fbpx
29 de mayo 2013    /   DIGITAL
por
 

Ikea XXX

29 de mayo 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las consecuencias de la globalización vienen servidas de diferentes maneras. La cultura, los gustos o la iconografía tienden a homogeneizarse degradando la riqueza que diferencia a los pueblos. Prueba de ello es que, como denota Just Another Ikea Catalog, todos follamos sobre la misma cama independientemente del dios al que recemos.
A estas alturas de la vida, me siento como en casa en cualquier lado. Los vinilos de medio mundo se clasifican en estanterías Expedit, los tableros Vika han visto estudiar más oposiciones de las que necesitan las estructuras de mil estados soviéticos y las escobillas Baren ha raspado zurraspa hasta decir basta. Me es indiferentes estar en Vladivostok o en Nigüelas. Todo me parece igual.
El autor de Just Another Ikea Catalog vio, como todo el mundo, el vídeo de la campaña de DDB para Ikea Austria en el que se dejaba claro que nuestra cocina era igual que la de Brad Pitt (en la peli, que seguro que las tostadas de mantequita colorá del desayuno se las prepara en encimeras de mármol lunar). Se le ocurrió que, al igual que en la cocina, el patrón se repetiría en las partes del hogar donde se llevan a cabo actividades más escatológicas.
Efectivamente, no hay más que darse una vuelta por algunas webs de dudosa reputación para percatarse de que, en realidad, vivimos en una película porno amateur. Como bien me apunta al oído mi compañero y, sin embargo, amigo Marcus Hurst, el proyecto evoca a otra inspiradora iniciativa llamada Lurid Digs, que analiza con ojo crítico la decoración de las casas que acogen diversas situaciones de porno gay. Marcus dice que John Waters les descubrió el enlace y yo no tengo porque ponerlo en duda ni pensar que entró ahí por otros motivos.
Just Anonther Ikea Catalog es un compendio, aún en pañales, de referencias ikeanas colocadas en escenarios reales. Es, probablemente, la mejor manera de ver cómo quedan en una situación real, con gente real y fluidos reales (no pun intended, Juan Carlos). Cada entrada del blog muestra el objeto en cuestión justo con sus características más destacadas, el diseñador de la pieza, una descripción y el enlace al vídeo en el que aparece, por si acaso quieres visualizarlo con más detalle.
El blog está abierto a nuevas incorporaciones. En este sentido su autor invita a los lectores a enviar sus aportaciones (lavaos las manos antes) o incluso a grabar su propio vídeo porno si quieren hacer de este proyecto el catálogo de Ikea en vídeo más grande de internet.
ikea2
Gracias a Daniel Blanco Sentís por la pista (ya nos dirás qué buscabas para haberte topado con esto, picarón) y mis disculpas por aportar solo dos imágenes al texto. El resto podrían hacer sangrar los ojos de los menores de edad.

Las consecuencias de la globalización vienen servidas de diferentes maneras. La cultura, los gustos o la iconografía tienden a homogeneizarse degradando la riqueza que diferencia a los pueblos. Prueba de ello es que, como denota Just Another Ikea Catalog, todos follamos sobre la misma cama independientemente del dios al que recemos.
A estas alturas de la vida, me siento como en casa en cualquier lado. Los vinilos de medio mundo se clasifican en estanterías Expedit, los tableros Vika han visto estudiar más oposiciones de las que necesitan las estructuras de mil estados soviéticos y las escobillas Baren ha raspado zurraspa hasta decir basta. Me es indiferentes estar en Vladivostok o en Nigüelas. Todo me parece igual.
El autor de Just Another Ikea Catalog vio, como todo el mundo, el vídeo de la campaña de DDB para Ikea Austria en el que se dejaba claro que nuestra cocina era igual que la de Brad Pitt (en la peli, que seguro que las tostadas de mantequita colorá del desayuno se las prepara en encimeras de mármol lunar). Se le ocurrió que, al igual que en la cocina, el patrón se repetiría en las partes del hogar donde se llevan a cabo actividades más escatológicas.
Efectivamente, no hay más que darse una vuelta por algunas webs de dudosa reputación para percatarse de que, en realidad, vivimos en una película porno amateur. Como bien me apunta al oído mi compañero y, sin embargo, amigo Marcus Hurst, el proyecto evoca a otra inspiradora iniciativa llamada Lurid Digs, que analiza con ojo crítico la decoración de las casas que acogen diversas situaciones de porno gay. Marcus dice que John Waters les descubrió el enlace y yo no tengo porque ponerlo en duda ni pensar que entró ahí por otros motivos.
Just Anonther Ikea Catalog es un compendio, aún en pañales, de referencias ikeanas colocadas en escenarios reales. Es, probablemente, la mejor manera de ver cómo quedan en una situación real, con gente real y fluidos reales (no pun intended, Juan Carlos). Cada entrada del blog muestra el objeto en cuestión justo con sus características más destacadas, el diseñador de la pieza, una descripción y el enlace al vídeo en el que aparece, por si acaso quieres visualizarlo con más detalle.
El blog está abierto a nuevas incorporaciones. En este sentido su autor invita a los lectores a enviar sus aportaciones (lavaos las manos antes) o incluso a grabar su propio vídeo porno si quieren hacer de este proyecto el catálogo de Ikea en vídeo más grande de internet.
ikea2
Gracias a Daniel Blanco Sentís por la pista (ya nos dirás qué buscabas para haberte topado con esto, picarón) y mis disculpas por aportar solo dos imágenes al texto. El resto podrían hacer sangrar los ojos de los menores de edad.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Todos tenemos un iDiot en nuestro interior
Rodolfo Carpintier: “El call center está muerto”
O Gallery, un espacio de arte en forma de app
Personas que han tratado de llegar a los límites físicos o geográficos de los videojuegos para ver qué hay más allá
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • La despersonalización se construye a golpe de catálogo. Todo idéntico, todo igual…burlar el conglomerado tiene su punto…o reírte de él.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *