me engañaste, dos veces (no me importaba que fuera fea, quería ver una teta). Puedo ayudar a justificar ese afan, sin dejar ser tan sucio como tú o como cualquiera. Esa teta, por Dios, esa teta que nos lleno de vida. Ese imago primordial, lo que nos lleno el vacio existencial desde el primero de nuestros dias. Con el empezamos a ver, luego a oler, tambien tocar, hasta llegar a saborear, y no se si lo oimos, pero seguramente ese sonido al mamar resuena en nuestra cabeza desde aquel dia. Por eso no es razón hetero-masculina ni homo-femenina ese amor a estas protuberancias, ¡ES UNIVERSAL! Y si no que nos expliquen porque el gran recurso de publicaciones orientadas para ambos sexos son ellas y no otras.

  • A mi particularmente, me extrañaba en este medio, las tetas y hasta pensé ke serian bien bonitas, por la calidad de yorokobu.
    Pero si, razon tienes y casiii le doy alos links, pero segui leyendo.
    Para los deportes, la voz de Galicia ya utiliza titulares como «contra el perico toma fariña» al referirse ke contra el equipo del español de barcelona, volvia un jugador ke se llama fariña, el simil es brutal, en un medio de gran tirada en la tierra de la droga.
    Pero si pagan la hora 5 € seriedad 0. Aki gratis, me hubiese visto las tetas.

  • Pocas veces tengo tiempo para leer vuestros artículos pero he de admitir que la foto y ver este artículo compartido por varios amigos, colegas de mi gremio, me han invitado a clickar. No he pinchado en ninguno de los enlaces que mencionas porque el artículo, redactado con tanta refrescante desfachatez -es una alabanza- me tenía enganchada.

    Quiero felicitarte Jaled, porque me he reído mucho imaginando la conversación frente a ti y porque prefiero este tipo de ‘frescuras’ a las noticias. Mil veces de hecho. Gracias.

  • dice un amigo mio que es inútil enfadarnos con las consecuencias de la realidad ya que son simplemente eso.
    Si la gente pincha mas sobre morbo no es solo por que seamos así, puede que haya motivos academicos, sociales, de entorno cultural etc. es decir, el problema empezó hace mucho.
    Si no tenemos ninguna respuesta o propuesta alternativa a esas causas o no podemos esperar a l final de un proceso de cambio, la opción sera adaptarse a las circumstancias.
    Dicho de otro modo: has expuesto una queja, por que no la conviertes en una propuesta?
    En vez de decir, «es que solo mirais si hay morbo» di, «si os digo que hay morbo lo mirareis?»
    creo que si el sensacionalismo y el amarillismo acaban en el título y el articulo esta bien, tiene contenido, que mas da meter un poco de humor?

  • Que sepas que si se comparte en cualquier red social (donde lo he visto yo) se pierde la sorpresa e intención de tu post ya que se puede leer el párrafo donde regañas y aclaras que das clic porque hay tetas, aún así he entrado para ver de que iba esta chorrada 😛

  • Oooh! Soy de esas personas a las que les gusta leer, los buenos artículos periodísticos y la crítica fundamentada.
    He llegado al artículo por el titular, esperando encontrar lo que en efecto está escrito. No he caído en las trampas puestas entre medias y he llegado al final.
    ¡Y lo he disfrutado!
    Gracias y no decaigas… No es país para buenos periodistas (al menos en estos momentos), pero no abandones porque un poquito más adelante está la gloria.

  • Este artículo es la mejor queja al periodismo amarillista que he leído, ya deciá yo que Yorokobu no publicaría tetas desnudas (o sí jaja). Lo cierto del caso, es que esta nota es realmente interesante, soy crítica número 1 frente a los titulares amarillistas, ofensivos y hasta falsos que corren como pólvora en internet, y hoy le he dado clic sólo por curiosidad (hasta me siento culpable jaja). Bravo por el periodista Jaled ¡alguién tenía que decirlo! Espero seguir leyendo tus artículos (con títulos reales). Por un mejor periodismo.

  • JAJAJAJAJA. Me mataste. De periodista y friki a otro: qué buen texto. No pierdas esperanza, habemos unos cuantos locos que leemos cada letra de un buen artículo, de principio a fin. Saludos desde MEXICOUUUUCITY

  • JAJA! he caido las dos veces, y puedo entenderlo un poco pero es que la selección que hacen es tan buena que yo me imaginaba unas tetas artísticas o no sé. Soy fotógrafa y diseñadora y me leo yorokobu por las mañanas en el tuiter antes de hacerme el café y abrir los correos, así que a mi sí me encanta que se quiebren la cabeza buscando todo lo que encuentran. Gracias por lo que hacen chicos, sin ustedes tal vez el mundo sería igual pero definitivamente es mucho mejor con ustedes en el timeline. Gracias!

  • Cucha, lo admito, le he dado, porque era morboso y porque erais vosotros, con lo que se espera un giro más. Te he leído hasta el final y solo quería decir: ole mil veces. Toda la razón del mundo tienes. Una pena cómo han están nuestras​ inquietudes. Estamos por la información pero cuesta el esfuerzoa veces. Ahora, pa lo que nos gusta, siempre de puede dedicar un ratito más. Que conste, no he caído en los demás enlaces. Porque se te ha visto venir,no por otra cosa 😉 Oye, ha molado.

  • Cucha, lo admito, le he dado, porque era morboso y porque erais vosotros, con lo que se espera un giro más. Te he leído hasta el final y solo quería decir: ole mil veces. Toda la razón del mundo tienes. Una pena cómo han están nuestras​ inquietudes. Estamos por la información pero cuesta el esfuerzoa veces. Ahora, pa lo que nos gusta, siempre de puede dedicar un ratito más. Que conste, no he caído en los demás enlaces. Porque se te ha visto venir,no por otra cosa 😉 Oye, ha molado

  • Lo que se dice en este artículo es la cruda realidad, la cruda y lamentable realidad; pero, por si sirve de consuelo (que lo dudo) entré a leerlo porque me asusté al ver que Yorokobu, un referente para mí de buen periodismo, había caído en la espiral del «morboseo». Por suerte, no ha sido así y, en la línea de siempre, la lectura no defrauda. Gracias por despertar la reflexión sobre algo que está ahí y que se denuncia poco. Tetas somos de clic fácil, ¡ay! quería decir «todos».

  • Entiendo el ejercicio de catarsis, pero soy de esos que pinché con escepticismo ya que supuse que un catálogo de tetas bonitas tampoco es que sea tan fácil de elaborar. Implicaría todo un trabajo de investigación, revisión de literatura, definición de estándares, búsqueda de modelos, etc.

    En fin, a ver si te animas.

  • si, es cierto que hay contenidos que siempre tendrán mucho mas tirón. de que nos sorprendemos. no hay mas que ver cual es el periódico mas leído en españa. ya estábamos avisados. pero eso no debe ser motivo para lamentaciones ni falsas conclusiones. hacen falta buenos contenidos y si, hay una parte del público que los reclama.
    quizá el problema es que hay cierta saturación de canales. no digo que debería de haber menos. para nada.
    yo me dedico a las artes visuales y experimento una sensación muy parecida a la que mencionas en este artículo. y quizá debemos reconocer que cada vez hay mas artistas, periodistas, trabajadores de contenidos o creativos. y la competencia es feroz. somos muchos peleándonos por nuestro trozo de pastel.
    también hay que reconocer que internet es un medio optimo para el ruido.
    pero lo que quiero decir es que la conclusión que tendemos a extraer es que no vale la pena apostar por la calidad, y que lo bueno de verdad va a caer en el olvido.
    y no es cierto, esta es una conclusión falaz.
    ¿quién ha vendido mas discos este año, kanye west (por poner un ejemplo de top ventas) o bach???
    la respuesta está bien clara. pero y si la cuestión es: ¿quién de los dos ha vendido mas discos desde el inicio de la industria discográfica…??? o mejor aún: ¿quién de los dos va a vender mas discos durante este siglo???
    en le eterno debate calidad – comercialidad, hay que tener en cuenta la escala temporal.
    y de paso no sacar las cosas de quicio. las películas de david lynch no alcanzarán los niveles de audiencia de avatar, pero aún así goza de un merecido éxito, nada desdeñable.

  • Hijo, que ya hemos leído este artículo también. Te ha quedado muy bonito. Vendrás mañana a comer? Abrígate que está refrescando. Un beso.

  • Cuando esta mañana recibí el link a este artículo en mi whatsapp, a través de una colega de profesión, pensé que le habían hackeado la cuenta. Le escribí para decirle: «dear, tú no me has enviado esto, have you?» #nowayjosé, pensé. Pero resulta que sí. Que había sido ella in the flesh. «De esto tú sabes mucho», me dijo (de comunicación y captar atención, no de tetas, que te veo venir -aunque ahora que lo pienso tampoco se me da mal ese topic). Anyway, esperé a tener un rato para leerlo con calma. Y I must confess: he picado. Y sí, las dos veces. Y terminado con una carcajada, entre divertida e indignada, que yo quería mi ración de tetas online y me he quedado con las ganas. La risa final no tiene precio en un artículo que con retranca y mala baba pone puntos sobre íes en un asunto que da para llorar más que para reír. Gracias. Tras la loa, comparto.

  • Hijo, tu padre y yo te hemos leído, y David el marido de tu hermana nos ha hecho el Facebook como nos mandaste pero no sabemos bien hacer lo que nos escribías que hiciéramos, ¿qué es like? Ya nos dirás. Un beso fuerte, corazón

  • Que artículo más bueno, Jaled. Si es que como nos gusta leerte y que orgullosos estamos de ti. Para la cena, tu hermana se va a comer el filete que quedó pero a ti te quedan las croquetas, ¿vale, cielo? Besos.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *