6 de marzo 2014    /   IDEAS
por
 

Los frailes españoles que se adelantaron a la NSA

6 de marzo 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

La Agencia Nacional de Seguridad de EE UU (NSA) ha escandalizado al mundo con sus sofisticados sistemas de espionaje. Hasta los SMS pasan bajo su lupa. Pero este organismo no ha inventado nada. El espionaje y las malas artes de husmear en asuntos ajenos son tan remotos como el origen del hombre.

El entramado fisgón de la NSA es, ciertamente, de una complejidad admirable. Pero en realidad no es más que el sistema más avanzado en técnica y alcance de la historia de la humanidad. Los antecedentes se encuentran en cualquier rincón del mundo y en cualquier época.

EE UU ha llegado más lejos con sus servicios de vigilancia pero no se adelantó a España. Hubo una época en la que los dos países iban a la par. Mientras el Congreso del país norteamericano establecía crear una unidad dedicada a interceptar información llamada Cipher Bureau and Military Intelligence Branch, Section 8, que más tarde se convertiría en la NSA, en España, unos frailes zaragozanos probaban su propio sistema de espionaje.

Los estadounidenses habían declarado la guerra a Alemania tres semanas antes. En España, la crisis de 1917 había revuelto la cuestión política y social del país, y el monarca, Alfonso XIII, había promovido un gobierno de concentración nacional presidido por el liberal García Prieto.

El diario El Sol publicó una noticia el lunes 25 de enero de 1918 titulada Un suceso extraño y en el subtítulo explicaba el por qué de la rareza: Desde un colegio de frailes hacen una derivación telefónica que permite sorprender todas las noticias oficiales. El artículo reproducía lo que publicó el Diario de Avisos, de Zaragoza, para ampliar una noticia que el corresponsal de El Sol ya había adelantado por telégrafo desde esa ciudad.

Ocurrió así…

«En el Gobierno civil se nos han facilitado informes acerca de un descubrimiento hecho recientemente. Como el esclarecimiento de la verdad corresponde al Juzgado, que ya está en funciones, nos limitamos a reproducir los informes facilitados, sin que demos ni restemos importancia al suceso, que puede muy bien no tenerla.

En el Gobierno Civil hay montada una línea telefónica especial. Es la del teléfono oficial, el hilo que funciona directamente con el Gobierno.

El personal de la red telefónica realiza todas las mañanas pruebas, haciendo llamadas al Gobierno civil, para comprobar si la línea funciona normalmente.

En la última prueba verificada, el teléfono no funcionaba bien. No sonaba el timbre. En vista de ello, el capataz Macario Marrón fue a inspeccionar la línea.

Examinó los hilos que van sobre el tejado del Gobierno civil y cruzan sobre el edificio contiguo, ocupado por los frailes Corazonistas. En este sitio, el capataz descubrió un hilo que le llamó la atención.

Tiró de él y vio que se trataba de un hilo de cobre, mediante el cual quedaba establecida una perfecta derivación de la línea telefónica del Estado con uno de los desvanes del colegio.

El capataz cortó la comunicación y dio aviso al director del Centro telefónico. Además del hilo, el capataz halló en el desván una instalación de hilos y un condensador.

Enterado el gobernador, solicitó del Juzgado de guardia, que era el del Pilar, un mandamiento judicial para verificar registros.

Obtenido el mandamiento, el jefe de Policía, Sr. Aparicio, en compañía de los oficiales de Telégrafos señores Riera, Tolosana y Sigüenza, más el capataz, procedió a practicar los registros.

Recibidos por el director del colegio, no negó el hecho descubierto. Afirmó que la derivación no tenía trascendencia; su objeto era realizar unos experimentos científicos, estudiando las corrientes eléctricas.

Dijo que en cuanto advirtió que la comunicación había sido cortada, supuso que se practicaría algún registro, y retiró el condensador, aparato que presentó al jefe de Policía.

Hubo una animada discusión entre el personal técnico y el director del colegio acerca de los fines de la instalación descubierta.

Encontróse en el registro una instalación de hilo, disimulada en la pared, con poleas grandes y pequeñas.

Todo fue recogido y enviado al Juzgado de guardia con el correspondiente atestado. Y después de esto, que es todo lo que oficialmente se conoce, el Juzgado tiene la palabra».

e1

e2

Imagen de portada: Logo de la EFF contra el espionaje de la NSA. De Wikimedia.org reproducido bajo licencia CC.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

La Agencia Nacional de Seguridad de EE UU (NSA) ha escandalizado al mundo con sus sofisticados sistemas de espionaje. Hasta los SMS pasan bajo su lupa. Pero este organismo no ha inventado nada. El espionaje y las malas artes de husmear en asuntos ajenos son tan remotos como el origen del hombre.

El entramado fisgón de la NSA es, ciertamente, de una complejidad admirable. Pero en realidad no es más que el sistema más avanzado en técnica y alcance de la historia de la humanidad. Los antecedentes se encuentran en cualquier rincón del mundo y en cualquier época.

EE UU ha llegado más lejos con sus servicios de vigilancia pero no se adelantó a España. Hubo una época en la que los dos países iban a la par. Mientras el Congreso del país norteamericano establecía crear una unidad dedicada a interceptar información llamada Cipher Bureau and Military Intelligence Branch, Section 8, que más tarde se convertiría en la NSA, en España, unos frailes zaragozanos probaban su propio sistema de espionaje.

Los estadounidenses habían declarado la guerra a Alemania tres semanas antes. En España, la crisis de 1917 había revuelto la cuestión política y social del país, y el monarca, Alfonso XIII, había promovido un gobierno de concentración nacional presidido por el liberal García Prieto.

El diario El Sol publicó una noticia el lunes 25 de enero de 1918 titulada Un suceso extraño y en el subtítulo explicaba el por qué de la rareza: Desde un colegio de frailes hacen una derivación telefónica que permite sorprender todas las noticias oficiales. El artículo reproducía lo que publicó el Diario de Avisos, de Zaragoza, para ampliar una noticia que el corresponsal de El Sol ya había adelantado por telégrafo desde esa ciudad.

Ocurrió así…

«En el Gobierno civil se nos han facilitado informes acerca de un descubrimiento hecho recientemente. Como el esclarecimiento de la verdad corresponde al Juzgado, que ya está en funciones, nos limitamos a reproducir los informes facilitados, sin que demos ni restemos importancia al suceso, que puede muy bien no tenerla.

En el Gobierno Civil hay montada una línea telefónica especial. Es la del teléfono oficial, el hilo que funciona directamente con el Gobierno.

El personal de la red telefónica realiza todas las mañanas pruebas, haciendo llamadas al Gobierno civil, para comprobar si la línea funciona normalmente.

En la última prueba verificada, el teléfono no funcionaba bien. No sonaba el timbre. En vista de ello, el capataz Macario Marrón fue a inspeccionar la línea.

Examinó los hilos que van sobre el tejado del Gobierno civil y cruzan sobre el edificio contiguo, ocupado por los frailes Corazonistas. En este sitio, el capataz descubrió un hilo que le llamó la atención.

Tiró de él y vio que se trataba de un hilo de cobre, mediante el cual quedaba establecida una perfecta derivación de la línea telefónica del Estado con uno de los desvanes del colegio.

El capataz cortó la comunicación y dio aviso al director del Centro telefónico. Además del hilo, el capataz halló en el desván una instalación de hilos y un condensador.

Enterado el gobernador, solicitó del Juzgado de guardia, que era el del Pilar, un mandamiento judicial para verificar registros.

Obtenido el mandamiento, el jefe de Policía, Sr. Aparicio, en compañía de los oficiales de Telégrafos señores Riera, Tolosana y Sigüenza, más el capataz, procedió a practicar los registros.

Recibidos por el director del colegio, no negó el hecho descubierto. Afirmó que la derivación no tenía trascendencia; su objeto era realizar unos experimentos científicos, estudiando las corrientes eléctricas.

Dijo que en cuanto advirtió que la comunicación había sido cortada, supuso que se practicaría algún registro, y retiró el condensador, aparato que presentó al jefe de Policía.

Hubo una animada discusión entre el personal técnico y el director del colegio acerca de los fines de la instalación descubierta.

Encontróse en el registro una instalación de hilo, disimulada en la pared, con poleas grandes y pequeñas.

Todo fue recogido y enviado al Juzgado de guardia con el correspondiente atestado. Y después de esto, que es todo lo que oficialmente se conoce, el Juzgado tiene la palabra».

e1

e2

Imagen de portada: Logo de la EFF contra el espionaje de la NSA. De Wikimedia.org reproducido bajo licencia CC.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Desmontando mitos sobre el informe PISA y el fracaso escolar
Abrir una semana al mes, la fórmula de una chef brasileña para tener un restaurante y ser feliz
Valle-Inclán: «Este momento efímero contiene todo el pasado y todo el porvenir»
Consejo de Estado: la carísima casa de los ‘ex’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • ¡Los Corazonistas! Soy de Zaragoza y eran nuestro colegio rival (a cinco minutos del mío y de mi casa).

  • ¡Los Corazonistas! Soy de Zaragoza y eran nuestro colegio rival (a cinco minutos del mío y de mi casa).

  • ¡Los Corazonistas! Soy de Zaragoza y eran nuestro colegio rival (a cinco minutos del mío y de mi casa).

  • ¡Los Corazonistas! Soy de Zaragoza y eran nuestro colegio rival (a cinco minutos del mío y de mi casa).

  • ¡Los Corazonistas! Soy de Zaragoza y eran nuestro colegio rival (a cinco minutos del mío y de mi casa).

  • No me acaba de sorprender. Yo estudié en los Corazonistas de Vitoria y en el antiguo colegio (antes de las obras) tenían una serie de túneles subterráneos bastante extensos.

    Los Corazonistas son una orden de origen francés que salieron por patas de Francia casi con lo puesto. No me extraña que a partir de esa experiencia idearan formas de escape y de control «por si acaso».

    Buen artículo!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies