14 de octubre 2010    /   IDEAS
por
 

Hay cosas que es mejor dejarlas como están…

14 de octubre 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Si te digo… Smart, enseguida te viene una imagen a la mente, si te digo Hummer esperemos que te venga todo lo contrario a Smart. Si te digo Dacia, te viene un “vehículo” básico, si te digo Maybach pues todo menos básico. Bueno, ya vale de acertijos, lo que no te esperas es leer “Aston Martin”, sí, leyenda, James Bond, potencia, exclusividad, elegancia, velocidad… y junto a esta ristra de emociones que pasan por tu mente al mismo tiempo que he mencionado la marca leer “emisiones” o “demanda de espacio” y para rematar la jugada unas declaraciones del CEO que dice: “Our customers need a small car for urban and city use, and they want the right tools for the right job, to downsize creatively without compromising intelligence, artistry and personality”.

Y ves esto:
http://www.astonmartin.com/eng/thecars/cygnet/itstimetothinkdifferently

Debo decir que, como profesional de la comunicación, esta noticia me ha puesto triste. Quedan tan pocas marcas icono hoy en día, hasta existe una Harley Davidson de colorines customizada por Custo. Parece que ya no se acuerdan del caso Porsche de hace años, del caso Coca-Cola Classic en USA y tantos otros…

Y es que aunque parezca mentira, seguimos cayendo en la misma piedra, y por sacarle más rendimiento comercial en lugar de crear una submarca, hay gente que hace lo que sea… hasta cargarse un mito.

Y es que hay cosas en esta vida que es mejor no tocar. Que para que exista un Aston Martin Vanquish debe existir un Toyota Prius, que para que exista una Harley Davidson deben haber scooter eléctricos, todo compensado, todo equilibrado. ¿Te imaginas la próxima peli de James Bond subido en un Aston Martin teledirigido de estos?

Como dice su brillante slogan, Ya es hora de pensar diferente… y dejar las cosas como estaban.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Si te digo… Smart, enseguida te viene una imagen a la mente, si te digo Hummer esperemos que te venga todo lo contrario a Smart. Si te digo Dacia, te viene un “vehículo” básico, si te digo Maybach pues todo menos básico. Bueno, ya vale de acertijos, lo que no te esperas es leer “Aston Martin”, sí, leyenda, James Bond, potencia, exclusividad, elegancia, velocidad… y junto a esta ristra de emociones que pasan por tu mente al mismo tiempo que he mencionado la marca leer “emisiones” o “demanda de espacio” y para rematar la jugada unas declaraciones del CEO que dice: “Our customers need a small car for urban and city use, and they want the right tools for the right job, to downsize creatively without compromising intelligence, artistry and personality”.

Y ves esto:
http://www.astonmartin.com/eng/thecars/cygnet/itstimetothinkdifferently

Debo decir que, como profesional de la comunicación, esta noticia me ha puesto triste. Quedan tan pocas marcas icono hoy en día, hasta existe una Harley Davidson de colorines customizada por Custo. Parece que ya no se acuerdan del caso Porsche de hace años, del caso Coca-Cola Classic en USA y tantos otros…

Y es que aunque parezca mentira, seguimos cayendo en la misma piedra, y por sacarle más rendimiento comercial en lugar de crear una submarca, hay gente que hace lo que sea… hasta cargarse un mito.

Y es que hay cosas en esta vida que es mejor no tocar. Que para que exista un Aston Martin Vanquish debe existir un Toyota Prius, que para que exista una Harley Davidson deben haber scooter eléctricos, todo compensado, todo equilibrado. ¿Te imaginas la próxima peli de James Bond subido en un Aston Martin teledirigido de estos?

Como dice su brillante slogan, Ya es hora de pensar diferente… y dejar las cosas como estaban.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¡Que no se cachifolle tu mente! El juego de las palabras raras
Proyecto Colibrí: cómo sacar mejor información de la web del Congreso de los diputados
Escribir: 8 errores que podemos cometer escribiendo artículos
En el Ojo Ajeno: El culto a la tableta
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 16
  • Siendo Fan de Aston MArtin y de James Bond, quería decir que puede que la idea de este microcoche no sea tan mala. Por la misma razón que le Porche 4X4 decían que era una aberración, o el Panamera incluso el propio Smart ha estado varias veces al borde de dejarse de fabricar por su inicial fracaso comercial.

    También podríamos hacer una lista de los fracasos de marcas generalistas que intentaron comercializar un modelo premium: Phaeton, Velsatis, han sido un desastre comercial y casi ninguna marca generalista dispone de un modelo que compite con las marcas premium.

    Dejemos vivir al coche y dentro de unos meses volvemos a hablar y analizamos los resultados.

    Un saludo

    Eugenio

    • Si se trata de “vale todo por incrementar unas libras los beneficios a corto”, ok… Pero embrutecer y, tal vez, aniquilar un mito (ni que sea por pasta) me parece una operación arriesgada ya que introduces en la marca un tumor que a la larga, puede poner en duda tu propio papel en el mercado.

      • No creo que vaya a ser ningún “tumor para la marca”. Aston Martin tiene mucho prestigio como para permitirse una metedura de pata. Creo que es un nuevo concepto, una apuesta de la marca.Habrá que dejar que pase el tiempo y ver los resultados. Evidentemente no es un utilitario al alcance de todos los bolsillos.A lo mejor, en la próxima entrega de James Bond lo vemos sobre un Cygnet.

  • Podriamos sacar el tipico argumento de que la crisis puede con todo, que si en su momento las vacas gordas propiciaron los excesos tipo hummer, la escasez permite la aparicion de ideas mas racionales y menos extravagantes.

    Pero la verdad es que un “smarton martin” me parece horrorosa.

  • A ver, se trata de una “trampa legal”.Aston Martin debe cumplir con una futura normativa medioambiental que le exige que “la media de su producción” cumpla con un endurecimiento de emisión de CO2. De esta forma, mientras los “hermanos mayores” siguen emitiendo a saco, el “pequeño” baja la media. Alcanzas un acuerdo con Toyota, te cede la producción de varios miles de IQ, lo tuneas, le pones un precio de 30.000€ y zas! arreglada la trampa! Ahora la duda es: ¿la marca se resiente pq varios miles de pijos con posibles se compren un “smarton martin”? (genial, Vicenteocana!)? ¿y no se resentirá también sabiendo la gente lo que la marca hace, legalmente, pero con espíritu de tramposillo?.

  • La paranoia de los innovadores compulsivos: Cambiar lo que funciona para resultar simplemente rupturistas sin más estrategia que el incordio y el divismo… Así nos va!

  • Aston Martin busca identificarse con lujo no con tamaño y al parecer esa linea la va a seguir respetando. No obstante, una empresa es un ente dinámico y como tal cambia, evoluciona, se adapta,…
    Habrá que esperar a ver los resultados de ventas (de este modelo en concreto y en general de la marca) para juzgar mejor, pero dudo mucho que esto sea para ganar unas cuantas libras a corto plazo. Puede ser que hayan localizado un hueco para ellos en ese nicho de mercado que desean explotar, puede ser que dispongan de la tecnologia para el Cygnet ahora y que más adelante pueda ser empleada en los otros modelos,… En definitiva, ¿cual es la estrategía de la marca a corto, medio y largo? la conocemos o estamos opinando solo basados en ese link?

    Ummmmm, me gustaba más Yorokobu cuando no daba tantas lecciones.

    • Hola Joselond,

      Este post refleja la opinión de nuestro colaborador Oliver Henares. No queremos dar lecciones a nadie. Sólo intentamos que pasen muchas ideas por nuestro blog y que haya lugar para el debate porque somos firmes creyentes de eso que dice: “Sin reflexión no vamos a ningún lado” : )

      Muchas gracias por tu feedback.

      • Hola Marcus,

        Mi intención no era ofender a nadie, aunque por el tono burlón de los comentarios de Oliver, parece que que sí que lo he hecho. Lo mío también era una opinión, una reflexión, aunque en dirección contraria a la expuesta por Oliver y precisamente buscando el debate y agitar un poco.

        Como consumidor de Yorokobu, como lector, como cliente, ultimamente he notado un tono un poco doctrinal en algunos post. Quizás estoy equivocado y es un error mío porque a veces confundo seguridad con arrogancia. No obstante, asi lo he sentido hoy también al leer el post de Oliver (más aún leyendo sus comentarios) y así lo he querido expresar.

        Muchas gracias por tu respuesta y totalmente de acuerdo en la busqueda de una reflexión continua.

        • Hola otra vez, no nos has ofendido. De hecho nos halaga que tomes el tiempo para darnos tu opinión sobre Yorokobu. Lo tendremos muy en cuenta.
          Gracias otra vez.

  • Cometes un error amigo, opinar no es dar lecciones, y para eso gracias a Dios está Internet… las marcas no se mueven sólo en términos de ventas, ROI, planes y resultados… hay una parte emocional que parece que no entiendes, y es precisamente por esa mentalidad que las marcas ya han dejado de soñar y no siguen construyendo el imaginario que las hace aspiracionales, que las hace deseables, relevantes… Te aseguro que el valor de marca entre los poseedores de un Aston Martin se verá afectado y tb te aseguro que sacar un smart aston martin no responde a una estrategia a largo plazo, es absolutamente cortoplacista y la marca lo sufrirá, si no hubiesen sacado el típico concept car no a la venta como el BMW Vision… No todo está en un excel colega…

  • Sí, aunque no se si es gracias a Dios o al ser humano, internet está para eso y para otras muchas cosas. Gracias por recordarmelo, a veces se me olvida. Mi opinión es que tu artículo tiene un tufo bastante doctrinal. Pero es solo una opinión, no te lo tomes a mal amigo.

    Yo, que me considero un tio bastante sensible y emocional y que creo que sí entiendo esa parte de la marca (no te quepa duda de que me identifico con algunas), considero también que si bien las marcas no se mueven sólo en terminos de resultados, si éstos no se cuidan, si no se alcanzan, si no se vende, la marca desaparece. Y más vale hacer sacrificios de vez en cuando que desaparecer. Porque a parte de pensar en el corazoncito de los que tienen un Aston Martin y se identifican con él y James Bond, también hay que pensar en el corazoncito de quienes comen gracias a las ventas del producto.

    Que el valor de marca de los consumidores de Aston Martin se verá afectado está claro, pero eso no quiere decir que sea para mal.

    Por otro lado, ¿como estás tan seguro de que ésto no responde a una estrategia a corto plazo? Yo de verdad que no tengo ni idea, por eso lo preguntaba. ¿Me puedes enviar las lineas estratégicas de Aston Martin a largo plazo? De verdad que te lo agradecería porque este fin de semana tengo algo de tiempo para leer.

    Yo de tí, si estuviese tan seguro de que Aston Martin se va a estrellar, les escribiría para avisarles porque tal y como está el patio, seguro que lo agradecen.

    Por cierto, a qué te refieres con lo del excel tronco?

  • Debate debate debate… mola, no? la salsa del pensamiento, mola que un post suscite reacciones, agite neuronas, no deje indiferente…Veamos, Si, estoy 100% de acuerdo contigo en que la marca se verá afectada. No, no tengo las líneas (?) estratégicas de la marca, pero, en mi opinión de eso va una reflexión, de postular una teoría sobre algo, de someterla a denbate… En torno al 1% de los blogs mundiales crean contenido, el resto sólo lo referencia, sin opinión, sin toque personal, sin cuestionar nada… creo q algunos estan acostumbrados a ese 99%… por suerte siempre quedará ese 1% que agite 🙂
    PAK: Exacto, yo creo eso mismo 🙂

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad