20 de noviembre 2012    /   BUSINESS
por
 

Hoteles por horas sin el estigma de los love hotels

20 de noviembre 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Durante mucho tiempo, alquilar un hotel por horas se ha asociado a lugares sórdidos y lúgubres (con algunas excepciones, por supuesto). DayUse es una web francesa que lleva desde finales de 2010 intentando dignificar esta práctica que a la vez permite a hoteles sacar más rendimiento a sus camas.

La startup llega a acuerdos exclusivamente con hoteles independientes de categoría entre 3 y 5 estrellas para aprovechar las horas muertas en el que sus habitaciones no están siendo utilizadas. Algunos han visto incrementado su ocupación en un 10% gracias a ello, según la CNN.

“En Sao Paulo está muy popularizada esta práctica, especialmente entre los menores de 40 años. Allí la gente deja el hogar de sus padres muy tarde y recurren a esta modalidad para buscar privacidad. Pensé que se podía hacer lo mismo en Europa. Se lo comenté a mi socio David Lebée y decidimos ponerlo en marcha”, explica Thibaud d’Agrèves por teléfono, cofundador de la web.

Tanto Lebée como d’Agrèves trabajaron anteriormente en el Hotel Amour en París, “un lugar que tiene la distinción de estar lleno todos los días del año. Empezamos a probar la fórmula en su establecimiento. Vi el potencial que tenía y pensé que se podía aplicar a muchos más establecimientos en la ciudad”.

Para la primera fase, involucraron a 20 hoteles en París y a día de hoy ya cuentan con más de 350 hoteles en ciudades como Londres, Bruselas, Milán y Nueva York que ofrecen este servicio.

El horario que pone a disposición del cliente varía según el establecimiento. Hay hospedajes que ofrecen sus habitaciones entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde. Otros entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde u horarios más reducidos, de 12 de la mañana a 4 de la tarde.

Los precios son más ajustados que pasar la noche y permite tener acceso a hoteles de alta categoría por mucho menos de lo habitual. En el proceso de compra es donde la web genera ingresos. Por cada transacción ellos se llevan una comisión.

Curiosamente, el uso que se está dando a las habitaciones no es solo para parejas que buscan intimidad. “En EEUU y Reino Unido tiene mucho tirón con el viajero de business. Lo usan para descansar durante el día, pegarse una ducha, aprovechar las instalaciones del gimnasio. En EEUU muchos vuelos a Europa salen por la noche. Gente que llega de fuera se hospeda durante el día en los hoteles y descansa hasta coger el vuelo más tarde”, añade d’Agrèves. “En los mercados anglosajones lo que estamos trabajando es la vertiente más corporativa. Incluso estamos estudiando la posibilidad de ofrecerlo con paquetes de golf”.

En países más latinos, como Francia e Italia, en cambio, su uso es más sexual. “Con la crisis, más y más gente está viviendo más tiempo con sus progenitores. Son espacios que permiten tener un rato de romanticismo”, dice el responsable de DayUse.

La startup también cuenta con una aplicación de iPhone que permite visualizar y reservar habitaciones por geolocalización. “Es todo muy sencilo. Buscas por hotel, precio, estrellas y el tiempo que interesa”.

El cofundador del negocio hotelero está convencido de que lo que ahora es un nicho, pronto será algo absolutamente habitual. “En Corea, Japón y Brasil no hay ningún tabú en darle este uso a los hoteles. Es cuestión de tiempo para que eso se convierta en algo normal aquí. El año que viene es muy probable que estemos en España”.

Actualización: En España existe un servicio similar llamado ByHours.

Foto: 104 art suites bajo lic. CC.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Durante mucho tiempo, alquilar un hotel por horas se ha asociado a lugares sórdidos y lúgubres (con algunas excepciones, por supuesto). DayUse es una web francesa que lleva desde finales de 2010 intentando dignificar esta práctica que a la vez permite a hoteles sacar más rendimiento a sus camas.

La startup llega a acuerdos exclusivamente con hoteles independientes de categoría entre 3 y 5 estrellas para aprovechar las horas muertas en el que sus habitaciones no están siendo utilizadas. Algunos han visto incrementado su ocupación en un 10% gracias a ello, según la CNN.

“En Sao Paulo está muy popularizada esta práctica, especialmente entre los menores de 40 años. Allí la gente deja el hogar de sus padres muy tarde y recurren a esta modalidad para buscar privacidad. Pensé que se podía hacer lo mismo en Europa. Se lo comenté a mi socio David Lebée y decidimos ponerlo en marcha”, explica Thibaud d’Agrèves por teléfono, cofundador de la web.

Tanto Lebée como d’Agrèves trabajaron anteriormente en el Hotel Amour en París, “un lugar que tiene la distinción de estar lleno todos los días del año. Empezamos a probar la fórmula en su establecimiento. Vi el potencial que tenía y pensé que se podía aplicar a muchos más establecimientos en la ciudad”.

Para la primera fase, involucraron a 20 hoteles en París y a día de hoy ya cuentan con más de 350 hoteles en ciudades como Londres, Bruselas, Milán y Nueva York que ofrecen este servicio.

El horario que pone a disposición del cliente varía según el establecimiento. Hay hospedajes que ofrecen sus habitaciones entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde. Otros entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde u horarios más reducidos, de 12 de la mañana a 4 de la tarde.

Los precios son más ajustados que pasar la noche y permite tener acceso a hoteles de alta categoría por mucho menos de lo habitual. En el proceso de compra es donde la web genera ingresos. Por cada transacción ellos se llevan una comisión.

Curiosamente, el uso que se está dando a las habitaciones no es solo para parejas que buscan intimidad. “En EEUU y Reino Unido tiene mucho tirón con el viajero de business. Lo usan para descansar durante el día, pegarse una ducha, aprovechar las instalaciones del gimnasio. En EEUU muchos vuelos a Europa salen por la noche. Gente que llega de fuera se hospeda durante el día en los hoteles y descansa hasta coger el vuelo más tarde”, añade d’Agrèves. “En los mercados anglosajones lo que estamos trabajando es la vertiente más corporativa. Incluso estamos estudiando la posibilidad de ofrecerlo con paquetes de golf”.

En países más latinos, como Francia e Italia, en cambio, su uso es más sexual. “Con la crisis, más y más gente está viviendo más tiempo con sus progenitores. Son espacios que permiten tener un rato de romanticismo”, dice el responsable de DayUse.

La startup también cuenta con una aplicación de iPhone que permite visualizar y reservar habitaciones por geolocalización. “Es todo muy sencilo. Buscas por hotel, precio, estrellas y el tiempo que interesa”.

El cofundador del negocio hotelero está convencido de que lo que ahora es un nicho, pronto será algo absolutamente habitual. “En Corea, Japón y Brasil no hay ningún tabú en darle este uso a los hoteles. Es cuestión de tiempo para que eso se convierta en algo normal aquí. El año que viene es muy probable que estemos en España”.

Actualización: En España existe un servicio similar llamado ByHours.

Foto: 104 art suites bajo lic. CC.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La luz Bella de la Ciutat Vella
Veinticinco libros para empezar una vida como lector
¿Es cierto que los ricos ya no son ostentosos?
El bluetooth más elitista de Novero
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad