25 de febrero 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Dos hombres condenados por homofobia se casan en la cárcel

25 de febrero 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Dos hombres que cumplen condena en el condado de Yorkshire quieren casarse. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque ambos cometieron delitos homófobos, acabando con la vida de dos homosexuales.
Uno de ellos tendrá que pasar 18 años de su vida en la cárcel por asesinar a sangre fría a un gay; el otro, toda la vida por perseguir homosexuales y golpear a uno de ellos hasta la muerte.
Es una noticia sorprendente que se hayan enamorado el uno del otro después de haber cometido delitos tan atroces. Y todavía más que hayan sentido el impulso de casarse, si no van a poder compartir ni celda el resto de sus días.
hombres-casan-carcel
También se ha dado el caso de una persona que decía ‘curar’ la orientación sexual de los gais y terminó aceptando la homosexualidad y dando el «sí quiero» a su pareja. Y el vicepresidente del partido más represivo con la homosexualidad en Francia, el Frente Nacional, fue pillado por sorpresa paseando con su novio.
Hay estudios, como este de 2012, de investigadores de varias universidades de Estados Unidos e Inglaterra, que afirma grosso modo la influencia negativa de una represión familiar y educativa en personas que sienten una orientación homosexual y practican la homofobia para evitar el rechazo del resto.
Pero de todos los casos que se han dado a conocer, el más sonado en internet es el de un exlíder del Ku Klux Klan al que la policía sorprendió en el coche haciendo arrumacos con un travesti negro. Fue detenido y le dijo a los agentes que pretendía darle una paliza. No parecía que fuera a hacerlo según lo que vieron.
El ser humano está lleno de contradicciones. Mejor dejar salir el amor verdadero y cambiar la bandera de un partido u organización homófoba por la del arco iris, si es que sientes atracción por alguien de tu mismo sexo. Donde hay color siempre hay alegría y donde hay alegría, ya se sabe…
———
Foto de portada: Lisa F. Young/Shutterstock

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Dos hombres que cumplen condena en el condado de Yorkshire quieren casarse. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque ambos cometieron delitos homófobos, acabando con la vida de dos homosexuales.
Uno de ellos tendrá que pasar 18 años de su vida en la cárcel por asesinar a sangre fría a un gay; el otro, toda la vida por perseguir homosexuales y golpear a uno de ellos hasta la muerte.
Es una noticia sorprendente que se hayan enamorado el uno del otro después de haber cometido delitos tan atroces. Y todavía más que hayan sentido el impulso de casarse, si no van a poder compartir ni celda el resto de sus días.
hombres-casan-carcel
También se ha dado el caso de una persona que decía ‘curar’ la orientación sexual de los gais y terminó aceptando la homosexualidad y dando el «sí quiero» a su pareja. Y el vicepresidente del partido más represivo con la homosexualidad en Francia, el Frente Nacional, fue pillado por sorpresa paseando con su novio.
Hay estudios, como este de 2012, de investigadores de varias universidades de Estados Unidos e Inglaterra, que afirma grosso modo la influencia negativa de una represión familiar y educativa en personas que sienten una orientación homosexual y practican la homofobia para evitar el rechazo del resto.
Pero de todos los casos que se han dado a conocer, el más sonado en internet es el de un exlíder del Ku Klux Klan al que la policía sorprendió en el coche haciendo arrumacos con un travesti negro. Fue detenido y le dijo a los agentes que pretendía darle una paliza. No parecía que fuera a hacerlo según lo que vieron.
El ser humano está lleno de contradicciones. Mejor dejar salir el amor verdadero y cambiar la bandera de un partido u organización homófoba por la del arco iris, si es que sientes atracción por alguien de tu mismo sexo. Donde hay color siempre hay alegría y donde hay alegría, ya se sabe…
———
Foto de portada: Lisa F. Young/Shutterstock

Compártelo twitter facebook whatsapp
Sí, puedes mear en el mar sin sentirte culpable
El corrector automático y los penes brasileños
La denuncia contra la persecución de M.I.A y Romain Gavras
El bukkake era un castigo para mujeres infieles
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad