19 de enero 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

El barbero bicicletero y otras bicis insólitas

19 de enero 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

En 1885 apareció un vehículo que se movía por los ajustes que una cadena hacía entre dos ruedas. Desde entonces los caminos de la Tierra se han ido llenando de bicicletas. Para desplazarse por las ciudades y para competir hasta dejarse la piel en el asfalto. Por eso inventaron el Tour de Francia y el Giro de Italia. Pero hay bicis extrañas que usan seres más raros aún. Estos.

bb1

Estos, los que dibuja Ibai Eizaguirre sin un motivo definido, como este señor maduro, con aire británico, paraguas y bombín. «Me gusta experimentar con la ilustración digital», explica el director de arte. «Es un reto personal». Y, en esas, coloca a este hombre de otro tiempo a llevar ese carruaje paranoico a la apuesta dama.

bb2

Aquella primera vez que empezó a dibujar como el que erra por una colina apareció un hombre en un velocípedo. Era un corredor de los años 70 en un vehículo antiguo pero con tecnología actual.

bicis

Otro día surgió una abuela. «Es una señora adorable paseando, con sus flores, en una bicicleta desproporcionada», indica. «Es una bici monster con ruedas de tractor».

b6

Llegó después este tipo. «Un jinete que va sobre un corredor de velocidad, con la fusta».

b7

Un niño con una bici inventada con ruedines.

b3

Y el que faltaba. «Un hípster haciendo el gamba con una versión antigua de la GoPro».

b2

Dice Ibai Eizaguirre que le gusta descontextualizar las cosas. Esta es su forma de hacerlo. Incluso montando a una mujer de los años 20 en una BMX.

b5

ibai eizaguirre

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

En 1885 apareció un vehículo que se movía por los ajustes que una cadena hacía entre dos ruedas. Desde entonces los caminos de la Tierra se han ido llenando de bicicletas. Para desplazarse por las ciudades y para competir hasta dejarse la piel en el asfalto. Por eso inventaron el Tour de Francia y el Giro de Italia. Pero hay bicis extrañas que usan seres más raros aún. Estos.

bb1

Estos, los que dibuja Ibai Eizaguirre sin un motivo definido, como este señor maduro, con aire británico, paraguas y bombín. «Me gusta experimentar con la ilustración digital», explica el director de arte. «Es un reto personal». Y, en esas, coloca a este hombre de otro tiempo a llevar ese carruaje paranoico a la apuesta dama.

bb2

Aquella primera vez que empezó a dibujar como el que erra por una colina apareció un hombre en un velocípedo. Era un corredor de los años 70 en un vehículo antiguo pero con tecnología actual.

bicis

Otro día surgió una abuela. «Es una señora adorable paseando, con sus flores, en una bicicleta desproporcionada», indica. «Es una bici monster con ruedas de tractor».

b6

Llegó después este tipo. «Un jinete que va sobre un corredor de velocidad, con la fusta».

b7

Un niño con una bici inventada con ruedines.

b3

Y el que faltaba. «Un hípster haciendo el gamba con una versión antigua de la GoPro».

b2

Dice Ibai Eizaguirre que le gusta descontextualizar las cosas. Esta es su forma de hacerlo. Incluso montando a una mujer de los años 20 en una BMX.

b5

ibai eizaguirre

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Calculadoras con ilustraciones de mujeres científicas para que las adolescentes se interesen por la ciencia
Van unos locos y abren un cine…
La cotidianidad de papel de Charlotte Sagory
Los 25 posts más vistos de 2011
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies