15 de octubre 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Minutos musicales para alegrar e inquietar el alma

15 de octubre 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Como una etapa del Tour de Francia. Empieza sin sobresaltos pero con la serenidad que permite recrearse en los detalles del paisaje, en el colorido de los maillots o en el mosaico natural y urbano que divide en dos la carretera.

Comenzamos nuestro recorrido de tres etapas con Panama, la banda indie australiana que presenta su EP Always. Lo hacen con un vídeo de felicidad a medio camino entre el sol y la lluvia. Hierba fresca, tecladitos y deliciosos ‘sintes’ para una canción de pop sin ambigüedades.

 

 

Cuando el pelotón se tensa comienza la carrera de verdad. Palpitantes melodías que transitan por trillados senderos de guitarras, bajos y baterías (sí, suena ridículo, pero de eso trata lo de describir música con palabras). According to You se han currado un vídeo en el que cada miembro de la banda se anima, literalmente, sobre el giratorio plato de un tocadiscos. Papiroflexia de alto copete en un trabajo de Johnny Cullen y Madonna Bambino.

 

Cuando la carretera apunta al cielo y los músculos empiezan a llorar y a pedir clemencia es cuando la épica adquiere todo el sentido. Se trata de encontrarle el gusto al sufrimiento, al dolor, a la violencia contra el propio cuerpo. Así es el vídeo de Gesaffelstein: oscuro, violento y desafiante tanto en lo sonoro como en lo visual. Uno de los mejores trabajos que hemos visto en los últimos tiempos. Para no parpadear. Hate or Glory.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Como una etapa del Tour de Francia. Empieza sin sobresaltos pero con la serenidad que permite recrearse en los detalles del paisaje, en el colorido de los maillots o en el mosaico natural y urbano que divide en dos la carretera.

Comenzamos nuestro recorrido de tres etapas con Panama, la banda indie australiana que presenta su EP Always. Lo hacen con un vídeo de felicidad a medio camino entre el sol y la lluvia. Hierba fresca, tecladitos y deliciosos ‘sintes’ para una canción de pop sin ambigüedades.

 

 

Cuando el pelotón se tensa comienza la carrera de verdad. Palpitantes melodías que transitan por trillados senderos de guitarras, bajos y baterías (sí, suena ridículo, pero de eso trata lo de describir música con palabras). According to You se han currado un vídeo en el que cada miembro de la banda se anima, literalmente, sobre el giratorio plato de un tocadiscos. Papiroflexia de alto copete en un trabajo de Johnny Cullen y Madonna Bambino.

 

Cuando la carretera apunta al cielo y los músculos empiezan a llorar y a pedir clemencia es cuando la épica adquiere todo el sentido. Se trata de encontrarle el gusto al sufrimiento, al dolor, a la violencia contra el propio cuerpo. Así es el vídeo de Gesaffelstein: oscuro, violento y desafiante tanto en lo sonoro como en lo visual. Uno de los mejores trabajos que hemos visto en los últimos tiempos. Para no parpadear. Hate or Glory.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Michell Zappa, el futurólogo de la tecnología
¿Por qué le haces caso a ella antes que a mí?
'Niños salvajes' que pasaron su infancia entre animales
Borrando la última frontera: la maldición bíblica de los idiomas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies