BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
22 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT
 

Harper Reed, el ideólogo digital de las campañas de Obama

22 de junio 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando Barack Obama se presentó a sus primeras elecciones en 2008, el territorio en el que se movían los candidatos para tratar de conseguir los votos necesarios para la victoria era mucho más gris y estéril. Los mensajes, la estética y las maneras abrazaban una tradición de más de dos siglos de democracia ininterrumpida.

Llegó entonces la ofensiva con los diseñadores con línea de vanguardia. Shepard Fairey y su cartel de ‘Hope’, el ‘Yes, We Can’ y decenas de propuestas gráficas que modernizaron la imagen de lo que debía ser un candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

En 2012, las redes sociales irrumpieron como una manada de rinocerontes. La inversión ascendió a más de 150 millones de dólares que se gastaron en tratar de crear estados de opinión, convencer a electores y proyectar imágenes ideales de los candidatos.

No fue sólo para eso. La candidatura de Barack Obama pensó que la clave de la victoria se hallaba en alimentar las organizaciones comunitarias porque, según el presidente de Estados Unidos, los grandes cambios han venido acompañados del apoyo de movimientos populares y con grandes giros, con grandes cambios de opinión.

La inversión en redes sociales se multiplicará por 500 desde las primeras elecciones que ganó Barack Obama

El equipo encargado de salir a la caza del votante en territorio digital estaba comandado por el ingeniero Harper Reed. Él es uno de los responsables de Narwhal, la plataforma que centralizaba toda la actividad online y la que transmitía todo lo que el votante debía saber acerca de las elecciones y del candidato demócrata. «La plataforma también nos permitía recopilar información relevante, entender cómo funciona la gente y qué hace». Reed explica que, aunque este tema es algo más sensible en Europa, a ellos les permitía hacer llamadas para recabar votos sólo a personas realmente interesadas.

unnamed (1)

Harper Reed señala también la importancia de los móviles, de esos «pequeños ordenadores que todos llevamos». Tuvieron que asegurarse de que la tecnología que habían creado funcionaba en esos dispositivos personales. Además, para el creador de Narwhal, es necesario invertir muchos recursos en la pesca de votos en Facebook, el lugar donde millones de usuarios pasan horas.

Existen también algunas dudas acerca de lo que está por llegar. La realidad digital ha cambiado mucho en los últimos cuatro años. Reed admite que ahora no sabe cuál es la plataforma clave para centrar la comunicación en la próxima campaña. ¿Snapchat, Instagram, los dispositivos de realidad virtual? Tendremos que esperar al próximo otoño para conocer la apuesta.

Cuando Barack Obama se presentó a sus primeras elecciones en 2008, el territorio en el que se movían los candidatos para tratar de conseguir los votos necesarios para la victoria era mucho más gris y estéril. Los mensajes, la estética y las maneras abrazaban una tradición de más de dos siglos de democracia ininterrumpida.

Llegó entonces la ofensiva con los diseñadores con línea de vanguardia. Shepard Fairey y su cartel de ‘Hope’, el ‘Yes, We Can’ y decenas de propuestas gráficas que modernizaron la imagen de lo que debía ser un candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

En 2012, las redes sociales irrumpieron como una manada de rinocerontes. La inversión ascendió a más de 150 millones de dólares que se gastaron en tratar de crear estados de opinión, convencer a electores y proyectar imágenes ideales de los candidatos.

No fue sólo para eso. La candidatura de Barack Obama pensó que la clave de la victoria se hallaba en alimentar las organizaciones comunitarias porque, según el presidente de Estados Unidos, los grandes cambios han venido acompañados del apoyo de movimientos populares y con grandes giros, con grandes cambios de opinión.

La inversión en redes sociales se multiplicará por 500 desde las primeras elecciones que ganó Barack Obama

El equipo encargado de salir a la caza del votante en territorio digital estaba comandado por el ingeniero Harper Reed. Él es uno de los responsables de Narwhal, la plataforma que centralizaba toda la actividad online y la que transmitía todo lo que el votante debía saber acerca de las elecciones y del candidato demócrata. «La plataforma también nos permitía recopilar información relevante, entender cómo funciona la gente y qué hace». Reed explica que, aunque este tema es algo más sensible en Europa, a ellos les permitía hacer llamadas para recabar votos sólo a personas realmente interesadas.

unnamed (1)

Harper Reed señala también la importancia de los móviles, de esos «pequeños ordenadores que todos llevamos». Tuvieron que asegurarse de que la tecnología que habían creado funcionaba en esos dispositivos personales. Además, para el creador de Narwhal, es necesario invertir muchos recursos en la pesca de votos en Facebook, el lugar donde millones de usuarios pasan horas.

Existen también algunas dudas acerca de lo que está por llegar. La realidad digital ha cambiado mucho en los últimos cuatro años. Reed admite que ahora no sabe cuál es la plataforma clave para centrar la comunicación en la próxima campaña. ¿Snapchat, Instagram, los dispositivos de realidad virtual? Tendremos que esperar al próximo otoño para conocer la apuesta.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un chupito nuclear y un huevo de machismo: los chefs de los datos que abochornan al mundo
¿Cuantas veces verás a tus padres antes de que mueran?
Por qué son recomendables los libros de terror para niños
#BrightFriday o cómo pasar el último viernes de noviembre sin gastar un duro
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp