fbpx
16 de septiembre 2011    /   BUSINESS
por
 

Haz de tu ventana un huerto para plantar lechugas

16 de septiembre 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


El planeta Tierra es cada vez más urbano. Las ciudades crecen. Los pueblos se vacían. Pero de alguna forma hay que equilibrar el balance planta-ladrillo. Y eso hace que los núcleos urbanos estén ideando nuevas formas de traer el campo y los huertos a la ciudad.
Las metrópolis están buscando espacios para crear huertos urbanos. No solo en el suelo. También en las azoteas. Pero cuando el espacio aprieta y no deja atraparlo a lo largo, siempre queda un hueco a lo alto. ¿Que no tienes un ático para plantar una tomatera urbana? Pues píllate una ventana con buena luz y hazte un huerto colgante.
El método empleado para cultivar alimentos y plantas es la hidroponia. Este tipo de agricultura no necesita tierra. Se nutre solo de agua y minerales. El “movimiento verde” Windowfarm (así se denominan a sí mismos) ha desarrollado un kit de dos o cuatro columnas que permite el cultivo de 16 ó 32 plantas, respectivamente, en botellas de plástico que hacen la función de macetero.
Mediante este sistema se pueden cultivar, por ejemplo, judías verdes, lechuga, basílico y pimientos. Y, de este modo, muchas ventanas se convierten en microclimas que, a veces, reciben también luz extra de LED y otros apoyos tecnológicos.

En el blog de Windowfarm muchas personas comentan sus experiencias y descubrimientos para mejorar, entre todos, el rendimiento de este tipo de agricultura urbana.
Más de 17.000 personas han plantado huertos verticales con Windowfarm desde 2009. Aquel año Britta Riley arrancó este proyecto como una iniciativa open-source. La web, donde se explicaba cómo crear huertos verticales, comenzó a recibir comentarios para desarrollar y hacer más eficiente este sistema hidropónico. Incorporaron las mejoras y crearon un kit para poder distribuirlo por todo el mundo mediante un envío postal.











 


El planeta Tierra es cada vez más urbano. Las ciudades crecen. Los pueblos se vacían. Pero de alguna forma hay que equilibrar el balance planta-ladrillo. Y eso hace que los núcleos urbanos estén ideando nuevas formas de traer el campo y los huertos a la ciudad.
Las metrópolis están buscando espacios para crear huertos urbanos. No solo en el suelo. También en las azoteas. Pero cuando el espacio aprieta y no deja atraparlo a lo largo, siempre queda un hueco a lo alto. ¿Que no tienes un ático para plantar una tomatera urbana? Pues píllate una ventana con buena luz y hazte un huerto colgante.
El método empleado para cultivar alimentos y plantas es la hidroponia. Este tipo de agricultura no necesita tierra. Se nutre solo de agua y minerales. El “movimiento verde” Windowfarm (así se denominan a sí mismos) ha desarrollado un kit de dos o cuatro columnas que permite el cultivo de 16 ó 32 plantas, respectivamente, en botellas de plástico que hacen la función de macetero.
Mediante este sistema se pueden cultivar, por ejemplo, judías verdes, lechuga, basílico y pimientos. Y, de este modo, muchas ventanas se convierten en microclimas que, a veces, reciben también luz extra de LED y otros apoyos tecnológicos.

En el blog de Windowfarm muchas personas comentan sus experiencias y descubrimientos para mejorar, entre todos, el rendimiento de este tipo de agricultura urbana.
Más de 17.000 personas han plantado huertos verticales con Windowfarm desde 2009. Aquel año Britta Riley arrancó este proyecto como una iniciativa open-source. La web, donde se explicaba cómo crear huertos verticales, comenzó a recibir comentarios para desarrollar y hacer más eficiente este sistema hidropónico. Incorporaron las mejoras y crearon un kit para poder distribuirlo por todo el mundo mediante un envío postal.











 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un puente de colores inyecta vida a un barrio de Madrid
Diccionario de la Economía Truculenta: Índices e indicadores chanantes, machistas y escatologicos
Gospodínov: «La narración clásica consiste en anular las posibilidades que acechan por todas partes»
Muera el periodista y viva el espectador (y la historia)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 15
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *