fbpx
15 de octubre 2014    /   CINE/TV
por
 

Los guionistas de 'Juego de Tronos' saben el final de la serie

15 de octubre 2014    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

David Benioff y Daniel Weiss son los hombres más poderosos de Los Siete Reinos —en HD—: pueden matar a Jaime Lannister con un puñado de palabras. Benioff y Weiss son los showrunners (guionistas-productores) de Juego de Tronos. (Contiene Spoilers)

Sin embargo, saben que están a la sombra de las criaturas de George R. R. Martin y de los actores que las encarnan. Por eso, Benioff pisa el Teatro Central de Sevilla pidiendo perdón entre risas: «Quien quiera ver a Jaime Lannister puede pasear por el centro». El público ríe.
Algunos asistentes han tomado el AVE Madrid-Sevilla. Llevan chaquetas de invierno. («Se acercan las lluvias…», dijeron los telediarios). Los sevillanos visten de verano. Algunos, con camisetas de Juego de Tronos.
En el escenario hay dos sillones y una mesita con botellas de agua. Como fondo, una proyección con rótulos con fuente de los Siete Reinos:

JUEGO DE TRONOS EN ANDALUCÍA

DAVID BENIOFF Y DANIEL WEISS

Los nombres de los organizadores*

La conductora del evento ruega que no se grabe vídeo y prohíbe las fotos con flash. «Queremos que esto sea rápido: una pregunta técnica, una respuesta», dice. Hablan representantes de los organizadores, por suerte, son breves. Y a continuación…
Benioff y Weiss llegan entre aplausos. Rara vez el público aplaude al guionista.
«Son tíos normales», escucho a mi espalda. Lo son: visten con vaqueros, camisetas y zapatillas deportivas. Entonces llega la broma de Benioff: «Quien quiera ver a Jaime Lannister puede pasear por el centro».
El primer asistente que recibe el micrófono pide a Benioff que diga «hola» y el nombre de su podcast. La conductora le ruega una pregunta. El fulano insiste y el micrófono pasa a otra persona. A lo largo del encuentro se repetirá la conductora: «Por favor, una pregunta… y que sea de guion». Sin embargo, las preguntas técnicas se mezclan con quejas de los lectores de R.R. Martin, y otras cuestiones. Benioff y Weiss tienen respuestas para todos.
Juego de Tronos - Charla
LAS PREGUNTAS DE LECTORES DE GEORGE R. R. MARTIN
Los lectores de los libros cuestionan la adaptación. Weiss recuerda el primer encuentro con George R.R. Martin.
«Mis libros son imposibles de producir, dijo George», dice Weiss. «¿Cómo vais a convertir las palabras en imágenes, dijo George».
«Después de una comida de cuatro horas lo convencimos», dice Benioff. «A pesar de nuestro currículum», ríe Benioff que ha sido guionista de Spike Lee, Marc Foster y Jim Sheridan.
«El único requisito que pidió George es que amáramos los libros», dice Weiss. «Y nosotros amamos los libros de George»
Esta comida entre los guionistas y el escritor es referida hasta en tres ocasiones a tres lectores puntillosos. En cada respuesta, los guionistas añaden nuevos detalles y cómo el escritor se acariciaba la barba pensativo.
«Una adaptación no es un matrimonio en el que haya que guardar fidelidad», dice Weiss a uno de los lectores. Detalla que Martin, que fue guionista de televisión durante años, conoce los problemas de las adaptaciones, y se muestra favorable a la mayoría de los cambios.
A pesar de las explicaciones, hay un reproche: «¿Por qué habéis cambiado al actor que hace de la Montaña tres veces?».
Weiss replica que los actores se embarcaron en otros proyectos. «No podemos condicionar la producción por un actor», aclara Weiss. «Necesitamos que los actores estén disponibles para el rodaje». Aquí sale la paternidad de Weiss: «Mi hijo, que no ve la serie, conoce a Montaña por una foto que está conmigo y me pregunta: «¿Papá, Montaña levanta un autobús?»»
LAS PREGUNTAS DE LOS GUIONISTAS
Benioff y Weiss se sienten cómodos con las preguntas de los guionistas. Les gusta hablar de su trabajo.
Los guiones están escritos doce meses antes de producción. (Escribí guiones para una serie de ETB de una semana para otra: casi 700 páginas de guion en tres meses).
El proceso comienza con una reunión de una semana de los cuatro guionistas de Juego de Tronos. Cada guionista lleva notas sobre la posible evolución de los personajes y nuevas tramas. De la reunión surge un esbozo de apenas unas páginas y una tarea para cada guionista: cada uno debe desarrollar el outline de ¼ de temporada. El outline es un texto en bruto que detalla la acción, sin diálogos, que no tiene más de 30 páginas. El outline de cada temporada de Juego de Tronos es de 130 páginas.
«Cuanto más detallado el outline, menos preguntas hace HBO», dice Benioff.
A continuación comienza la escritura de cada capítulo. «Cada temporada está escrita como un bloque», dice Benioff. «No trabajamos los episodios por separado. Así trabaja HBO».
Alguien quiere saber si la serie alcanzará a los libros de Martin o esperará a que el escritor los concluya.
«Es imposible hacer un trabajo como este sin saber a dónde se va», dice Benioff. «Sabemos el final», dice seguro.
«Es posible que a partir de cierto punto los personajes tengan dos historias», dice Weiss al hilo de su compañero. «Por un lado estará la historia de HBO y por otra la de los libros de George».
Un trabajo tan meticuloso que no permite la improvisación en los diálogos.
«Improvisación cero», dice Benioff. «El lenguaje de Juego de Tronos pertenece a otra época y si un actor improvisa se sale del tiempo. El actor debe aprenderse los diálogos y soltarlos. Sí, hubo un actor que improvisó…. Y matamos a su personaje».
SOLO LOS GUIONISTAS PUEDEN SALTARSE LAS REGLAS
Ambos guionistas cuentan que antes de escribir Juego de Tronos se pusieron tres reglas: «Ni sueños ni profecías ni flashbacks».
«Ya hemos puesto sueños y profecías», dice Benioff. «Y puede que en la próxima temporada pongamos un flashback».
Benioff cuenta que siempre quisieron contar la historia «hacia adelante». Es un riesgo romper las reglas: pueden sacar a los espectadores de la historia.
«No entiendo las series de terror que tienen episodios musicales», dice Benioff.
AMAN A TODOS LOS PERSONAJES
Weiss profesa amor a todos los personajes y cree que Joffrey es un personaje incomprendido:
«Sin el amor de su verdadero padre, con esa madre, con ese abuelo, con ese padre postizo, ¿cómo no iba a salir Joffrey así?», dice Weiss.
Los espectadores ríen. Weiss se pone serio, evocador:
«El odio hacia Joffrey impide ver cómo se dibuja el miedo en sus ojos mientras muere envenenado. Joffrey es un niño que tiene a su madre y su madre lo tiene a él: ambos se cuidaban».
SHOWRUNNER, EL SUEÑO DEL GUIONISTA
Se nota que Benioff y Weiss son guionistas de televisión de nuestro tiempo. No tienen reparo por trabajar en la pequeña pantalla.
«En el cine mandan los directores y en la tele mandan los escritores», dice Benioff rotundo. Después, recuerda con desgana que en el cine nunca estuvo en el plató ni en un casting ni en la sala de edición.
«Nos gusta la tele porque elegimos todo: el casting, los directores…, creamos nuestro sueño», dice Weiss.
Benioff cuenta que «como guionista de cine jamás hubiera podido elegir la sintonía de Juego de Tronos». (Por supuesto que Benioff habla de los guionistas de la televisión estadounidense. Los españoles son tratados como piezas intercambiables del engranaje que salen a la luz para recibir las críticas).
LAS CRÍTICAS DEL NEW YORK TIMES Y LAS REDES SOCIALES
A pesar del éxito, Weiss se muestra vulnerable: «Ningún periodista de New York Times ha hecho una buena crítica de Juego de Tronos». Confiesa que no lee críticas ni sigue las redes sociales; gracias a una aplicación sabe cuántas veces es mencionada la serie y por qué.
Acaba el encuentro y queda un sabor agridulce: los seguidores querían unas cosas, los lectores otras, y los guionistas otras. Me empujan.
«Vamos a sacarnos unas fotos con ellos», dice un chico a mi espalda.
«No nos dejarán», dice una chica.
«Ya verás como sí», dice el chico con camiseta de la casa Lannister. Pero los organizadores se han encargado de hacer desaparecer a Benioff y Weiss.
—————————————–
* El encuentro con Benioff y Weiss fue posible gracias a SGAE, Andalucia Film Commission, CICUS, la Universidad de Sevilla, la Universidad Pablo de Olavide y el sindicato de guionistas ALMA.

David Benioff y Daniel Weiss son los hombres más poderosos de Los Siete Reinos —en HD—: pueden matar a Jaime Lannister con un puñado de palabras. Benioff y Weiss son los showrunners (guionistas-productores) de Juego de Tronos. (Contiene Spoilers)

Sin embargo, saben que están a la sombra de las criaturas de George R. R. Martin y de los actores que las encarnan. Por eso, Benioff pisa el Teatro Central de Sevilla pidiendo perdón entre risas: «Quien quiera ver a Jaime Lannister puede pasear por el centro». El público ríe.
Algunos asistentes han tomado el AVE Madrid-Sevilla. Llevan chaquetas de invierno. («Se acercan las lluvias…», dijeron los telediarios). Los sevillanos visten de verano. Algunos, con camisetas de Juego de Tronos.
En el escenario hay dos sillones y una mesita con botellas de agua. Como fondo, una proyección con rótulos con fuente de los Siete Reinos:

JUEGO DE TRONOS EN ANDALUCÍA

DAVID BENIOFF Y DANIEL WEISS

Los nombres de los organizadores*

La conductora del evento ruega que no se grabe vídeo y prohíbe las fotos con flash. «Queremos que esto sea rápido: una pregunta técnica, una respuesta», dice. Hablan representantes de los organizadores, por suerte, son breves. Y a continuación…
Benioff y Weiss llegan entre aplausos. Rara vez el público aplaude al guionista.
«Son tíos normales», escucho a mi espalda. Lo son: visten con vaqueros, camisetas y zapatillas deportivas. Entonces llega la broma de Benioff: «Quien quiera ver a Jaime Lannister puede pasear por el centro».
El primer asistente que recibe el micrófono pide a Benioff que diga «hola» y el nombre de su podcast. La conductora le ruega una pregunta. El fulano insiste y el micrófono pasa a otra persona. A lo largo del encuentro se repetirá la conductora: «Por favor, una pregunta… y que sea de guion». Sin embargo, las preguntas técnicas se mezclan con quejas de los lectores de R.R. Martin, y otras cuestiones. Benioff y Weiss tienen respuestas para todos.
Juego de Tronos - Charla
LAS PREGUNTAS DE LECTORES DE GEORGE R. R. MARTIN
Los lectores de los libros cuestionan la adaptación. Weiss recuerda el primer encuentro con George R.R. Martin.
«Mis libros son imposibles de producir, dijo George», dice Weiss. «¿Cómo vais a convertir las palabras en imágenes, dijo George».
«Después de una comida de cuatro horas lo convencimos», dice Benioff. «A pesar de nuestro currículum», ríe Benioff que ha sido guionista de Spike Lee, Marc Foster y Jim Sheridan.
«El único requisito que pidió George es que amáramos los libros», dice Weiss. «Y nosotros amamos los libros de George»
Esta comida entre los guionistas y el escritor es referida hasta en tres ocasiones a tres lectores puntillosos. En cada respuesta, los guionistas añaden nuevos detalles y cómo el escritor se acariciaba la barba pensativo.
«Una adaptación no es un matrimonio en el que haya que guardar fidelidad», dice Weiss a uno de los lectores. Detalla que Martin, que fue guionista de televisión durante años, conoce los problemas de las adaptaciones, y se muestra favorable a la mayoría de los cambios.
A pesar de las explicaciones, hay un reproche: «¿Por qué habéis cambiado al actor que hace de la Montaña tres veces?».
Weiss replica que los actores se embarcaron en otros proyectos. «No podemos condicionar la producción por un actor», aclara Weiss. «Necesitamos que los actores estén disponibles para el rodaje». Aquí sale la paternidad de Weiss: «Mi hijo, que no ve la serie, conoce a Montaña por una foto que está conmigo y me pregunta: «¿Papá, Montaña levanta un autobús?»»
LAS PREGUNTAS DE LOS GUIONISTAS
Benioff y Weiss se sienten cómodos con las preguntas de los guionistas. Les gusta hablar de su trabajo.
Los guiones están escritos doce meses antes de producción. (Escribí guiones para una serie de ETB de una semana para otra: casi 700 páginas de guion en tres meses).
El proceso comienza con una reunión de una semana de los cuatro guionistas de Juego de Tronos. Cada guionista lleva notas sobre la posible evolución de los personajes y nuevas tramas. De la reunión surge un esbozo de apenas unas páginas y una tarea para cada guionista: cada uno debe desarrollar el outline de ¼ de temporada. El outline es un texto en bruto que detalla la acción, sin diálogos, que no tiene más de 30 páginas. El outline de cada temporada de Juego de Tronos es de 130 páginas.
«Cuanto más detallado el outline, menos preguntas hace HBO», dice Benioff.
A continuación comienza la escritura de cada capítulo. «Cada temporada está escrita como un bloque», dice Benioff. «No trabajamos los episodios por separado. Así trabaja HBO».
Alguien quiere saber si la serie alcanzará a los libros de Martin o esperará a que el escritor los concluya.
«Es imposible hacer un trabajo como este sin saber a dónde se va», dice Benioff. «Sabemos el final», dice seguro.
«Es posible que a partir de cierto punto los personajes tengan dos historias», dice Weiss al hilo de su compañero. «Por un lado estará la historia de HBO y por otra la de los libros de George».
Un trabajo tan meticuloso que no permite la improvisación en los diálogos.
«Improvisación cero», dice Benioff. «El lenguaje de Juego de Tronos pertenece a otra época y si un actor improvisa se sale del tiempo. El actor debe aprenderse los diálogos y soltarlos. Sí, hubo un actor que improvisó…. Y matamos a su personaje».
SOLO LOS GUIONISTAS PUEDEN SALTARSE LAS REGLAS
Ambos guionistas cuentan que antes de escribir Juego de Tronos se pusieron tres reglas: «Ni sueños ni profecías ni flashbacks».
«Ya hemos puesto sueños y profecías», dice Benioff. «Y puede que en la próxima temporada pongamos un flashback».
Benioff cuenta que siempre quisieron contar la historia «hacia adelante». Es un riesgo romper las reglas: pueden sacar a los espectadores de la historia.
«No entiendo las series de terror que tienen episodios musicales», dice Benioff.
AMAN A TODOS LOS PERSONAJES
Weiss profesa amor a todos los personajes y cree que Joffrey es un personaje incomprendido:
«Sin el amor de su verdadero padre, con esa madre, con ese abuelo, con ese padre postizo, ¿cómo no iba a salir Joffrey así?», dice Weiss.
Los espectadores ríen. Weiss se pone serio, evocador:
«El odio hacia Joffrey impide ver cómo se dibuja el miedo en sus ojos mientras muere envenenado. Joffrey es un niño que tiene a su madre y su madre lo tiene a él: ambos se cuidaban».
SHOWRUNNER, EL SUEÑO DEL GUIONISTA
Se nota que Benioff y Weiss son guionistas de televisión de nuestro tiempo. No tienen reparo por trabajar en la pequeña pantalla.
«En el cine mandan los directores y en la tele mandan los escritores», dice Benioff rotundo. Después, recuerda con desgana que en el cine nunca estuvo en el plató ni en un casting ni en la sala de edición.
«Nos gusta la tele porque elegimos todo: el casting, los directores…, creamos nuestro sueño», dice Weiss.
Benioff cuenta que «como guionista de cine jamás hubiera podido elegir la sintonía de Juego de Tronos». (Por supuesto que Benioff habla de los guionistas de la televisión estadounidense. Los españoles son tratados como piezas intercambiables del engranaje que salen a la luz para recibir las críticas).
LAS CRÍTICAS DEL NEW YORK TIMES Y LAS REDES SOCIALES
A pesar del éxito, Weiss se muestra vulnerable: «Ningún periodista de New York Times ha hecho una buena crítica de Juego de Tronos». Confiesa que no lee críticas ni sigue las redes sociales; gracias a una aplicación sabe cuántas veces es mencionada la serie y por qué.
Acaba el encuentro y queda un sabor agridulce: los seguidores querían unas cosas, los lectores otras, y los guionistas otras. Me empujan.
«Vamos a sacarnos unas fotos con ellos», dice un chico a mi espalda.
«No nos dejarán», dice una chica.
«Ya verás como sí», dice el chico con camiseta de la casa Lannister. Pero los organizadores se han encargado de hacer desaparecer a Benioff y Weiss.
—————————————–
* El encuentro con Benioff y Weiss fue posible gracias a SGAE, Andalucia Film Commission, CICUS, la Universidad de Sevilla, la Universidad Pablo de Olavide y el sindicato de guionistas ALMA.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La pelis y series limpias de Señor Bermúdez
La máquina que revolucionó las técnicas de impresión del siglo 20
¿Puede ser legítimo el terrorismo?
Los vídeos del lunes: Vaciando almacenes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *