fbpx
14 de mayo 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Hosh: Otra forma de mirar a los superhéroes

14 de mayo 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

hosh

Todo el mundo tiene sus héroes y sus mitos. Hosh también. Pero Joshua Socias (también se llama así), como es artista gráfico, no sólo los tiene en su mente. Los ha llevado a varios lienzos que forman juntos la serie Sólo los fuertes.

El título de la colección se basa en la frase «Sólo los fuertes sobreviven». Pero Hosh se quedó con la primera parte únicamente para no tomar algo que ya ha sonado mucho. «En canciones de soul, eslóganes de marcas…«, especifica. «Los fuertes forman el hilo conductor de todas las obras. Es una forma de darle una coherencia y una excusa para hablar de los mitos, los ídolos, la fortaleza física o psíquica de alguien. Todas las obras tienen conexión«.

Estos héroes, cuando pasan por las manos de Hosh, son ridiculizados y admirados a la vez. «Es un juego entre lo fuerte y lo débil. Al final, los fuertes son los que quedan«.

Hosh utiliza una técnica mixta para sus creaciones. Le gusta, sobre todo, el acrílico y el spray, aunque «voy escogiendo según la necesidad de cada cuadro«. La serie se exhibe actualmente en la galería de arte Biondetta hasta el 29 de mayo.

2

Don’t talk shit. Hosh tomó la figura de Boomer como superhéroe porque, según dice, se identifica con él. Y lo mejor de todo es que Boomer «combate con un chicle y no con la fuerza«. La boca que aparece junto al héroe es «una crítica burlesca de la gente que no hace nada y, en su lugar, se mofa de lo que hacen los demás«. De ahí el título del cuadro: No digas gilipolleces.

9

Solook. «El Increíble Hulk puede parecer un personaje muy monstruoso pero luego no lo es. Es una forma de decir que mirando bien las cosas puedes descubrir que nada es tan bueno ni tan malo».
4

Fat. «Es una reflexión sobre la comida basura. Me gusta meter tipografías que me interesan mucho, como éstas de EEUU. Esta obra es una crítica a las personas que se abandonan y no prestan atención a lo que comen. Es una alerta con sentido del humor».

8

1

5

Y ya no hay más explicaciones. Para Hosh lo realmente interesante es la interpretación que hace cada persona de sus obras. Eso le importa mucho más que la que hace él.

10

7

hosh

Todo el mundo tiene sus héroes y sus mitos. Hosh también. Pero Joshua Socias (también se llama así), como es artista gráfico, no sólo los tiene en su mente. Los ha llevado a varios lienzos que forman juntos la serie Sólo los fuertes.

El título de la colección se basa en la frase «Sólo los fuertes sobreviven». Pero Hosh se quedó con la primera parte únicamente para no tomar algo que ya ha sonado mucho. «En canciones de soul, eslóganes de marcas…«, especifica. «Los fuertes forman el hilo conductor de todas las obras. Es una forma de darle una coherencia y una excusa para hablar de los mitos, los ídolos, la fortaleza física o psíquica de alguien. Todas las obras tienen conexión«.

Estos héroes, cuando pasan por las manos de Hosh, son ridiculizados y admirados a la vez. «Es un juego entre lo fuerte y lo débil. Al final, los fuertes son los que quedan«.

Hosh utiliza una técnica mixta para sus creaciones. Le gusta, sobre todo, el acrílico y el spray, aunque «voy escogiendo según la necesidad de cada cuadro«. La serie se exhibe actualmente en la galería de arte Biondetta hasta el 29 de mayo.

2

Don’t talk shit. Hosh tomó la figura de Boomer como superhéroe porque, según dice, se identifica con él. Y lo mejor de todo es que Boomer «combate con un chicle y no con la fuerza«. La boca que aparece junto al héroe es «una crítica burlesca de la gente que no hace nada y, en su lugar, se mofa de lo que hacen los demás«. De ahí el título del cuadro: No digas gilipolleces.

9

Solook. «El Increíble Hulk puede parecer un personaje muy monstruoso pero luego no lo es. Es una forma de decir que mirando bien las cosas puedes descubrir que nada es tan bueno ni tan malo».
4

Fat. «Es una reflexión sobre la comida basura. Me gusta meter tipografías que me interesan mucho, como éstas de EEUU. Esta obra es una crítica a las personas que se abandonan y no prestan atención a lo que comen. Es una alerta con sentido del humor».

8

1

5

Y ya no hay más explicaciones. Para Hosh lo realmente interesante es la interpretación que hace cada persona de sus obras. Eso le importa mucho más que la que hace él.

10

7

Compártelo twitter facebook whatsapp
Arte urbano: de la precariedad al arte de culto
El WC que Keith Haring llenó de penes
Terminando la obra de Dalí, Pollock y Warhol
Madrid acoge el primer flashmob individual
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *