14 de mayo 2018    /   CINE/TV
por
 

The handmaid’s tale (2×04): la crueldad de tía Lidia

14 de mayo 2018    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

The Handmaid’s Tale abre la segunda temporada con una escena de terror. Continúa con la huida de June durante los episodios 2×02 y 2×03. Huida que despierta en el público cierta esperanza. (Sabemos que quedan episodios por delante, pero sentimos el relato audiovisual en presente).

Mientras que June huye, Emily se pudre en las colonias, pero de alguna manera aceptamos el destino de la segunda; temíamos para ella peor resolución. (También sufrimos menos por Emily porque ha estado menos en pantalla: aún no la conocemos bien).

Cuando June es detenida al final del capítulo 2×03 nos sentimos confusos entre la contrariedad y resignación prevista (lo veíamos venir).

El capítulo 2×04 comienza con una escena desoladora con guion de Bruce Miller (el creador de la serie HBO) y dirigido por Kari Skogland. El título es revelador: Otra mujer. La June que aceptó, como muchas personas, por desidia, la dictadura de Gilead, no es la misma June. Aunque atrapada por segunda vez por el régimen, el fuego de la resistencia anida en sus tripas y su corazón.

June encadenada

June es anillada por segunda vez, como un animal; después recibe la visita de tía Lydia. Esta segunda escena se desarrolla en una cancha de baloncesto. La idea de lucha está presente en la escenografía, el uso de la cámara y los diálogos.

(Haz clic en las imágenes para verlas en tamaño original).

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-01

El techo es alto, pero la cámara lo contiene en los planos generales.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-02

June es la luchadora que comienza encadenada, observada, más que vigilada, por cuatro mujeres. La heroína carece de intimidad. Gilead es un estado opresor en el que las formas importan: con la presencia excesiva de vigilantes deja clara su omnipresencia.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-03

El plano general recuerda la presentación de una retransmisión de lucha en televisión. Frente a June hay una mecedora, como posible trono de tía Lydia. Las mujeres que vigilan a June salen. Tía Lydia no quiere testigos. Intuye la rebelión de June y no desea que su autoridad sea cuestionada en público.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-04

June está fuera del plano, bajo la línea de la cama, y queda así reforzada la presencia de tía Lydia.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-05

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-06

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-08

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-09

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-10

La escena cierra con un plano que muestra a June encajonada a la derecha. Apenas la punta del pie pisa la línea de la composición de tres tercios. El fino vestido de criada se alza imponente con su oscuridad, como de sangre coagulada, inclinándose ligeramente hacia la derecha.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

The Handmaid’s Tale abre la segunda temporada con una escena de terror. Continúa con la huida de June durante los episodios 2×02 y 2×03. Huida que despierta en el público cierta esperanza. (Sabemos que quedan episodios por delante, pero sentimos el relato audiovisual en presente).

Mientras que June huye, Emily se pudre en las colonias, pero de alguna manera aceptamos el destino de la segunda; temíamos para ella peor resolución. (También sufrimos menos por Emily porque ha estado menos en pantalla: aún no la conocemos bien).

Cuando June es detenida al final del capítulo 2×03 nos sentimos confusos entre la contrariedad y resignación prevista (lo veíamos venir).

El capítulo 2×04 comienza con una escena desoladora con guion de Bruce Miller (el creador de la serie HBO) y dirigido por Kari Skogland. El título es revelador: Otra mujer. La June que aceptó, como muchas personas, por desidia, la dictadura de Gilead, no es la misma June. Aunque atrapada por segunda vez por el régimen, el fuego de la resistencia anida en sus tripas y su corazón.

June encadenada

June es anillada por segunda vez, como un animal; después recibe la visita de tía Lydia. Esta segunda escena se desarrolla en una cancha de baloncesto. La idea de lucha está presente en la escenografía, el uso de la cámara y los diálogos.

(Haz clic en las imágenes para verlas en tamaño original).

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-01

El techo es alto, pero la cámara lo contiene en los planos generales.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-02

June es la luchadora que comienza encadenada, observada, más que vigilada, por cuatro mujeres. La heroína carece de intimidad. Gilead es un estado opresor en el que las formas importan: con la presencia excesiva de vigilantes deja clara su omnipresencia.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-03

El plano general recuerda la presentación de una retransmisión de lucha en televisión. Frente a June hay una mecedora, como posible trono de tía Lydia. Las mujeres que vigilan a June salen. Tía Lydia no quiere testigos. Intuye la rebelión de June y no desea que su autoridad sea cuestionada en público.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-04

June está fuera del plano, bajo la línea de la cama, y queda así reforzada la presencia de tía Lydia.

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-05

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-06

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-08

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-09

handmaids-tale-2x04-june-en-la-caja-10

La escena cierra con un plano que muestra a June encajonada a la derecha. Apenas la punta del pie pisa la línea de la composición de tres tercios. El fino vestido de criada se alza imponente con su oscuridad, como de sangre coagulada, inclinándose ligeramente hacia la derecha.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Quién participa en los concursos de la tele?
El cine y la televisión contra Netflix
‘La casa de papel’: el atraco más grande jamás contado
Los Óscar no le importan a (casi) nadie
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • Muy buen análisis! A mi me viene pasando que es tan duro el relato, especialmente con los flashbacks del pasado, voy esas historias de gente que lo perdió todo… Me parece una forma interesante de pensar una sociedad en crisis y sin hijos. Parece que le ganó la estupidez humana a la razón. Últimamente me pasa que me dejan muy triste los capítulos. No sé si me da la energía y los ánimos para más torturas. Tuve pesadillas con el capítulo 2, el diario de Boston… ya es demasiado para mi

  • Superfighters https://superfighters.uk/ video game is a combating video game in which you play as a male. All you require to do in the game is to fight versus your adversaries. The task of the whole parts of the game is, naturally, to defeat your adversaries by shooting, stabbing, mashing, smashing, burning and blowing various other mini characters. Being a battling game, you need to contest and over throughout the video game. When one group is beat, another team will certainly look promptly to eliminate versus you. The video game continues this way. It seemingly has no end. Your enemies always approach, which means you have to time to have a break.

  • Truthfully, these video games https://frivunblocked.games/ are so outstanding that you can invest a considerable quantity of time without getting burnt out also for when. Besides, nowadays these video gaming internet sites additionally give a possibility to socialize with various people.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies