5 de octubre 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Un rosario y una cerveza bien fría, por favor

5 de octubre 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

—Perdóneme, padre, porque he pecado.

—Dígame, hija.

—Engañé a mi marido y llevo tres años sin marcar la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta.

—¡Ave María Purísima! Tus pecados provocan la furia de Dios, sobre todo lo de la casilla. Te condeno a 10 padrenuestros y a un par de cervezas. Tráeme una, ya que vas.

Retorciendo un poco la realidad, porque para eso tenemos la mente y las palabras, esta escena podría vivirse en casi un centenar de pubs en Estados Unidos.

PubTheology.com es una plataforma norteamericana que trata de hacer llegar el mensaje de Dios a los más jóvenes. Para ello utiliza el mismo producto que se utiliza para desengrasar las conversaciones: el alcohol. Concretamente, la cerveza, porque el uso del vino, suponemos, puede albergar la duda de si debe ser sagrado o no.Y el whisky podría impedir escuchar con nitidez el mensaje de Dios.

PubTheology es el nexo de unión que está de fondo en las reuniones que se producen semanalmente en bares repartidos por todo el territorio estadounidense y que se basan en cuatro pasos inmediatos.

En primer lugar, debes ir hacia una silla y sentarte en círculo, como en las películas norteamericanas donde los personajes quieren dejar la droga. Después llega el quid de todo este proceso: pide una cerveza. Ya con ella en mano, conversa con amigos y con extraños, tal y como haces cualquier viernes en un bar. Pero, y la diferencia está en el cuarto punto, no lo hagas para ligar, trata de charlar explorando la vida, la fe y el significado que tiene Dios en tu vida.

La Teología de bar, traduciendo la idea a lo Google Translator, parte de la necesidad que tiene la Iglesia de acercarse a los más jóvenes y hacer más entretenido su sermón.

Según una encuesta realizada en 2014 a 35.000 estadounidenses, el número de personas que no profesa ninguna religión ha crecido casi un 7% en los últimos siete años en ese país, y se espera que a mediados de este siglo, más de 100 millones de personas abandonen la fe cristiana en todo el mundo.

Bien, no es un dato que sorprenda demasiado. Y debe haber muchísimas causas relacionadas con el individualismo predominante, el desarrollo económico de los países occidentales y la preponderancia de la ciencia a la hora de preguntarse por qué estamos aquí.

pubtheology

Los ensayistas se encargarán de colocar estas teorías en las estanterías de las bibliotecas de todo el mundo. Pero seamos claros: ir a la Iglesia Católica es un peñazo, incluso para los que tienen fe.

Comerte la homilía dominical, aunque sea sin resaca, es una auténtica proeza. De hecho, aquellas doctrinas que tratan de hacer interactuar más a sus feligreses, como la Iglesia Evangelista en la que se canta, se baila, se llora y se ríe en conjunto le están comiendo la tostada a la aburrida Iglesia del Vaticano.

Por eso nace PubTheology, para intentar acercar a Dios a quienes se sienten alejados de él. No se cambia el mensaje, pero sí se modifican las vías para transmitirlo. Un Dios más campechano, como nuestro rey emérito.

Si la fe cristiana está naciendo en tu interior gracias a esta nueva vía de transmisión de su mensaje, y estás mirando ya billetes para volar hasta Estados Unidos y acudir a una de estas reuniones, no metas los números de tu cuenta todavía, loco, que los gringos lo tienen todo pensado.

Desde la página web de PubTheology puedes escuchar y ver el programa de radio semanal que realizan tres oradores los martes desde sus casas, y en los que se tratan temas como: «¿Puede un ministro ser ateo?» o, atención a esta relación, «Mantequilla de cacahuete y cambiar». Así puedes coger tu Mahou, Cruzcampo, Estrella Damm o cualquier cerveza (que no se me enfade la España plurinacional) y disfrutar de las lecciones de Dios con un sabor familiar.

Además, PubTheology ofrece apoyo (pagando, por supuesto) a las personas que deseen comenzar su propia congregación de cristianos unidos por la cerveza. Entre las herramientas que facilita están la ayuda para crear un logo que se pueda colocar en el bar, la venta de libros relacionados con el asunto o el envío semanal de temas para que sean discutidos en las reuniones de tu pub.

Pero PubTheology no es el único grupo que trata de unir la fe con la cerveza. La congregación CollectiveMKE, ubicada en la ciudad estadounidense de Milwaukee, es sede de la reunión Jesus&Beer que tiene este mismo objetivo.

El pastor de esta reunión, el señor Brandon Brown, señala que ya dice la Biblia en sus sagradas escrituras que debemos comer, beber y disfrutar de la vida. Aunque admite que la sagrada escritura exhorta a que no nos emborrachemos porque haremos cosas de las que nos arrepentiremos después.

Vamos, que les faltó a los apóstoles anunciar aquello de que WhatsApp y alcohol no son buenos amigos. «Dice que debemos usar el sentido común, pero eso es normal», explica el factor. Como si fuera un anuncio de la DGT advirtiéndonos de que no debemos conducir bajo los efectos del alcohol.

En mi búsqueda de pasajes de la Biblia que pudieran anunciar la hermosa práctica de beber una cerveza, y teniendo en cuenta que Jesucristo ya debía conocer su existencia, puesto que el oro amarillo apareció en la Tierra miles de años antes de que él naciera, me encontré con el pasaje 11:28 de Mateo en el Nuevo Testamento.

En él se puede leer claramente una invitación de Jesucristo a quienes están agotados por el trabajo o cansados de las religiones. En ella dice: «Venid a mí quienes estén exhaustos. Yo les daré descanso y refresco». ¡Ahí está! Jesús invitaba a sus colegas a una birra, como cualquier colega del barrio que ha cobrado el parné.

Observando que los números de la asistencia a las iglesias en España no son mucho más optimistas que en Estados Unidos, y teniendo en cuenta que todas las modas yanquis acaban instalándose en España, podemos adelantarnos y proponer por último un rezo para estas prácticas, puesto que habrá que darle un giro castizo al tema para que tenga éxito.

Cerveza nuestra,
que estás en el grifo,
santificada sea tu espuma;
venga a nosotros tu frescor;
hágase tu voluntad 
en la mente como el gaznate.

Danos hoy nuestra borrachera de cada día;
perdona nuestras blasfemias,
como también nosotros perdonamos 
a quienes tiran mal la cerveza;
no nos dejes caer en la Sin,
y líbranos de orinar sin control. Amén.

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

—Perdóneme, padre, porque he pecado.

—Dígame, hija.

—Engañé a mi marido y llevo tres años sin marcar la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta.

—¡Ave María Purísima! Tus pecados provocan la furia de Dios, sobre todo lo de la casilla. Te condeno a 10 padrenuestros y a un par de cervezas. Tráeme una, ya que vas.

Retorciendo un poco la realidad, porque para eso tenemos la mente y las palabras, esta escena podría vivirse en casi un centenar de pubs en Estados Unidos.

PubTheology.com es una plataforma norteamericana que trata de hacer llegar el mensaje de Dios a los más jóvenes. Para ello utiliza el mismo producto que se utiliza para desengrasar las conversaciones: el alcohol. Concretamente, la cerveza, porque el uso del vino, suponemos, puede albergar la duda de si debe ser sagrado o no.Y el whisky podría impedir escuchar con nitidez el mensaje de Dios.

PubTheology es el nexo de unión que está de fondo en las reuniones que se producen semanalmente en bares repartidos por todo el territorio estadounidense y que se basan en cuatro pasos inmediatos.

En primer lugar, debes ir hacia una silla y sentarte en círculo, como en las películas norteamericanas donde los personajes quieren dejar la droga. Después llega el quid de todo este proceso: pide una cerveza. Ya con ella en mano, conversa con amigos y con extraños, tal y como haces cualquier viernes en un bar. Pero, y la diferencia está en el cuarto punto, no lo hagas para ligar, trata de charlar explorando la vida, la fe y el significado que tiene Dios en tu vida.

La Teología de bar, traduciendo la idea a lo Google Translator, parte de la necesidad que tiene la Iglesia de acercarse a los más jóvenes y hacer más entretenido su sermón.

Según una encuesta realizada en 2014 a 35.000 estadounidenses, el número de personas que no profesa ninguna religión ha crecido casi un 7% en los últimos siete años en ese país, y se espera que a mediados de este siglo, más de 100 millones de personas abandonen la fe cristiana en todo el mundo.

Bien, no es un dato que sorprenda demasiado. Y debe haber muchísimas causas relacionadas con el individualismo predominante, el desarrollo económico de los países occidentales y la preponderancia de la ciencia a la hora de preguntarse por qué estamos aquí.

pubtheology

Los ensayistas se encargarán de colocar estas teorías en las estanterías de las bibliotecas de todo el mundo. Pero seamos claros: ir a la Iglesia Católica es un peñazo, incluso para los que tienen fe.

Comerte la homilía dominical, aunque sea sin resaca, es una auténtica proeza. De hecho, aquellas doctrinas que tratan de hacer interactuar más a sus feligreses, como la Iglesia Evangelista en la que se canta, se baila, se llora y se ríe en conjunto le están comiendo la tostada a la aburrida Iglesia del Vaticano.

Por eso nace PubTheology, para intentar acercar a Dios a quienes se sienten alejados de él. No se cambia el mensaje, pero sí se modifican las vías para transmitirlo. Un Dios más campechano, como nuestro rey emérito.

Si la fe cristiana está naciendo en tu interior gracias a esta nueva vía de transmisión de su mensaje, y estás mirando ya billetes para volar hasta Estados Unidos y acudir a una de estas reuniones, no metas los números de tu cuenta todavía, loco, que los gringos lo tienen todo pensado.

Desde la página web de PubTheology puedes escuchar y ver el programa de radio semanal que realizan tres oradores los martes desde sus casas, y en los que se tratan temas como: «¿Puede un ministro ser ateo?» o, atención a esta relación, «Mantequilla de cacahuete y cambiar». Así puedes coger tu Mahou, Cruzcampo, Estrella Damm o cualquier cerveza (que no se me enfade la España plurinacional) y disfrutar de las lecciones de Dios con un sabor familiar.

Además, PubTheology ofrece apoyo (pagando, por supuesto) a las personas que deseen comenzar su propia congregación de cristianos unidos por la cerveza. Entre las herramientas que facilita están la ayuda para crear un logo que se pueda colocar en el bar, la venta de libros relacionados con el asunto o el envío semanal de temas para que sean discutidos en las reuniones de tu pub.

Pero PubTheology no es el único grupo que trata de unir la fe con la cerveza. La congregación CollectiveMKE, ubicada en la ciudad estadounidense de Milwaukee, es sede de la reunión Jesus&Beer que tiene este mismo objetivo.

El pastor de esta reunión, el señor Brandon Brown, señala que ya dice la Biblia en sus sagradas escrituras que debemos comer, beber y disfrutar de la vida. Aunque admite que la sagrada escritura exhorta a que no nos emborrachemos porque haremos cosas de las que nos arrepentiremos después.

Vamos, que les faltó a los apóstoles anunciar aquello de que WhatsApp y alcohol no son buenos amigos. «Dice que debemos usar el sentido común, pero eso es normal», explica el factor. Como si fuera un anuncio de la DGT advirtiéndonos de que no debemos conducir bajo los efectos del alcohol.

En mi búsqueda de pasajes de la Biblia que pudieran anunciar la hermosa práctica de beber una cerveza, y teniendo en cuenta que Jesucristo ya debía conocer su existencia, puesto que el oro amarillo apareció en la Tierra miles de años antes de que él naciera, me encontré con el pasaje 11:28 de Mateo en el Nuevo Testamento.

En él se puede leer claramente una invitación de Jesucristo a quienes están agotados por el trabajo o cansados de las religiones. En ella dice: «Venid a mí quienes estén exhaustos. Yo les daré descanso y refresco». ¡Ahí está! Jesús invitaba a sus colegas a una birra, como cualquier colega del barrio que ha cobrado el parné.

Observando que los números de la asistencia a las iglesias en España no son mucho más optimistas que en Estados Unidos, y teniendo en cuenta que todas las modas yanquis acaban instalándose en España, podemos adelantarnos y proponer por último un rezo para estas prácticas, puesto que habrá que darle un giro castizo al tema para que tenga éxito.

Cerveza nuestra,
que estás en el grifo,
santificada sea tu espuma;
venga a nosotros tu frescor;
hágase tu voluntad 
en la mente como el gaznate.

Danos hoy nuestra borrachera de cada día;
perdona nuestras blasfemias,
como también nosotros perdonamos 
a quienes tiran mal la cerveza;
no nos dejes caer en la Sin,
y líbranos de orinar sin control. Amén.

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cebismo: inflar a tu amante hasta ponerlo como una zambomba
Internet viaja en tubos
A solas con Björk
¿De verdad las máquinas van a poder pensar como nosotros?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies