BRANDED CONTENT
Hotmart

BRANDED CONTENT
Hotmart
8 de junio 2022    /   BRANDED CONTENT
 

Creator economy: no escondas tu talento; monetízalo

8 de junio 2022    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

 

«No escondas tus talentos, se hicieron para su uso. ¿Qué es un reloj de sol a la sombra?». 

Benjamin Franklin

 

Morucha Cucamona es el “nombre artístico” de Isabel Docavo, una ingeniera industrial que un día decidió dejar su trabajo en una multinacional del sector energético para dedicarse a su gran pasión: coser. Aunque Morucha no se quedó ahí; además de confeccionar, decidió compartir su afición y conocimientos con otras personas que, como ella, adoran la costura. Algo que hizo de la mano de Hotmart, la plataforma de contenidos que transforma a los creadores en emprendedores digitales.

En el caso de Isabel, el leit motiv que la animó a dar un giro radical en su carrera fue la falta de formación para los aficionados a esta actividad que encontró en la web. La mayoría de los cursos estaban enfocados a la formación de profesionales, así que ella se lanzó a crear su propio curso bajo el título Costura Creativa para Principiantas. Hoy cuenta con más de 700 alumnos.

Morucha Cucamona es una de las emprendedoras de la conocida como Creator Economy, una evolución de la Economía de la Pasión ya que estos emprendedores no solo viven de su pasión o han hecho de ella una de sus fuentes de ingresos, sino que sienten la necesidad de transmitir sus conocimientos a otros usuarios.

Creadores de contenidos que se vieron impulsados con la aparición de internet y la proliferación de las plataformas online. Con ellas el contenido se descentralizaba; ya no estaba solo en manos de unas pocas (y grandes) compañías, sino que ahora eran los propios usuarios quienes se convertían también en productores de contenidos que después distribuían a través de esas mismas plataformas.

Esto, a su vez, trajo consigo un cambio radical en la forma de aprender y de enseñar. Muchos de estos creadores se lanzaron a producir contenidos con los que transmitir sus conocimientos sobre distintas materias. Cursos que generaron interés por parte de la audiencia por distintas razones, entre ellas:

  • La comodidad de aprender desde casa o desde cualquier otro lugar en cualquier horario
  • Disponer de métodos de enseñanza más prácticos y útiles que los tradicionales
  • Aprender directamente de expertos en la materia

Un bum que vivió su mayor eclosión durante la pandemia, cuando, ante la necesidad de aprovechar el tiempo que tuvimos que pasar en casa, muchos fueron los que se lanzaron en busca de este tipo de contenido, lo que provocó que el número de usuarios que adquirieron su primer producto digital en Hotmart creciera un 144% *.

Este aumento de la demanda, a su vez, siguió alentando a un cada vez mayor número de personas creativas, con conocimientos y talento, que se plantearan paquetizarlo en forma de curso online, tutorial, podcast, ebook o cualquier otro formato para ponerlo a disposición del público a escala internacional.

Y es precisamente en este punto donde entran en juego actores como Hotmart, «la solución completa para transformar a los creadores en emprendedores, transformando habilidades en productos, audiencia en clientes e influencia en negocios», en palabras de su country manager de España y Portugal, Myriam Tejada.

PERO ¿QUÉ ES HOTMART?

Uno de los grandes hándicaps de las plataformas de difusión de contenidos online es que no siempre tienen en cuenta los intereses específicos de los generadores de contenidos, por ejemplo, a la hora de promocionar sus productos. Algunos de estos creadores aprendieron a hacer promociones cruzadas para diversificar su presencia en diferentes aplicaciones y minimizar así el conocido como ‘riesgo de plataforma’, esto es, la dependencia en exceso del éxito o fracaso de estas plataformas, o de los cambios en sus políticas de difusión. 

Para evitar estos y otros inconvenientes, surgió Hotmart. Desde su fundación en 2011, su plataforma ofrece soluciones para que los creadores de contenido transformen sus conocimientos y pasiones en productos digitales (cursos en línea, ebooks o pódcasts, entre otros) y puedan comercializarlos en todo el mercado hispanoparlante.

Para ello, Hotmart acompaña al creador en todas las fases del proceso:

☞ En la creación, permite a los creadores elegir el formato más adecuado para difundir sus conocimientos: cursos online, talleres, suscripciones, pódcasts, transmisiones en vivo y muchos más. También les ofrece la mejor experiencia para su producto a través de comunidades exclusivas, un área de miembros completa y la app Hotmart Sparkle para compartir contenido relevante.

Además, aporta facilidades de pago para los usuarios, como suscripciones, pago único o en cuotas o cupones, entre otras opciones. 

En la fase de lanzamiento o aceleración, Hotmart permite a los creadores diseñar sus estrategias al facilitarles:

  • la automatización de todo lo relacionado con la creación y promoción de contenidos, ahorrando tiempo y energía. 
  • la organización de leads, embudos de venta, acceso a los productos, comisiones, etc. 
  • ayudarles a gestionar y hospedar todo su contenido de forma simple y accesible y permitirles contar con el programa de afiliados como aliado para aumentar el alcance de los contenidos. 

En la gestión, ofrece al creador la posibilidad de analizar sus resultados, acceder a informes precisos y fáciles de entender para, de esa forma, optimizar la toma de decisiones. También incluye capacidades relacionadas con la formación de equipos, donde el creador podrá definir los permisos y asignar responsabilidades a cada uno de los miembros y cocreadores de su negocio online.

Y, por supuesto, en la fase de crecimiento, los creadores pueden hacer uso de las herramientas que Hotmart pone a su disposición para expandir su negocio a todos los rincones del planeta, alcanzar nuevos públicos y vender en un solo clic y poder así seguir monetizando su talento.

De ahí que sean ya miles los creadores que ya están beneficiándose de las herramientas que les ofrece Hotmart y su plataforma, que cuenta con más de 35 millones de usuarios y más de 580.000 productos registrados. 

Creadores que han sabido monetizar su talento, incluso, en algunos casos, convertirlo en su principal fuente de ingresos; y sobre todo, distribuirlo entre otros muchos usuarios de cualquier rincón del planeta que comparten su misma pasión.

*(Fuente: estudio El futuro de la educación de Hotmart)

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

 

«No escondas tus talentos, se hicieron para su uso. ¿Qué es un reloj de sol a la sombra?». 

Benjamin Franklin

 

Morucha Cucamona es el “nombre artístico” de Isabel Docavo, una ingeniera industrial que un día decidió dejar su trabajo en una multinacional del sector energético para dedicarse a su gran pasión: coser. Aunque Morucha no se quedó ahí; además de confeccionar, decidió compartir su afición y conocimientos con otras personas que, como ella, adoran la costura. Algo que hizo de la mano de Hotmart, la plataforma de contenidos que transforma a los creadores en emprendedores digitales.

En el caso de Isabel, el leit motiv que la animó a dar un giro radical en su carrera fue la falta de formación para los aficionados a esta actividad que encontró en la web. La mayoría de los cursos estaban enfocados a la formación de profesionales, así que ella se lanzó a crear su propio curso bajo el título Costura Creativa para Principiantas. Hoy cuenta con más de 700 alumnos.

Morucha Cucamona es una de las emprendedoras de la conocida como Creator Economy, una evolución de la Economía de la Pasión ya que estos emprendedores no solo viven de su pasión o han hecho de ella una de sus fuentes de ingresos, sino que sienten la necesidad de transmitir sus conocimientos a otros usuarios.

Creadores de contenidos que se vieron impulsados con la aparición de internet y la proliferación de las plataformas online. Con ellas el contenido se descentralizaba; ya no estaba solo en manos de unas pocas (y grandes) compañías, sino que ahora eran los propios usuarios quienes se convertían también en productores de contenidos que después distribuían a través de esas mismas plataformas.

Esto, a su vez, trajo consigo un cambio radical en la forma de aprender y de enseñar. Muchos de estos creadores se lanzaron a producir contenidos con los que transmitir sus conocimientos sobre distintas materias. Cursos que generaron interés por parte de la audiencia por distintas razones, entre ellas:

  • La comodidad de aprender desde casa o desde cualquier otro lugar en cualquier horario
  • Disponer de métodos de enseñanza más prácticos y útiles que los tradicionales
  • Aprender directamente de expertos en la materia

Un bum que vivió su mayor eclosión durante la pandemia, cuando, ante la necesidad de aprovechar el tiempo que tuvimos que pasar en casa, muchos fueron los que se lanzaron en busca de este tipo de contenido, lo que provocó que el número de usuarios que adquirieron su primer producto digital en Hotmart creciera un 144% *.

Este aumento de la demanda, a su vez, siguió alentando a un cada vez mayor número de personas creativas, con conocimientos y talento, que se plantearan paquetizarlo en forma de curso online, tutorial, podcast, ebook o cualquier otro formato para ponerlo a disposición del público a escala internacional.

Y es precisamente en este punto donde entran en juego actores como Hotmart, «la solución completa para transformar a los creadores en emprendedores, transformando habilidades en productos, audiencia en clientes e influencia en negocios», en palabras de su country manager de España y Portugal, Myriam Tejada.

PERO ¿QUÉ ES HOTMART?

Uno de los grandes hándicaps de las plataformas de difusión de contenidos online es que no siempre tienen en cuenta los intereses específicos de los generadores de contenidos, por ejemplo, a la hora de promocionar sus productos. Algunos de estos creadores aprendieron a hacer promociones cruzadas para diversificar su presencia en diferentes aplicaciones y minimizar así el conocido como ‘riesgo de plataforma’, esto es, la dependencia en exceso del éxito o fracaso de estas plataformas, o de los cambios en sus políticas de difusión. 

Para evitar estos y otros inconvenientes, surgió Hotmart. Desde su fundación en 2011, su plataforma ofrece soluciones para que los creadores de contenido transformen sus conocimientos y pasiones en productos digitales (cursos en línea, ebooks o pódcasts, entre otros) y puedan comercializarlos en todo el mercado hispanoparlante.

Para ello, Hotmart acompaña al creador en todas las fases del proceso:

☞ En la creación, permite a los creadores elegir el formato más adecuado para difundir sus conocimientos: cursos online, talleres, suscripciones, pódcasts, transmisiones en vivo y muchos más. También les ofrece la mejor experiencia para su producto a través de comunidades exclusivas, un área de miembros completa y la app Hotmart Sparkle para compartir contenido relevante.

Además, aporta facilidades de pago para los usuarios, como suscripciones, pago único o en cuotas o cupones, entre otras opciones. 

En la fase de lanzamiento o aceleración, Hotmart permite a los creadores diseñar sus estrategias al facilitarles:

  • la automatización de todo lo relacionado con la creación y promoción de contenidos, ahorrando tiempo y energía. 
  • la organización de leads, embudos de venta, acceso a los productos, comisiones, etc. 
  • ayudarles a gestionar y hospedar todo su contenido de forma simple y accesible y permitirles contar con el programa de afiliados como aliado para aumentar el alcance de los contenidos. 

En la gestión, ofrece al creador la posibilidad de analizar sus resultados, acceder a informes precisos y fáciles de entender para, de esa forma, optimizar la toma de decisiones. También incluye capacidades relacionadas con la formación de equipos, donde el creador podrá definir los permisos y asignar responsabilidades a cada uno de los miembros y cocreadores de su negocio online.

Y, por supuesto, en la fase de crecimiento, los creadores pueden hacer uso de las herramientas que Hotmart pone a su disposición para expandir su negocio a todos los rincones del planeta, alcanzar nuevos públicos y vender en un solo clic y poder así seguir monetizando su talento.

De ahí que sean ya miles los creadores que ya están beneficiándose de las herramientas que les ofrece Hotmart y su plataforma, que cuenta con más de 35 millones de usuarios y más de 580.000 productos registrados. 

Creadores que han sabido monetizar su talento, incluso, en algunos casos, convertirlo en su principal fuente de ingresos; y sobre todo, distribuirlo entre otros muchos usuarios de cualquier rincón del planeta que comparten su misma pasión.

*(Fuente: estudio El futuro de la educación de Hotmart)

Compártelo twitter facebook whatsapp
La verborrea digital
El ministro estrella somos todos
Los 6 post más vistos de la semana
Historias contra la soledad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp