4 de mayo 2010    /   IDEAS
por
 

Guerra de césped: natural o artificial

4 de mayo 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Estoloarreglamos

Una campaña Grassroots (raíz de hierba) es un movimiento ajeno e independiente a las empresas, como pueden ser los grupos antitaurinos, peñas futbolísticas, creadores de software open source o swingers, unidos por motivos personales o simplemente puro altruismo.

Echándole una ojeada a las últimas tendencias es imposible no darse cuenta de que lo que está de moda no son las redes sociales en sí, sino el astroturfing o césped artificial dentro de las redes sociales.

El astroturfing o césped artificial es simplemente hacer pasar una campaña publicitaria, fiesta, manifestación o reivindicación como algo popular, espontáneo  e independiente a la organización o empresa. Uno de los ejemplos más claros y explícitos son los grupos de presión o la típica manifestación partidista.

Aunque ambas estrategias comparten los mismos métodos, lo que les diferencia es el grado de implicación de sus miembros a la hora de crear revuelo y apoyo popular. Os propongo dos ejemplos y que adivinéis cuál ha utilizado el grassroots y cuál ha utilizado el astroturf.

www.estoloarreglamosentretodos.org

www.estosololoarreglamossinellos.org

Lo habéis adivinado. Son básicamente la misma acción pero la primera tiene ayuda gubernamental, campañas de publicidad en televisión y periódicos y la segunda es simplemente una respuesta grassroot a la primera.

La campaña de ‘césped artificial’ Estosololoarreglamosentretodos, después de invertir cuatro millones de euros en publicidad, con personalidades tan variopintas como Ferran Adrià, Pau Gasol, Carlos Sáinz, Buenafuente y hasta el dicharachero peluquero del barrio han conseguido 76.000 fans en Facebook, donde comparten 24 vídeos promocionales de la campaña inicial.

El problema es que de un día para otro pierden casi 1.000 fans y todos los comentarios son generados por el administrador y no por los usuarios. Después de varios minutos de publicidad en la televisión, portadas de dominicales, anuncios por la calle y de haber salido en todos los telediarios, 76.000 fans se puede considerar un fracaso que se ha quedado en la cuneta.

En cambio, la campaña grassroots sin dinero, sin publicidad, sin famosos, ni ruedas de prensa, cuenta con 23.600 fans (y aumentando todos los días) que participan activamente y comparten 740 links, suben noticias, entrevistas, artículos y vídeos todos los días de todo lo que les preocupa o interesa.

Esto es lo que se intenta conseguir a través de las redes sociales: una relación sincera, no comercial con el cliente, la cual da la oportunidad al anunciante de interactuar y conocer sus preferencias y gustos. Si para lo cual hay que invertir algo de tiempo, dinero y dedicación, aunque no haya ganancia económica a corto plazo, que así sea. El altruismo produce publicidad (y hasta está bien visto) mientras que la divulgación de ofertas disfrazada de altruismo espanta a los consumidores en un medio tan versátil e inquieto como es Internet.

Artículo de opinión de Federico Pando

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Estoloarreglamos

Una campaña Grassroots (raíz de hierba) es un movimiento ajeno e independiente a las empresas, como pueden ser los grupos antitaurinos, peñas futbolísticas, creadores de software open source o swingers, unidos por motivos personales o simplemente puro altruismo.

Echándole una ojeada a las últimas tendencias es imposible no darse cuenta de que lo que está de moda no son las redes sociales en sí, sino el astroturfing o césped artificial dentro de las redes sociales.

El astroturfing o césped artificial es simplemente hacer pasar una campaña publicitaria, fiesta, manifestación o reivindicación como algo popular, espontáneo  e independiente a la organización o empresa. Uno de los ejemplos más claros y explícitos son los grupos de presión o la típica manifestación partidista.

Aunque ambas estrategias comparten los mismos métodos, lo que les diferencia es el grado de implicación de sus miembros a la hora de crear revuelo y apoyo popular. Os propongo dos ejemplos y que adivinéis cuál ha utilizado el grassroots y cuál ha utilizado el astroturf.

www.estoloarreglamosentretodos.org

www.estosololoarreglamossinellos.org

Lo habéis adivinado. Son básicamente la misma acción pero la primera tiene ayuda gubernamental, campañas de publicidad en televisión y periódicos y la segunda es simplemente una respuesta grassroot a la primera.

La campaña de ‘césped artificial’ Estosololoarreglamosentretodos, después de invertir cuatro millones de euros en publicidad, con personalidades tan variopintas como Ferran Adrià, Pau Gasol, Carlos Sáinz, Buenafuente y hasta el dicharachero peluquero del barrio han conseguido 76.000 fans en Facebook, donde comparten 24 vídeos promocionales de la campaña inicial.

El problema es que de un día para otro pierden casi 1.000 fans y todos los comentarios son generados por el administrador y no por los usuarios. Después de varios minutos de publicidad en la televisión, portadas de dominicales, anuncios por la calle y de haber salido en todos los telediarios, 76.000 fans se puede considerar un fracaso que se ha quedado en la cuneta.

En cambio, la campaña grassroots sin dinero, sin publicidad, sin famosos, ni ruedas de prensa, cuenta con 23.600 fans (y aumentando todos los días) que participan activamente y comparten 740 links, suben noticias, entrevistas, artículos y vídeos todos los días de todo lo que les preocupa o interesa.

Esto es lo que se intenta conseguir a través de las redes sociales: una relación sincera, no comercial con el cliente, la cual da la oportunidad al anunciante de interactuar y conocer sus preferencias y gustos. Si para lo cual hay que invertir algo de tiempo, dinero y dedicación, aunque no haya ganancia económica a corto plazo, que así sea. El altruismo produce publicidad (y hasta está bien visto) mientras que la divulgación de ofertas disfrazada de altruismo espanta a los consumidores en un medio tan versátil e inquieto como es Internet.

Artículo de opinión de Federico Pando

Compártelo twitter facebook whatsapp
Traductor simultáneo: Qué es ‘dejar en chat’ y por qué es lo peor que le puedes hacer a un adolescente, además de quitarle la wifi
Putokrío: el humor extremo de un asalariado de las letras
Carmen de Burgos, la primera corresponsal de guerra española
¿Cuántos días de felicidad llevas contabilizados en tu vida?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad