fbpx
6 de octubre 2010    /   BUSINESS
por
 

Glass: una nueva forma de navegar en Internet

6 de octubre 2010    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Estás navegando. Ves un artículo que te interesa y quieres que también lo vea un amigo. Puedes hacer dos cosas. 1. Copias el link, abres un mensaje y lo envías. 2. Vas a una red social y lo compartes ahí. En cualquiera de los dos casos siempre tienes que desplazar la conversación a otro espacio, a un lugar distinto al site donde está la información que te interesa compartir. Esto ha sido así hasta ahora, pero al 1. y 2. de antes vamos a añadir una tercera opción: Ves un artículo que te gusta, creas un post-it, lo dejas en esa página con tus comentarios e incluyes en la conversación a los contactos que quieras. Eso es lo que hace un nuevo navegador add-on, aún en beta, llamado Glass.

Glass es una aplicación que cambia radicalmente la forma de compartir información y relacionarte en Internet. Las conversaciones no están sujetas a un correo, una red social o un chat. Se producen dentro de una ventana que puedes situar a tu antojo, como si fuera un cristal translúcido sobre el site donde se encuentra, y que llega a los contactos con quien lo compartes en tiempo real.

“Glass es una metáfora de un cristal virtual que aparece sobre la pantalla. Es una forma de interactuar con Internet a través de mi cristal”, explica Andrés García Carranza, uno de los principales business angels del proyecto, junto a Eric Bergasa y Francisco Ortiz.

El concepto podría asimilarse a una navegación en la que vas dejando post-its para hacer comentarios de las páginas que te interesan pero con la posibilidad de iniciar en cada uno de ellos una conversación con las personas que tú quieras. Todos esos post-its quedan luego recogidos en el feed de tu Glass, que aparece en pantalla, también como un cristal sobre cualquier página, al hacer clic en el icono de esta aplicación de la barra de tu navegador (Firefox o Chrome, por el momento).

Glass, además, da paso a una nueva forma de lectura en Internet. De la lectura individual a la lectura comentada, subrayada… sin necesidad de abrir una ventana al lado del texto, como, por ejemplo, ve IDEO el futuro de la lectura. En este primer estadio de Glass es posible compartir textos y vídeos.

La idea
“Estoy navegando y me gustaría dejar post-its. Es mucho más fácil que interrumpir constantemente la navegación para hacer anotaciones o comentar cualquier cosa con alguien”. Esa fue la idea de Eduardo Prats. El informático tuvo la visión y después llegaron Oscar Guido y Diego Prats con la pátina de negocio que todo proyecto necesita para salir adelante.

En 2008 fundaron en California la compañía Border Stylo (un nombre que rememora todos los días que los tres tenían que cruzar la frontera que separa México de EEUU para ir al colegio), con una inversión de 5 millones de dólares de un total previsto de 13 millones, y hoy trabajan allí casi 30 personas procedentes de todo el mundo.

Una nueva forma de publicidad
De pull a push. La comunicación publicitaria se plantea en Glass como: ‘No pidas a una persona ir a tu sitio. Ve dónde ella está y acude, si te llama, durante su navegación’. Las marcas tendrán su propio canal. Los usuarios podrán activarse en ese canal para ir viendo las notas que dejen y establecer conversaciones con ellas.

El contenido de los cristales y la forma en la que sean capaces de enriquecer la navegación del usuario serán fundamentales, obviamente, para ganarse al usuario. “Por ejemplo, una marca puede avisar que ese día, a las 17.00, hay un concierto. Ahí donde esté la gente, estará la marca”, dice García Carranza.

La premisa de partida de la publicidad en Glass es ‘intrusismo cero’. “El que se acerca a un canal de marca será siempre el usuario. La marca acompañará al usuario en la navegación. Por ejemplo, un canal de TV puede llevar al blog de un antropólogo y enriquecer la experiencia de navegación, y los contenidos del programa emitido, con comentarios en su cristal”, especifica Eric Bergasa. “Las marcas tienen más posibilidad de transmitir su mensaje si lo van diseminando por la Red que si pretenden que los usuarios vayan a su web”.

En beta
El número de usuarios de Glass ha crecido un 40% al mes durante el último trimestre. El testeo comenzó casi desde sus inicios pero ha sido este verano cuando se ha impulsado su uso y cuando ha empezado a popularizarse en los campus universitarios de EEUU. “Las tasas de crecimiento de uso y viralidad son mayores que las que tuvo Facebook”, indica García Carranza.

“Glass es una plataforma de comunicación de desarrollo API”, explica Francisco Ortiz. Es decir, es un entorno abierto, para interactuar con otras aplicaciones, softwares, redes sociales… “Está pensando para que se produzca una convergencia de medios y que incluya geolocalización”, añade García Carranza. Esto supone interacción con Skype, Facebook… En el futuro existirá un chat en el que los usuarios puedan mantener una conversación sin necesidad de vincularla a ninguna página.

También se habilitará una FTP para poder compartir documentos y se podrán subir PDFs y documentos para trabajar sobre ellos, de manera compartida, como Google Docs.

Privacidad
Para Facebook la privacidad ha muerto. Para Glass, no. Todo lo contrario. Piensan que es un “valor en alza”. Dice Francisco Ortiz que “vamos hacia el anonimato”. ¿Eso que significa? En Glass se hace un tracking de la navegación para conocer los intereses y afinidades de cada usuario pero esa información no se asocia a una persona en concreto, sino a un usuario X.

La publicidad se podrá contextualizar. Por ejemplo, si un usuario navega por Marca.com, aparecerán los mensajes de las marcas más afines pero esa información no procederá de los mensajes que escriba a sus contactos. “El perfil se irá definiendo por su navegación. No por lo que escribe ni por sus datos personales”, indica Ortiz. “Sólo identificamos patrones de navegación y consumo. No nos incumben las conversaciones”, añade Bergasa.

¿Quieres probar Glass? Ve a Writeonglass.com desde los navegadores firefox o chrome. Introduce como código la palabra Yorokobu, y podrás bajarte Glass y crearte una cuenta en esta aplicación.

Estás navegando. Ves un artículo que te interesa y quieres que también lo vea un amigo. Puedes hacer dos cosas. 1. Copias el link, abres un mensaje y lo envías. 2. Vas a una red social y lo compartes ahí. En cualquiera de los dos casos siempre tienes que desplazar la conversación a otro espacio, a un lugar distinto al site donde está la información que te interesa compartir. Esto ha sido así hasta ahora, pero al 1. y 2. de antes vamos a añadir una tercera opción: Ves un artículo que te gusta, creas un post-it, lo dejas en esa página con tus comentarios e incluyes en la conversación a los contactos que quieras. Eso es lo que hace un nuevo navegador add-on, aún en beta, llamado Glass.

Glass es una aplicación que cambia radicalmente la forma de compartir información y relacionarte en Internet. Las conversaciones no están sujetas a un correo, una red social o un chat. Se producen dentro de una ventana que puedes situar a tu antojo, como si fuera un cristal translúcido sobre el site donde se encuentra, y que llega a los contactos con quien lo compartes en tiempo real.

“Glass es una metáfora de un cristal virtual que aparece sobre la pantalla. Es una forma de interactuar con Internet a través de mi cristal”, explica Andrés García Carranza, uno de los principales business angels del proyecto, junto a Eric Bergasa y Francisco Ortiz.

El concepto podría asimilarse a una navegación en la que vas dejando post-its para hacer comentarios de las páginas que te interesan pero con la posibilidad de iniciar en cada uno de ellos una conversación con las personas que tú quieras. Todos esos post-its quedan luego recogidos en el feed de tu Glass, que aparece en pantalla, también como un cristal sobre cualquier página, al hacer clic en el icono de esta aplicación de la barra de tu navegador (Firefox o Chrome, por el momento).

Glass, además, da paso a una nueva forma de lectura en Internet. De la lectura individual a la lectura comentada, subrayada… sin necesidad de abrir una ventana al lado del texto, como, por ejemplo, ve IDEO el futuro de la lectura. En este primer estadio de Glass es posible compartir textos y vídeos.

La idea
“Estoy navegando y me gustaría dejar post-its. Es mucho más fácil que interrumpir constantemente la navegación para hacer anotaciones o comentar cualquier cosa con alguien”. Esa fue la idea de Eduardo Prats. El informático tuvo la visión y después llegaron Oscar Guido y Diego Prats con la pátina de negocio que todo proyecto necesita para salir adelante.

En 2008 fundaron en California la compañía Border Stylo (un nombre que rememora todos los días que los tres tenían que cruzar la frontera que separa México de EEUU para ir al colegio), con una inversión de 5 millones de dólares de un total previsto de 13 millones, y hoy trabajan allí casi 30 personas procedentes de todo el mundo.

Una nueva forma de publicidad
De pull a push. La comunicación publicitaria se plantea en Glass como: ‘No pidas a una persona ir a tu sitio. Ve dónde ella está y acude, si te llama, durante su navegación’. Las marcas tendrán su propio canal. Los usuarios podrán activarse en ese canal para ir viendo las notas que dejen y establecer conversaciones con ellas.

El contenido de los cristales y la forma en la que sean capaces de enriquecer la navegación del usuario serán fundamentales, obviamente, para ganarse al usuario. “Por ejemplo, una marca puede avisar que ese día, a las 17.00, hay un concierto. Ahí donde esté la gente, estará la marca”, dice García Carranza.

La premisa de partida de la publicidad en Glass es ‘intrusismo cero’. “El que se acerca a un canal de marca será siempre el usuario. La marca acompañará al usuario en la navegación. Por ejemplo, un canal de TV puede llevar al blog de un antropólogo y enriquecer la experiencia de navegación, y los contenidos del programa emitido, con comentarios en su cristal”, especifica Eric Bergasa. “Las marcas tienen más posibilidad de transmitir su mensaje si lo van diseminando por la Red que si pretenden que los usuarios vayan a su web”.

En beta
El número de usuarios de Glass ha crecido un 40% al mes durante el último trimestre. El testeo comenzó casi desde sus inicios pero ha sido este verano cuando se ha impulsado su uso y cuando ha empezado a popularizarse en los campus universitarios de EEUU. “Las tasas de crecimiento de uso y viralidad son mayores que las que tuvo Facebook”, indica García Carranza.

“Glass es una plataforma de comunicación de desarrollo API”, explica Francisco Ortiz. Es decir, es un entorno abierto, para interactuar con otras aplicaciones, softwares, redes sociales… “Está pensando para que se produzca una convergencia de medios y que incluya geolocalización”, añade García Carranza. Esto supone interacción con Skype, Facebook… En el futuro existirá un chat en el que los usuarios puedan mantener una conversación sin necesidad de vincularla a ninguna página.

También se habilitará una FTP para poder compartir documentos y se podrán subir PDFs y documentos para trabajar sobre ellos, de manera compartida, como Google Docs.

Privacidad
Para Facebook la privacidad ha muerto. Para Glass, no. Todo lo contrario. Piensan que es un “valor en alza”. Dice Francisco Ortiz que “vamos hacia el anonimato”. ¿Eso que significa? En Glass se hace un tracking de la navegación para conocer los intereses y afinidades de cada usuario pero esa información no se asocia a una persona en concreto, sino a un usuario X.

La publicidad se podrá contextualizar. Por ejemplo, si un usuario navega por Marca.com, aparecerán los mensajes de las marcas más afines pero esa información no procederá de los mensajes que escriba a sus contactos. “El perfil se irá definiendo por su navegación. No por lo que escribe ni por sus datos personales”, indica Ortiz. “Sólo identificamos patrones de navegación y consumo. No nos incumben las conversaciones”, añade Bergasa.

¿Quieres probar Glass? Ve a Writeonglass.com desde los navegadores firefox o chrome. Introduce como código la palabra Yorokobu, y podrás bajarte Glass y crearte una cuenta en esta aplicación.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un libro para escritores: 'Flores para Algernon'
Esto se hizo con un fin, pero tú decidiste darle otra utilidad
¿Se puede vivir sin un solo euro?
Identifica los errores de tu pensamiento y trabajarás mucho mejor
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 26
  • Pingback: mktfan.com
  • Impresión personal y nada científica: lo he usado y no ‘me pone’. Si a mí, medio friki, no me hace sentir la necesidad de usarlo desde mañana, me parece que a ese 90% de internautas que apenas usan nada más que el navegador, Glass será algo que morirán sin conocer…

    Si dentro de 5 años es un bombazo, quedaré como el idiota que soy por haber hecho este comentario. Y si muere antes de fin de año, entonces sí, espero que me encumbréis como el gran visionario que iba a haber sido si no me hubiera quitado el puesto Steve Jobs :-))

    • No creo que sea un sistema maravilloso, pero sí puede suponer el embrión de aquello que ayudará a los medios a salir de la congoja generalizada provocada por la migración de usuarios, que consultan, comparten y comentan las noticias fuera de sus webs. Personalmente creo que un sistema similar (éste todavía parece estar en pañales y es muy poco estético y «usable») desarrollado entre las aplis de un medio podría beneficiarles mucho. Pero, repito, sigue sin ser en absoluto perfecto. Pero la idea me parece perfecta.
      Y, por cierto, Pablo, todos sabemos que Steve Jobs confabuló para que no te llevases tú la gloria, endeve…;)

      • Interesantísimo eso que dices de que «puede suponer el embrión de aquello que ayudará a los medios a salir de la congoja generalizada provocada por la migración de usuarios, que consultan, comparten y comentan las noticias fuera de sus webs».

        Thanks!

        : )

  • Me parece un sistema muy ingenioso, pero prefiero esperar un poco más antes de subirme a la ola.

    Tantos «login», tantos usuarios y sesiones abiertas… estoy un poco cansada de tanta avalancha.

  • Está genial, pero el código que facilitáis para registrarnos no es válido! arggh me he quedado con la miel en los labios!
    no podéis colgar otro código de invitación por favor???

    Salu2!

  • Una copier mas de googlewave, la diferencia es que este te per mite tener mas ventanas y apps abiertas, la verdad suena interesante pero no Nuevo, incluso suena a plagio, no creo que dure mucho y la espero que quienes lo desarrollen tengan ottos proyectos porque este se va a ir al hoyo

  • Cómo era esa cosa de Google que a los blogueros les enfadó porque los comentarios estaban en Google en lugar de los blogs? Como ha pisoteado Facebook toda esa tendencia viejuna… Glass me recuerda un poco a esa movida de Google que ni recuerdo su nombre… alguien en la sala se acuerda?

  • Pingback: Quora
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies