BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
1 de febrero 2014    /   BRANDED CONTENT
 

Judit Maldonado gana el concurso Hazlo Tú 2014

1 de febrero 2014    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La inspiración está en todos sitios. En los que abruman con su grandeza y en los que recogen las cosas pequeñas que constituyen la base para la vida. Judit Maldonado se centró en las escalas reducidas y, con su propuesta, se ha alzado con el primer premio en el concurso para diseñar la portada y la contraportada de Yorokobu en febrero de 2014.

Judit Maldonado quiso centrar la mirada en lo pequeño, en lo que hay a escalas que, por reducidas, quedan lejos del alcance humano. Lo que ocurre ahí explica muchas de las cosas que se viven y se sienten. El motor de la naturaleza funciona como la marea, que adquiere su primer impulso en lo minúsculo y crece hasta hacerse imponente.

La diseñadora vincula la portada y la contraportada de este mes mediante una relación en la que alienta la invasión de espacios ajenos, pero que, a la vez, enlaza dos parcelas con cierto mimetismo esencial. La ilustradora leridana se disfrazó de entomóloga para crear un insectarium que fundiese a Yorokobu y Volkswagen en un único ente.

“Los bichos son escarabajos representando cada una de las letras que forman la palabra Yorokobu, junto con la etiqueta apropiada que recuerda al nombre científico que suele aparecer debajo de cada ejemplar del insectario. El escarabajo que falta en la portada es la clave y el hilo conductor que la vincula con la contraportada”, explica. Ese escurridizo escarabajo es el Beetle de Volkswagen.

Maldonado explica que todo empezó con un esbozo de cada escarabajo para que cada uno de los que aparecen tuviera una forma similar a las letras necesarias. “Tengo una fuerte debilidad por la ilustración hecha manualmente y que refleje mi propio trazo expresivo, así que, en este caso, todo empezó con el dibujo de cada uno de los escarabajos por separado mediante lápiz, tinta china, agua y plumilla”, dice.

Tras la artesanía de la línea, vino la tecnología en el color. “Los bichos fueron escaneados y puestos en escena en la portada, a la vez que coloreados con Photoshop. El mismo proceso seguí para el coche y para el rastro de las ruedas”, cuenta.

Judit Maldonado siempre ha valorado “la ventana abierta que constituye la portada de Yorokobu, al ceder el absoluto protagonismo cada mes a un artista o diseñador distinto y así dar a conocer su trabajo”. Ahora es ella la que se ha ganado por sus propios méritos el derecho a ser la cara y la cruz de la revista en febrero de 2014. Ella es la ganadora de la tercera edición de Hazlo Tú, el concurso de creatividad organizado por Yorokobu gracias al apoyo de Volkswagen.

y_cover_feb
Pages from baja_aaff_yorokobu_febrero2014

La inspiración está en todos sitios. En los que abruman con su grandeza y en los que recogen las cosas pequeñas que constituyen la base para la vida. Judit Maldonado se centró en las escalas reducidas y, con su propuesta, se ha alzado con el primer premio en el concurso para diseñar la portada y la contraportada de Yorokobu en febrero de 2014.

Judit Maldonado quiso centrar la mirada en lo pequeño, en lo que hay a escalas que, por reducidas, quedan lejos del alcance humano. Lo que ocurre ahí explica muchas de las cosas que se viven y se sienten. El motor de la naturaleza funciona como la marea, que adquiere su primer impulso en lo minúsculo y crece hasta hacerse imponente.

La diseñadora vincula la portada y la contraportada de este mes mediante una relación en la que alienta la invasión de espacios ajenos, pero que, a la vez, enlaza dos parcelas con cierto mimetismo esencial. La ilustradora leridana se disfrazó de entomóloga para crear un insectarium que fundiese a Yorokobu y Volkswagen en un único ente.

“Los bichos son escarabajos representando cada una de las letras que forman la palabra Yorokobu, junto con la etiqueta apropiada que recuerda al nombre científico que suele aparecer debajo de cada ejemplar del insectario. El escarabajo que falta en la portada es la clave y el hilo conductor que la vincula con la contraportada”, explica. Ese escurridizo escarabajo es el Beetle de Volkswagen.

Maldonado explica que todo empezó con un esbozo de cada escarabajo para que cada uno de los que aparecen tuviera una forma similar a las letras necesarias. “Tengo una fuerte debilidad por la ilustración hecha manualmente y que refleje mi propio trazo expresivo, así que, en este caso, todo empezó con el dibujo de cada uno de los escarabajos por separado mediante lápiz, tinta china, agua y plumilla”, dice.

Tras la artesanía de la línea, vino la tecnología en el color. “Los bichos fueron escaneados y puestos en escena en la portada, a la vez que coloreados con Photoshop. El mismo proceso seguí para el coche y para el rastro de las ruedas”, cuenta.

Judit Maldonado siempre ha valorado “la ventana abierta que constituye la portada de Yorokobu, al ceder el absoluto protagonismo cada mes a un artista o diseñador distinto y así dar a conocer su trabajo”. Ahora es ella la que se ha ganado por sus propios méritos el derecho a ser la cara y la cruz de la revista en febrero de 2014. Ella es la ganadora de la tercera edición de Hazlo Tú, el concurso de creatividad organizado por Yorokobu gracias al apoyo de Volkswagen.

y_cover_feb
Pages from baja_aaff_yorokobu_febrero2014

Compártelo twitter facebook whatsapp
La rebelión de un lobby como mero lugar de paso
Miss Beige, la heroína antiselfi con cara de malas pulgas
La letra, con creatividad entra
El WC que Keith Haring llenó de penes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 22
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies