5 de diciembre 2012    /   DIGITAL
por
 

Hacer fotos de gatitos en Instagram no es arte

5 de diciembre 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

«Look at this coffee foam, look at this pretentious tome, now look at this garden gnome, I’m fricking Michelangelo». De vez en cuando, alguien tiene que recordarnos que hacer fotos banales en Instagram no equivale necesariamente a hacer arte. College Humor lo hace con gusto en su nuevo vídeo, una reinterpretación de una canción de Nickelback, que desentraña los hábitos más comunes de los usuarios de esta red social de fotografía.

La letra del vídeo clip contiene algunas joyas incontestables sobre el usuario típico de Instagram:

«Every time I take a photo of an old door, every sign outside an abandoned store, it’s such a thrill to add a filter, Lo-Fi, Lo-Fi. Everytime a thing reminds me of a penis, every fortune cookie I’ve ever seen, is on my feed, it’s guaranteed with 5 likes, 5 likes.»

«Cada vez que hago una foto de una puerta antigua, cada vez que veo un cartel en una tienda abandonada, es tan emocionante añadirle un filtro, Lo-Fi, Lo-Fi. Cada vez que algo me recuerda a un pene, cada galleta de la suerte que veo, está en mi feed y me garantiza 5 likes, 5 likes».

Más joyas:

«Look at this instagram eggs benedict, side of ham. Started out as a lemon tart, then my phone went and made it art. These are my fingernails. The beauty is in the details.»

«Mira este Instagram, Eggs Benedict con un poco de jamón. Todo empezó como una tarta de limón y mi móvil lo convirtió en arte. Estas son mis uñas. La belleza está en los detalles».

Sin dejar fuera un pequeño recordatorio para los padres de recién nacidos: 

«If it’s bad now wait until I’m 33, so many pictures of my kids you’ll want to murder me.»

«Si me paso ahora espera a que tenga 33 años, habrá tantas fotos de mis hijos que me querrás matar».

Otra deliciosa oda a la creatividad en Instagram:

«Everyone look at my feet, get jealous that i’m at the beach. Probably knew I was going there, you saw my plane’s wing in the air. Are you bored of city lights, try seeing them in black and white. Putting glasses on a cat, I’m the first one to think of that.»

«Todo el mundo mira a mis pies, doy envidia porque estoy en la playa. Probablemente ya lo sabías porque viste las alas de mi avión en el aire. Si te aburren las luces de la ciudad, intenta verlas en blanco negro. Poner gafas a mi gato, fui la primera en pensar en ello».

«Look at this coffee foam, look at this pretentious tome, now look at this garden gnome, I’m fricking Michelangelo». De vez en cuando, alguien tiene que recordarnos que hacer fotos banales en Instagram no equivale necesariamente a hacer arte. College Humor lo hace con gusto en su nuevo vídeo, una reinterpretación de una canción de Nickelback, que desentraña los hábitos más comunes de los usuarios de esta red social de fotografía.

La letra del vídeo clip contiene algunas joyas incontestables sobre el usuario típico de Instagram:

«Every time I take a photo of an old door, every sign outside an abandoned store, it’s such a thrill to add a filter, Lo-Fi, Lo-Fi. Everytime a thing reminds me of a penis, every fortune cookie I’ve ever seen, is on my feed, it’s guaranteed with 5 likes, 5 likes.»

«Cada vez que hago una foto de una puerta antigua, cada vez que veo un cartel en una tienda abandonada, es tan emocionante añadirle un filtro, Lo-Fi, Lo-Fi. Cada vez que algo me recuerda a un pene, cada galleta de la suerte que veo, está en mi feed y me garantiza 5 likes, 5 likes».

Más joyas:

«Look at this instagram eggs benedict, side of ham. Started out as a lemon tart, then my phone went and made it art. These are my fingernails. The beauty is in the details.»

«Mira este Instagram, Eggs Benedict con un poco de jamón. Todo empezó como una tarta de limón y mi móvil lo convirtió en arte. Estas son mis uñas. La belleza está en los detalles».

Sin dejar fuera un pequeño recordatorio para los padres de recién nacidos: 

«If it’s bad now wait until I’m 33, so many pictures of my kids you’ll want to murder me.»

«Si me paso ahora espera a que tenga 33 años, habrá tantas fotos de mis hijos que me querrás matar».

Otra deliciosa oda a la creatividad en Instagram:

«Everyone look at my feet, get jealous that i’m at the beach. Probably knew I was going there, you saw my plane’s wing in the air. Are you bored of city lights, try seeing them in black and white. Putting glasses on a cat, I’m the first one to think of that.»

«Todo el mundo mira a mis pies, doy envidia porque estoy en la playa. Probablemente ya lo sabías porque viste las alas de mi avión en el aire. Si te aburren las luces de la ciudad, intenta verlas en blanco negro. Poner gafas a mi gato, fui la primera en pensar en ello».

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cómo serían Facebook, Wikipedia o Tinder en la era MS DOS?
Los GIF guerrilleros de ABVH y Erdal Inci
Los azulejos: una de las grandes adicciones en Instagram
Para buena tipografía, la mía
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *