14 de mayo 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Un despertador infalible para dormilones

14 de mayo 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cada mañana, millones de seres humanos se enfrentan al primer reto del día: levantarse de la cama. Madrugar supone para muchos ver interrumpido uno de los mayores placeres de la vida. Las personas con sueño profundo se acuestan cada noche con la incertidumbre de si llegarán a tiempo o no a sus compromisos mañaneros, y buscan soluciones para que no se les peguen las sábanas.
Think Big Factory ha ideado un despertador inteligente llamado Hyperalarm que pretende ayudar a los heavy sleepers a levantarse por la mañana. Lo hace principalmente a través de dos armas.
La primera es su Hyper Mode, que funciona a través de bluetooth y obliga a la persona a levantarse de la cama para silenciarlo: el aviso solo se desactiva cuando se pone la distancia física adecuada (unos seis o siete metros) entre Hyperalarm y el smartphone del usuario. El dispositivo es compatible con iPhone y Android, y próximamente lo será con Applewatch y con los relojes inteligentes Pebble Time.
El otro recurso es el propio sonido de la alarma, que es, según sus creadores, «imposible de ignorar», debido a que utiliza frecuencias muy agudas y un patrón complejo que hace que el cerebro no se pueda acostumbrar a él (como ocurre con los tonos simples). «El sonido lo han compuesto dos músicos muy innovadores, José María Ciria y Juan de Ávila, que han trabajado con nosotros desde el primer día. Se han realizado muchos tests para poder encontrar el sonido adecuado, el más eficaz», explica Ion Cuevas-Mons, CEO de Think Big Factory.
Además de su eficacia, Hyperalarm pretende ser un objeto atractivo estéticamente. «Son parte del entorno doméstico de una vivienda, y como tales el diseño es clave», asegura Cuevas-Mons.
El «internet de las cosas» va más allá de la comodidad y las curiosidades. Según el emprendedor, tiene otras vertientes, «tanto en eficiencia energética, por el hecho de conocer y controlar lo que consumimos, como en la mejora y eficiencia de procesos industriales, los vehículos autónomos, etc».
El proyecto está buscando financiación a través de Indiegogo. Sus creadores eligieron esta plataforma por sus buenas cifras (los datos del último cuatrimestre muestran que consigue el 35% de la financiación a través de crowdfunding) y porque querían realizar la campaña directamente desde España.
Hyperalarm es una secuela extraída del proyecto Openarch, un prototipo real de vivienda inteligente que se ha convertido en el laboratorio de Think Big Factory. La siguiente necesidad cotidiana que estos emprendedores van a cubrir con un gadget novedoso es, lamentablemente, «un secreto».
hyperalarm-press_web_6
hyperalarm-press_web_3
hyperalarm-press_web_9
hyperalarm-press_web_4
hyperalarm-press_web_2
hyperalarm-press_web_1
hyperalarm-press_web_8
hyperalarm-press_web_10

Cada mañana, millones de seres humanos se enfrentan al primer reto del día: levantarse de la cama. Madrugar supone para muchos ver interrumpido uno de los mayores placeres de la vida. Las personas con sueño profundo se acuestan cada noche con la incertidumbre de si llegarán a tiempo o no a sus compromisos mañaneros, y buscan soluciones para que no se les peguen las sábanas.
Think Big Factory ha ideado un despertador inteligente llamado Hyperalarm que pretende ayudar a los heavy sleepers a levantarse por la mañana. Lo hace principalmente a través de dos armas.
La primera es su Hyper Mode, que funciona a través de bluetooth y obliga a la persona a levantarse de la cama para silenciarlo: el aviso solo se desactiva cuando se pone la distancia física adecuada (unos seis o siete metros) entre Hyperalarm y el smartphone del usuario. El dispositivo es compatible con iPhone y Android, y próximamente lo será con Applewatch y con los relojes inteligentes Pebble Time.
El otro recurso es el propio sonido de la alarma, que es, según sus creadores, «imposible de ignorar», debido a que utiliza frecuencias muy agudas y un patrón complejo que hace que el cerebro no se pueda acostumbrar a él (como ocurre con los tonos simples). «El sonido lo han compuesto dos músicos muy innovadores, José María Ciria y Juan de Ávila, que han trabajado con nosotros desde el primer día. Se han realizado muchos tests para poder encontrar el sonido adecuado, el más eficaz», explica Ion Cuevas-Mons, CEO de Think Big Factory.
Además de su eficacia, Hyperalarm pretende ser un objeto atractivo estéticamente. «Son parte del entorno doméstico de una vivienda, y como tales el diseño es clave», asegura Cuevas-Mons.
El «internet de las cosas» va más allá de la comodidad y las curiosidades. Según el emprendedor, tiene otras vertientes, «tanto en eficiencia energética, por el hecho de conocer y controlar lo que consumimos, como en la mejora y eficiencia de procesos industriales, los vehículos autónomos, etc».
El proyecto está buscando financiación a través de Indiegogo. Sus creadores eligieron esta plataforma por sus buenas cifras (los datos del último cuatrimestre muestran que consigue el 35% de la financiación a través de crowdfunding) y porque querían realizar la campaña directamente desde España.
Hyperalarm es una secuela extraída del proyecto Openarch, un prototipo real de vivienda inteligente que se ha convertido en el laboratorio de Think Big Factory. La siguiente necesidad cotidiana que estos emprendedores van a cubrir con un gadget novedoso es, lamentablemente, «un secreto».
hyperalarm-press_web_6
hyperalarm-press_web_3
hyperalarm-press_web_9
hyperalarm-press_web_4
hyperalarm-press_web_2
hyperalarm-press_web_1
hyperalarm-press_web_8
hyperalarm-press_web_10

Compártelo twitter facebook whatsapp
Flex mete en la cama a una pareja 40 días
Buba Viedma: «Nunca firmaría un trabajo que no fuese capaz de defender»
Un diseño alternativo del dólar estadounidense
El auge de la salsa ‘queer’ (y del liderazgo fluido)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad