Publicado: 26 de febrero 2024 10:30  /   MANERAS DE VIVIR
por
 

Gökotta: la milenaria tradición sueca para comenzar bien el día

Publicado: 26 de febrero 2024 10:30  /   MANERAS DE VIVIR     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

Si por algo destacan los países nórdicos es por su calidad de vida. De ahí que los habitantes de estos países suelan acaparar los primeros puestos de los rankings que tratan de medir el índice de satisfacción y felicidad de la población. En el caso concreto de los suecos, si bien suelen aparecer unos cuantos puestos más abajo que sus vecinos finlandeses o daneses, no pueden quejarse en lo que a bienestar social se refiere. En su caso, parte de su secreto podría encontrarse en una particular costumbre llamada gökotta. 

Qué es Gökotta

Gökotta se traduce literalmente en sueco  como «despertar temprano para escuchar el canto de los pájaros» y es un añeja tradición de ese país que consiste, específicamente, en:

  • Madrugar antes del alba, idealmente durante el equinoccio vernal (en concreto, el 30 de mayo), ya que solo oscurece unas horas, para irse a la campiña, parques o bosques.
  • Una vez en estos lugares, los suecos suelen caminar, meditar o yacer en silencio escuchando el canto de los pájaros y el gradual sonido de la naturaleza que despierta con los primeros rayos del sol.

Esta peculiar costumbre, que se origina desde tiempos precristianos como celebración pagana del renacimiento de la naturaleza en primavera, persiste a día de hoy entre muchos suecos.

Beneficios del Gökotta

Pero aparte de conectar con la tierra, realizar un gökotta a diario trae múltiples beneficios:

  • Mejora la calidad del sueño. Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives encontró que la exposición a la luz solar de la mañana ayuda a adelantar la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño. Esto facilita conciliar el sueño por la noche.
  • Reduce el estrés. La profesora Emily Holmes, de la Universidad de Uppsala en Suecia, afirma que dedicar 10-15 minutos a estar al aire libre por la mañana tiene un importante impacto en la reducción de los niveles de estrés a lo largo del día.
  • Eleva el estado de ánimo. Investigadores de la Universidad de Essex descubrieron que solo 5 minutos de actividad al aire libre, o ejercicio verde, son suficientes para mejorar el estado de ánimo y aumentar la autoestima.
  • Ayuda a madrugar. Según el doctor Guy Leschziner, exponerse a la luz brillante por la mañana temprano puede ayudar a las personas que normalmente se acuestan tarde a volverse más «alondras», acostumbrándose a despertar antes.

¿Cómo implementar un Gökotta personal?

Preservar esta herencia cultural y aprovechar sus beneficios es bastante simple:

  • Prográmate para despertar un par de horas o más antes de tu rutina habitual, al menos una vez por semana —especialmente durante el verano— y sal a un parque o espacio al aire libre de tu preferencia.
  • Una vez allí, camina, yace o siéntate en silencio; aprecia la tranquilidad matutina y pon toda tu atención en el canto de las aves o lo que escuches. Inhala la brisa fresca y disfruta viendo la salida del sol.
  • Después de al menos 30 minutos enfocado en esta práctica contemplativa al aire libre, podrás continuar tu día imbuido de paz, creatividad y felicidad.

Implementando esta milenaria costumbre sueca no solo adoptarás un pedazo de esa cultura nórdica, sino que te beneficiarás de un ritual ancestral para potenciar tu bienestar desde el comienzo del día.

Si por algo destacan los países nórdicos es por su calidad de vida. De ahí que los habitantes de estos países suelan acaparar los primeros puestos de los rankings que tratan de medir el índice de satisfacción y felicidad de la población. En el caso concreto de los suecos, si bien suelen aparecer unos cuantos puestos más abajo que sus vecinos finlandeses o daneses, no pueden quejarse en lo que a bienestar social se refiere. En su caso, parte de su secreto podría encontrarse en una particular costumbre llamada gökotta. 

Qué es Gökotta

Gökotta se traduce literalmente en sueco  como «despertar temprano para escuchar el canto de los pájaros» y es un añeja tradición de ese país que consiste, específicamente, en:

  • Madrugar antes del alba, idealmente durante el equinoccio vernal (en concreto, el 30 de mayo), ya que solo oscurece unas horas, para irse a la campiña, parques o bosques.
  • Una vez en estos lugares, los suecos suelen caminar, meditar o yacer en silencio escuchando el canto de los pájaros y el gradual sonido de la naturaleza que despierta con los primeros rayos del sol.

Esta peculiar costumbre, que se origina desde tiempos precristianos como celebración pagana del renacimiento de la naturaleza en primavera, persiste a día de hoy entre muchos suecos.

Beneficios del Gökotta

Pero aparte de conectar con la tierra, realizar un gökotta a diario trae múltiples beneficios:

  • Mejora la calidad del sueño. Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives encontró que la exposición a la luz solar de la mañana ayuda a adelantar la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño. Esto facilita conciliar el sueño por la noche.
  • Reduce el estrés. La profesora Emily Holmes, de la Universidad de Uppsala en Suecia, afirma que dedicar 10-15 minutos a estar al aire libre por la mañana tiene un importante impacto en la reducción de los niveles de estrés a lo largo del día.
  • Eleva el estado de ánimo. Investigadores de la Universidad de Essex descubrieron que solo 5 minutos de actividad al aire libre, o ejercicio verde, son suficientes para mejorar el estado de ánimo y aumentar la autoestima.
  • Ayuda a madrugar. Según el doctor Guy Leschziner, exponerse a la luz brillante por la mañana temprano puede ayudar a las personas que normalmente se acuestan tarde a volverse más «alondras», acostumbrándose a despertar antes.

¿Cómo implementar un Gökotta personal?

Preservar esta herencia cultural y aprovechar sus beneficios es bastante simple:

  • Prográmate para despertar un par de horas o más antes de tu rutina habitual, al menos una vez por semana —especialmente durante el verano— y sal a un parque o espacio al aire libre de tu preferencia.
  • Una vez allí, camina, yace o siéntate en silencio; aprecia la tranquilidad matutina y pon toda tu atención en el canto de las aves o lo que escuches. Inhala la brisa fresca y disfruta viendo la salida del sol.
  • Después de al menos 30 minutos enfocado en esta práctica contemplativa al aire libre, podrás continuar tu día imbuido de paz, creatividad y felicidad.

Implementando esta milenaria costumbre sueca no solo adoptarás un pedazo de esa cultura nórdica, sino que te beneficiarás de un ritual ancestral para potenciar tu bienestar desde el comienzo del día.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Habibi’, más que una palabra de amor
‘Beige Flag’: la señal que avisa si tienes una pareja más sosa que el pan sin sal
‘Senpai’: de la tradición japonesa a la mentoría moderna
Banco de niebla: la técnica para poner en su sitio a los manipuladores
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • ¿Es realmente necesario levantarse temprano para disfrutar del Gökotta? ¡Yo prefiero dormir!

  • ¡No sé si levantarme temprano para practicar Gökotta o seguir durmiendo! ¿Opiniones?

  • Comentarios cerrados.