11 de noviembre 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

‘How are you?’: viñetas sobre una pregunta «preciosa» que se convirtió en retórica

11 de noviembre 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una de las cosas que más sorprendió a Ueli Johner en sus primeros días en Nueva York fue la omnipresencia de una frase: How Are You? La escuchaba a todas horas, la mayoría de las veces como un mero saludo que no espera respuesta. «Me parecía curioso lo presente que estaba en mis rutinas diarias, como pedir un café en Starbucks. Para mí es una pregunta preciosa y cargada de sentido, y sentía que la estaba empleando en vano. Se estaba quedando completamente vacía».

La pérdida de significado de la expresión le preocupaba. De ahí los dibujos que comenzó a subir a su cuenta en Instagram para reflexionar sobre el tema. Fue a principios de 2020 cuando este suizo especialista en redes sociales decidió crear una especie de spin off de esta centrado en situaciones provocadas por un How Are You?.

«Al principio me propuse publicar una viñeta al día, pero pronto desistí», confiesa. Y eso que, reconoce, los problemas de salud mental con los que ha estado lidiando en los últimos dos años le han proporcionado material.

«Mantuve en privado mis problemas. Era muy bueno haciéndolo. Cada vez que me preguntaban “¿cómo estás?” mentía descaradamente. Me resultaba hasta cierto punto gracioso cómo la gente aceptaba la respuesta. Creo que es algo que dice mucho sobre lo estigmatizadas que están las enfermedades de salud mental en nuestra sociedad».

Johner considera que, de hecho, este es el tema central de sus dibujos. «Creo que es también lo que resuena en la mente de la mayoría de la gente que ve las viñetas».

En su opinión, el «¿cómo estás» se usa tanto y de forma tan banal que ha perdido todo su significado. Se ha convertido en una frase retórica: «No debería desperdiciarse en conversaciones triviales. Debe reservarse para momentos íntimos con personas que realmente nos importan. Tal vez deberíamos pensar en alguna expresión alternativa que la reemplazara, pero tampoco se me ocurre cuál».

Aunque también reconoce que él es el primero que abusa del latiguillo: «Al final es una fórmula cómoda con la que comunicarse . Cuando pregunto «¿cómo estás?», en realidad no espero que la otra persona sea completamente honesta. Supongo que eso es lo que la hace tan recurrente».

Una de las cosas que más sorprendió a Ueli Johner en sus primeros días en Nueva York fue la omnipresencia de una frase: How Are You? La escuchaba a todas horas, la mayoría de las veces como un mero saludo que no espera respuesta. «Me parecía curioso lo presente que estaba en mis rutinas diarias, como pedir un café en Starbucks. Para mí es una pregunta preciosa y cargada de sentido, y sentía que la estaba empleando en vano. Se estaba quedando completamente vacía».

La pérdida de significado de la expresión le preocupaba. De ahí los dibujos que comenzó a subir a su cuenta en Instagram para reflexionar sobre el tema. Fue a principios de 2020 cuando este suizo especialista en redes sociales decidió crear una especie de spin off de esta centrado en situaciones provocadas por un How Are You?.

«Al principio me propuse publicar una viñeta al día, pero pronto desistí», confiesa. Y eso que, reconoce, los problemas de salud mental con los que ha estado lidiando en los últimos dos años le han proporcionado material.

«Mantuve en privado mis problemas. Era muy bueno haciéndolo. Cada vez que me preguntaban “¿cómo estás?” mentía descaradamente. Me resultaba hasta cierto punto gracioso cómo la gente aceptaba la respuesta. Creo que es algo que dice mucho sobre lo estigmatizadas que están las enfermedades de salud mental en nuestra sociedad».

Johner considera que, de hecho, este es el tema central de sus dibujos. «Creo que es también lo que resuena en la mente de la mayoría de la gente que ve las viñetas».

En su opinión, el «¿cómo estás» se usa tanto y de forma tan banal que ha perdido todo su significado. Se ha convertido en una frase retórica: «No debería desperdiciarse en conversaciones triviales. Debe reservarse para momentos íntimos con personas que realmente nos importan. Tal vez deberíamos pensar en alguna expresión alternativa que la reemplazara, pero tampoco se me ocurre cuál».

Aunque también reconoce que él es el primero que abusa del latiguillo: «Al final es una fórmula cómoda con la que comunicarse . Cuando pregunto «¿cómo estás?», en realidad no espero que la otra persona sea completamente honesta. Supongo que eso es lo que la hace tan recurrente».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Inventos sin los que no podría vivir… o sí
¿Vender marcas con publicidad? No, mejor con arte
¿Cómo sería el toy de Bankia a día de hoy?
¿Todavía crees que Internet es libre?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Muy interesante el artículo. Y la verdad es que en cierto modo pienso lo mismo, cuando preguntamos, ¿que tal ? La respuesta prácticamente siempre es algo «vacío», simplemente un tránsito a la conversación. Mejor sería decir, hola buenos días, hola ya estoy aquí. Y dejar esa pregunta como dice el autor, para momentos más íntimos. Por cierto, me alegro mucho de haber encontrado este medio digital, buenos artículos e interesantes fuera del basurero de noticias que hay por ahí fuera.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Publicidad