fbpx
2 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

GarAJE: un espacio de coworking con servicio de incubadora de empresas

2 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Era un garaje. Lo tomó AJE (Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid) y lo convirtió en garAJE. No dejó que volvieran a entrar coches y lo llenó de emprendedores. Pero no lo hizo oficina porque pretendía construir un lugar más inspirador. “Queríamos adaptarnos al ecosistema de los emprendedores. Estas personas no quieren trabajar en oficinas. Quieren un espacio para compartir”, indica Félix López Capel, director ejecutivo de esta asociación.

GarAJE es “un espacio de coworking, innovador y motivador, con zona wifi y chill out”, explica López Capel. Ese es uno de sus usos. Otro es la realización de eventos. El encuentro de networking para desempleados Pink Slip Party, Innosfera o Iniciador, por ejemplo, se celebran allí. Estos dos últimos, además, han establecido su sede en este local de más de 800 metros cuadrados, situado en el barrio de Prosperidad de Madrid.

Pero el uso realmente novedoso de este espacio está en su Centro de Alto Rendimiento. AJE ha creado una incubadora para ayudar a impulsar varios proyectos empresariales. “Hay ocho boxes (despachos) donde se incubarán ocho proyectos elegidos por empresas de éxito durante un año. Es una lanzadera para las empresas. Les ofrecemos despachos amueblados y apoyo de todo tipo”, indica el director ejecutivo.

Estas ayudas consisten en asesoría para su plan de empresa; plan financiero; búsqueda de financiación; asesoría legal, jurídica, laboral y de recursos humanos; plan de marketing y comunicación; bolsa de empleo; calidad; y búsqueda de clientes y espacios de trabajo.

“Desde que tienes tu plan de negocio en una servilleta hasta que lo ves crecer”, especifica López Capel.

Además, en GarAJE, que se inaugura esta tarde, se celebran continuamente encuentros de networking y formación.

AJE Madrid nació en 1984 como “asociación privada independiente, apolítica, multisectorial y sin ánimo de lucro”. En la actualidad agrupa a empresarios madrileños menores de 40 años y basa su actividad en la selección de proyectos de innovación que considera con mayor posibilidad de éxito, apoyo a iniciativas de emprendimiento social, ayuda a proyectos nacidos en universidades y desarrollo de planes de entrenamiento individual para las empresas incubadas.

La asociación describe así el perfil típico de “joven empresario madrileño”: “hombre de entre 26 y 35 años, soltero, que gestiona una empresa dedicada a la informática y las nuevas tecnologías, con una plantilla de entre 1 y 10 empleados”.

Del perfil de las empresas dice: “son mayoritariamente sociedades limitadas y tienen un volumen de negocio inferior a los 500.000 euros. Pertenecen a los sectores de las nuevas tecnologías, la comunicación, el comercio y los servicios sociales. La mayoría de los jóvenes empresarios (51,3%) gestionan empresas con una antigüedad superior a los 5 años, aunque hay que destacar que han experimentado un incremento importante las compañías con una antigüedad de entre 1 y 3 años. En los últimos años se ha detectado un aumento sostenido en el número de mujeres que desean montar una empresa en Madrid”.

Era un garaje. Lo tomó AJE (Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid) y lo convirtió en garAJE. No dejó que volvieran a entrar coches y lo llenó de emprendedores. Pero no lo hizo oficina porque pretendía construir un lugar más inspirador. “Queríamos adaptarnos al ecosistema de los emprendedores. Estas personas no quieren trabajar en oficinas. Quieren un espacio para compartir”, indica Félix López Capel, director ejecutivo de esta asociación.

GarAJE es “un espacio de coworking, innovador y motivador, con zona wifi y chill out”, explica López Capel. Ese es uno de sus usos. Otro es la realización de eventos. El encuentro de networking para desempleados Pink Slip Party, Innosfera o Iniciador, por ejemplo, se celebran allí. Estos dos últimos, además, han establecido su sede en este local de más de 800 metros cuadrados, situado en el barrio de Prosperidad de Madrid.

Pero el uso realmente novedoso de este espacio está en su Centro de Alto Rendimiento. AJE ha creado una incubadora para ayudar a impulsar varios proyectos empresariales. “Hay ocho boxes (despachos) donde se incubarán ocho proyectos elegidos por empresas de éxito durante un año. Es una lanzadera para las empresas. Les ofrecemos despachos amueblados y apoyo de todo tipo”, indica el director ejecutivo.

Estas ayudas consisten en asesoría para su plan de empresa; plan financiero; búsqueda de financiación; asesoría legal, jurídica, laboral y de recursos humanos; plan de marketing y comunicación; bolsa de empleo; calidad; y búsqueda de clientes y espacios de trabajo.

“Desde que tienes tu plan de negocio en una servilleta hasta que lo ves crecer”, especifica López Capel.

Además, en GarAJE, que se inaugura esta tarde, se celebran continuamente encuentros de networking y formación.

AJE Madrid nació en 1984 como “asociación privada independiente, apolítica, multisectorial y sin ánimo de lucro”. En la actualidad agrupa a empresarios madrileños menores de 40 años y basa su actividad en la selección de proyectos de innovación que considera con mayor posibilidad de éxito, apoyo a iniciativas de emprendimiento social, ayuda a proyectos nacidos en universidades y desarrollo de planes de entrenamiento individual para las empresas incubadas.

La asociación describe así el perfil típico de “joven empresario madrileño”: “hombre de entre 26 y 35 años, soltero, que gestiona una empresa dedicada a la informática y las nuevas tecnologías, con una plantilla de entre 1 y 10 empleados”.

Del perfil de las empresas dice: “son mayoritariamente sociedades limitadas y tienen un volumen de negocio inferior a los 500.000 euros. Pertenecen a los sectores de las nuevas tecnologías, la comunicación, el comercio y los servicios sociales. La mayoría de los jóvenes empresarios (51,3%) gestionan empresas con una antigüedad superior a los 5 años, aunque hay que destacar que han experimentado un incremento importante las compañías con una antigüedad de entre 1 y 3 años. En los últimos años se ha detectado un aumento sostenido en el número de mujeres que desean montar una empresa en Madrid”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lanoa handmade: Una plataforma online para emprendedores artesanos
El renacimiento evocador del Museo del Ferrocarril de Asturias
El concurso de portadas de Yorokobu y Volkswagen golpea dos veces
Grafitis de Futura que pisan la calle en vez de decorarla
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *