24 de junio 2014    /   CINE/TV
por
 

Cómo crear una secuencia de apertura como Los Soprano

24 de junio 2014    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Siete tramas, más de doce personajes y poco menos de tres minutos para mostrar todos los elementos del juego. ¿Cómo hacerlo? The Soprano’s tiene una respuesta.
Un episodio estándar de Los Soprano —y por extensión, de HBO— tiene 50 minutos. En este lapso de tiempo suelen caber varias tramas, cada una con principio, medio y desenlace; tramas que nacen y acaban dentro del capítulo. Un bello e inteligente ejemplo de esto lo encontramos en el episodio 6×01 de The Sopranos titulado Solo miembros, con guion de David Chase y Terence Winter (showrunner de Boardwalk Empire).

El episodio comienza con los agentes del FBI Larris y Goddard. El segundo dice: «Nadie se arruinó subestimando el gusto de los estadounidenses». (Una frase cuyo sentido daría lugar a otro artículo). El agente Larris vomita y a partir de aquí arranca una secuencia de escenas hiladas con la voz de William Burroughs que declama un fragmento de su novela The Western Land acompañado de la música del grupo Material. Burroughs dice que los antiguos egipcios creían en la existencia de siete almas…
Cada escena y el desarrollo de cada personaje están asociados con un «alma». Y esto es importante, porque en la canción están algunas de las claves del episodio. Cada trama se presenta con una escena culminante que sigue la regla de William Goldman «de entrar tarde y salir pronto». (No fue Goldman quien la postuló, pero sí uno de los defensores en sus Nuevas aventuras de un guionista en Hollywood).
Abajo pueden verse las almas y los personajes

  • Ren, que dirige la vida – Janice Soprano, amargada por un bebé y un marido tonto.
  • Seken, «presiona los botones»– El corredor de apuestas, prevé un futuro mejor.
  • Khu, el ángel de la guarda – Meadow, la hija de Tony, baila desnuda ante un joven.
  • Ba está asociada al corazón, «a menudo, traicionero», dice la canción – Raymond Curto, un tipo en las últimas.
  • Ka, el doble, la más fuertemente vinculada al sujeto – Anthony Junior, el hijo de Tony Soprano, que desperdicia su tiempo en clase.
  • Khaibit es la sombra, asociada a la memoria – Carmela Soprano, que no puede dormir por todo lo que vive.
  • Sekhu está asociada a «los restos» – Tony Soprano.

Las asociaciones entre personajes y almas es evidente para cualquier espectador. En el caso de Tony Soprano, es una mención premonitoria porque al final del episodio recibe un balazo que lo conducirá al hospital por varios capítulos. Igualmente premonitorios son las asociaciones de almas con el corredor de apuestas (la presión) y el viejo gangster (el corazón). En estas últimas quiero detenerme, porque son una muestra de la genialidad que rezuma Los Soprano:

EL CORREDOR DE APUESTAS

En otros guiones, la trama de Pontecorvo tendría una presentación extendida más o menos así:

  1. Pontecorvo abre el buzón de correos
  2. Conversaciones tipo «mira, una carta de un bufete» y «vaya, tía Edy ha muerto».
  3. Anécdotas sobre la tía.
  4. «Lee la carta, a ver qué pone»
  5. La lectura de la carta
  6. La sorpresa por la herencia.

Segunda alma, SekenEstas seis escenas se resumen en dos segundos de lectura y un momento de ¡yuhu!
No sabemos qué ha ocurrido: si el matrimonio ha sido agraciado con algún premio de lotería o una herencia o cualquier otra cosa. Lo que Chase y Winter hacen es plantear una historia…
… Más tarde, Pontecorvo lo aclara a Tony Soprano: «Ha muerto tía Eddy…» y expone que quiere dejar el negocio y retirarse a Florida para disfrutar de la herencia. De manera que la emoción inicial, el momento yuhu en la canción es un gancho para despertar la curiosidad: ¿Por qué están felices?
¡Así se da la información! Cuando el público la reclama. Un ejemplo de esta excitación de los sentidos la encontramos con frecuencia en los morbosos titulares de prensa:

HALLAN CADÁVER SIN CABEZA DE UNA MUJER

¿Quién es esas mujer? ¿Por qué la mataron? ¿Por qué le cortaron la cabeza? ¿Cómo?

EL VIEJO EN LAS ÚLTIMAS

Cuarta alma, BaEste personaje aparece vivo dos veces: primero, en la cinta de ejercicios; después, hablando a un agente del FBI. (La tercera aparición de Curto es como muerto). Curto está asociado a Ba, el corazón, a menudo traicionero…
… De manera que cuando Curto muere repentinamente dentro del coche del FBI, Chase ya se curó en salud con la canción; parece decirnos: «Señoras y señores, esto no es un deus ex machina, lo he avisado».
De esta manera, asociando en la canción al viejo con el corazón se omite un montón de escenas innecesarias para un personaje menor (aunque no menos importante) hablando sobre su salud, sus visitas al médico, su temor a morir… Por otro lado, la muerte de Curto provoca que Pontecorvo tenga más difícil su marcha a Florida. El corredor de apuestas será el nuevo soplón… El alma Seken aprieta los botones más allá de lo permisible…
Y solo estas dos escenas del viejo bastan para mostrar cómo combinar la imagen y el sonido de manera que se complementen, que no se pisen y no aparezca información redundante.
Quien avisa, no es deus ex machina

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Siete tramas, más de doce personajes y poco menos de tres minutos para mostrar todos los elementos del juego. ¿Cómo hacerlo? The Soprano’s tiene una respuesta.
Un episodio estándar de Los Soprano —y por extensión, de HBO— tiene 50 minutos. En este lapso de tiempo suelen caber varias tramas, cada una con principio, medio y desenlace; tramas que nacen y acaban dentro del capítulo. Un bello e inteligente ejemplo de esto lo encontramos en el episodio 6×01 de The Sopranos titulado Solo miembros, con guion de David Chase y Terence Winter (showrunner de Boardwalk Empire).

El episodio comienza con los agentes del FBI Larris y Goddard. El segundo dice: «Nadie se arruinó subestimando el gusto de los estadounidenses». (Una frase cuyo sentido daría lugar a otro artículo). El agente Larris vomita y a partir de aquí arranca una secuencia de escenas hiladas con la voz de William Burroughs que declama un fragmento de su novela The Western Land acompañado de la música del grupo Material. Burroughs dice que los antiguos egipcios creían en la existencia de siete almas…
Cada escena y el desarrollo de cada personaje están asociados con un «alma». Y esto es importante, porque en la canción están algunas de las claves del episodio. Cada trama se presenta con una escena culminante que sigue la regla de William Goldman «de entrar tarde y salir pronto». (No fue Goldman quien la postuló, pero sí uno de los defensores en sus Nuevas aventuras de un guionista en Hollywood).
Abajo pueden verse las almas y los personajes

  • Ren, que dirige la vida – Janice Soprano, amargada por un bebé y un marido tonto.
  • Seken, «presiona los botones»– El corredor de apuestas, prevé un futuro mejor.
  • Khu, el ángel de la guarda – Meadow, la hija de Tony, baila desnuda ante un joven.
  • Ba está asociada al corazón, «a menudo, traicionero», dice la canción – Raymond Curto, un tipo en las últimas.
  • Ka, el doble, la más fuertemente vinculada al sujeto – Anthony Junior, el hijo de Tony Soprano, que desperdicia su tiempo en clase.
  • Khaibit es la sombra, asociada a la memoria – Carmela Soprano, que no puede dormir por todo lo que vive.
  • Sekhu está asociada a «los restos» – Tony Soprano.

Las asociaciones entre personajes y almas es evidente para cualquier espectador. En el caso de Tony Soprano, es una mención premonitoria porque al final del episodio recibe un balazo que lo conducirá al hospital por varios capítulos. Igualmente premonitorios son las asociaciones de almas con el corredor de apuestas (la presión) y el viejo gangster (el corazón). En estas últimas quiero detenerme, porque son una muestra de la genialidad que rezuma Los Soprano:

EL CORREDOR DE APUESTAS

En otros guiones, la trama de Pontecorvo tendría una presentación extendida más o menos así:

  1. Pontecorvo abre el buzón de correos
  2. Conversaciones tipo «mira, una carta de un bufete» y «vaya, tía Edy ha muerto».
  3. Anécdotas sobre la tía.
  4. «Lee la carta, a ver qué pone»
  5. La lectura de la carta
  6. La sorpresa por la herencia.

Segunda alma, SekenEstas seis escenas se resumen en dos segundos de lectura y un momento de ¡yuhu!
No sabemos qué ha ocurrido: si el matrimonio ha sido agraciado con algún premio de lotería o una herencia o cualquier otra cosa. Lo que Chase y Winter hacen es plantear una historia…
… Más tarde, Pontecorvo lo aclara a Tony Soprano: «Ha muerto tía Eddy…» y expone que quiere dejar el negocio y retirarse a Florida para disfrutar de la herencia. De manera que la emoción inicial, el momento yuhu en la canción es un gancho para despertar la curiosidad: ¿Por qué están felices?
¡Así se da la información! Cuando el público la reclama. Un ejemplo de esta excitación de los sentidos la encontramos con frecuencia en los morbosos titulares de prensa:

HALLAN CADÁVER SIN CABEZA DE UNA MUJER

¿Quién es esas mujer? ¿Por qué la mataron? ¿Por qué le cortaron la cabeza? ¿Cómo?

EL VIEJO EN LAS ÚLTIMAS

Cuarta alma, BaEste personaje aparece vivo dos veces: primero, en la cinta de ejercicios; después, hablando a un agente del FBI. (La tercera aparición de Curto es como muerto). Curto está asociado a Ba, el corazón, a menudo traicionero…
… De manera que cuando Curto muere repentinamente dentro del coche del FBI, Chase ya se curó en salud con la canción; parece decirnos: «Señoras y señores, esto no es un deus ex machina, lo he avisado».
De esta manera, asociando en la canción al viejo con el corazón se omite un montón de escenas innecesarias para un personaje menor (aunque no menos importante) hablando sobre su salud, sus visitas al médico, su temor a morir… Por otro lado, la muerte de Curto provoca que Pontecorvo tenga más difícil su marcha a Florida. El corredor de apuestas será el nuevo soplón… El alma Seken aprieta los botones más allá de lo permisible…
Y solo estas dos escenas del viejo bastan para mostrar cómo combinar la imagen y el sonido de manera que se complementen, que no se pisen y no aparezca información redundante.
Quien avisa, no es deus ex machina

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Woody Allen, mi madre y un chófer
¿Es Peppa Pig una sociópata?
Dog TV: Llega la televisión canina
Yes, We Fuck!
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Recién veía la escena de «Seven Souls» en Los Soprano y estoy de acuerdo que este montaje no sólo está hecho de una forma eficaz y hermosa, gracias por tu análisis de la escena.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies