BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
10 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT
 

Ni por mil euros me cambio a las antiguas eléctricas

10 de julio 2014    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Hace tres años Holaluz.com salió al mercado con la intención de abrir una brecha en el panorama eléctrico español. Hoy son 40.000 clientes, que han ido ganando uno a uno gracias a su política de precios y trato diferenciado. Pero para su aniversario han decidido comprobar su grado de satisfacción. Y para eso les han preparado una broma con cámara oculta.

Tras una pequeña fiesta con la que agraciaron a algunos de sus primeros usuarios, cuando los satisfechos clientes estaban por abandonar el edificio, un par de personas les abordaron y les hicieron pasar a una salita. Allí les anunciaban que una gran empresa les había comprado y amenazaba con cerrar Holaluz.com, para luego hacerles una oferta económica: 50 euros por pasarse a la nueva eléctrica. Todos dijeron que no e incluso llegaron a escucharse frases como «ni por mil euros».
«Que nadie cogiera el dinero es el mejor regalo de aniversario que podíamos tener», explica Carlota Pi, cofundadora de la empresa; «necesitábamos saber realmente si nuestros clientes estaban contentos con nosotros después de tres años y eso con una encuesta de toda la vida es difícil». Esta licenciada en Ingeniería Industrial define su compañía como «la primera comercializadora eléctrica online del mercado español, con energía 100% verde».
Su estrategia, con un trato completamente en internet, se basa en la reflexión de que «si pagas tu teléfono móvil, compras billetes de avión, reservas restaurante, alquilas casa… mediante tu ordenador de manera sencilla y práctica», no hay motivo para no hacerlo con la energía eléctrica. Una de sus novedades es la ausencia de contratos con permanencia mínima, ya que opinan que se van «a llevar bien con los clientes y nadie va a querer irse». Otras de sus características son las prefacturas y ofrecer solo los servicios y potencia que un usuario necesita, para así no sobrecargar la cuenta y cobrar solo lo que es justo y cabal.
Aunque desde 2003 cualquier usuario puede eligir libremente su compañía eléctrica, no fue hasta el año pasado cuando puede decirse que el mercado se liberalizó de facto, al ser las empresas comercializadoras las que venden la electricidad al cliente y no las distribuidoras. Estas pueden ser de último recurso, como las cinco grandes, o de mercado libre, entre las que entraría Holaluz.com. La diferencia principal es que mientras las primeras deben ajustarse a las tarifas que marca la Administración, las segundas tienen la libertad de ofrecer los descuentos y precios que se les antoje.
En opinión de Pi, los usuarios no son prisioneros de nadie y ahora pueden escoger una compañía que realmente les represente. «Hemos venido a romper las reglas del juego y estamos liderando la transformación del sector eléctrico». Y sentencia: «nadie oyó hablar de David hasta que acertó con la honda en la frente a Goliat, pero le estaban esperando».

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Hace tres años Holaluz.com salió al mercado con la intención de abrir una brecha en el panorama eléctrico español. Hoy son 40.000 clientes, que han ido ganando uno a uno gracias a su política de precios y trato diferenciado. Pero para su aniversario han decidido comprobar su grado de satisfacción. Y para eso les han preparado una broma con cámara oculta.

Tras una pequeña fiesta con la que agraciaron a algunos de sus primeros usuarios, cuando los satisfechos clientes estaban por abandonar el edificio, un par de personas les abordaron y les hicieron pasar a una salita. Allí les anunciaban que una gran empresa les había comprado y amenazaba con cerrar Holaluz.com, para luego hacerles una oferta económica: 50 euros por pasarse a la nueva eléctrica. Todos dijeron que no e incluso llegaron a escucharse frases como «ni por mil euros».
«Que nadie cogiera el dinero es el mejor regalo de aniversario que podíamos tener», explica Carlota Pi, cofundadora de la empresa; «necesitábamos saber realmente si nuestros clientes estaban contentos con nosotros después de tres años y eso con una encuesta de toda la vida es difícil». Esta licenciada en Ingeniería Industrial define su compañía como «la primera comercializadora eléctrica online del mercado español, con energía 100% verde».
Su estrategia, con un trato completamente en internet, se basa en la reflexión de que «si pagas tu teléfono móvil, compras billetes de avión, reservas restaurante, alquilas casa… mediante tu ordenador de manera sencilla y práctica», no hay motivo para no hacerlo con la energía eléctrica. Una de sus novedades es la ausencia de contratos con permanencia mínima, ya que opinan que se van «a llevar bien con los clientes y nadie va a querer irse». Otras de sus características son las prefacturas y ofrecer solo los servicios y potencia que un usuario necesita, para así no sobrecargar la cuenta y cobrar solo lo que es justo y cabal.
Aunque desde 2003 cualquier usuario puede eligir libremente su compañía eléctrica, no fue hasta el año pasado cuando puede decirse que el mercado se liberalizó de facto, al ser las empresas comercializadoras las que venden la electricidad al cliente y no las distribuidoras. Estas pueden ser de último recurso, como las cinco grandes, o de mercado libre, entre las que entraría Holaluz.com. La diferencia principal es que mientras las primeras deben ajustarse a las tarifas que marca la Administración, las segundas tienen la libertad de ofrecer los descuentos y precios que se les antoje.
En opinión de Pi, los usuarios no son prisioneros de nadie y ahora pueden escoger una compañía que realmente les represente. «Hemos venido a romper las reglas del juego y estamos liderando la transformación del sector eléctrico». Y sentencia: «nadie oyó hablar de David hasta que acertó con la honda en la frente a Goliat, pero le estaban esperando».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El regalito del viernes: ¿Cuántas cosas caben en un libro?
Daniel Clowes: “El Rayo Mortal es el eslabón perdido de mi obra”
‘Sujetos_’: Cuando el estar al borde de la muerte no es lo más preocupante
"Llevar minifalda no significa ser libre"
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Comentarios cerrados.