BRANDED CONTENT
MACBA

BRANDED CONTENT
MACBA
27 de junio 2020    /   BRANDED CONTENT
 

Ikram Bouloum y la electrónica con discurso

La DJ catalana ofrece el 27 de junio en Dissabtes MACBA un concierto online que tratará de poner de relieve el carácter global de su trabajo y su inquietud por los espacios creativos compartidos

27 de junio 2020    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La música es, en las ocasiones menos aprovechables, un entretenimiento ligero, un pasatiempo frugal con el que compartir una experiencia creativa con los semejantes. En los mejores casos, es un viaje casi filosófico.

Así ocurre con Ikram Bouloum, que añade a su propuesta sónica un desarrollado discurso de cultura universal, inclusiva y de contextualización de la música que libera. El sábado 27 de junio, la catalana ofrece Sense of time and discrepancy: An experimental ode for a new center, un concierto online perteneciente al ciclo Distancias a fin de mes y presentado por Dissabtes MACBA.

Bouloum llega a este Distancias a fin de mes tras una primera experiencia con rebe y Chico Blanco. Ambos pusieron el primer ladrillo en un ciclo de conciertos que pretende, según su comisario Dani Cantó, «estirar las posibilidades del streaming en un ciclo de tres conciertos en el que exploraremos la intersección entre físico/presencial y digital jugando con las distancias a través de las visiones únicas y las performances sonoras».

La sociopolítica de la electrónica

Ikram Bouloum descubrió que la música era su camino bien temprano. Con 7 años, la electrónica le golpeó en una llamada a entender qué se cocía tras los sonidos.

De padres marroquíes y nacida en Torelló, la DJ y productora llegó a Barcelona con 17 años para estudiar Humanidades. De esa manera, preparó las herramientas para entender las narrativas, los mensajes, los porqués y los orígenes de la expresión artística que acompaña a los sonidos electrónicos.

Bouloum tiene, como casi cada DJ, el objetivo de establecer un diálogo con las personas que pisan la pista de baile. Pero también tiene la obsesión de teorizar, entender y explicar lo que hay detrás de una sucesión de sonidos o de una selección de temas.

La propia DJ describía su propuesta en una entrevista a Metal Magazine: «Mis imaginarios sonoros se han ido alimentando a base de comprender y entender la matriz del sonido que exploro e incorporo en mis sesiones: puedes escuchar desde gqom, tarraxo, reggaetón, dembow, pero también mucha música de influencia árabe así como también te puedes encontrar destellos de dub, UK garage, algo de house, grime, dance, y un largo etcétera. Grosso modo lo que yo diría electrónica experimental y global bass».

Sus sesiones son un emocionante trayecto sensorial pero también un desafío intelectual multicapa. Puedes quedarte en la música, en su escucha y la entrega rítmica. O puedes desgajar la conversación hasta indagar en lo que hay detrás de cada beat.

Dice en alguna de sus selecciones de tracks, que «mi fantasía es ser cuerpo-poesía en las voces de las demás». Y ese verso, que es lírica en sí mismo, es la puerta de entrada al experimento Bouloum.

La catalana ha tocado un buen número de palos más allá de los de la producción musical. Ha sido investigadora, comisaria y ha sido y es programadora en algunos puntos calientes del underground barcelonés.

Con carácter creativo abiertamente colaborativo y con la inquietud de plantear sus inquietudes sociopolíticas asociadas a la música contemporánea, Ikram Bouloum se postula en su concierto para Dissabtes MACBA como un vórtice de condensación de la creatividad propia y ajena, de los sonidos que emanan de su propia cabeza y los que llegan de todo el mundo. Un viaje de Barcelona al resto de la Tierra. O al revés porque a veces da igual el sentido del trayecto.

El cierre de Distancias a fin de mes se producirá el 25 de julio, cuando Desert presentará su último trabajo en el que colabora Jessica Boston, This feeling is you. Como explican desde MACBA, «los artistas  buscarán una conexión a un nivel superior, una sesión de hipnosis, en la que potenciar la palabra, la música y las sensaciones presentando el disco».

ikram-bouloum
Ikram Bouloum. Foto procedente de su propia cuenta de Instagram, @ikrambouloum

La música es, en las ocasiones menos aprovechables, un entretenimiento ligero, un pasatiempo frugal con el que compartir una experiencia creativa con los semejantes. En los mejores casos, es un viaje casi filosófico.

Así ocurre con Ikram Bouloum, que añade a su propuesta sónica un desarrollado discurso de cultura universal, inclusiva y de contextualización de la música que libera. El sábado 27 de junio, la catalana ofrece Sense of time and discrepancy: An experimental ode for a new center, un concierto online perteneciente al ciclo Distancias a fin de mes y presentado por Dissabtes MACBA.

Bouloum llega a este Distancias a fin de mes tras una primera experiencia con rebe y Chico Blanco. Ambos pusieron el primer ladrillo en un ciclo de conciertos que pretende, según su comisario Dani Cantó, «estirar las posibilidades del streaming en un ciclo de tres conciertos en el que exploraremos la intersección entre físico/presencial y digital jugando con las distancias a través de las visiones únicas y las performances sonoras».

La sociopolítica de la electrónica

Ikram Bouloum descubrió que la música era su camino bien temprano. Con 7 años, la electrónica le golpeó en una llamada a entender qué se cocía tras los sonidos.

De padres marroquíes y nacida en Torelló, la DJ y productora llegó a Barcelona con 17 años para estudiar Humanidades. De esa manera, preparó las herramientas para entender las narrativas, los mensajes, los porqués y los orígenes de la expresión artística que acompaña a los sonidos electrónicos.

Bouloum tiene, como casi cada DJ, el objetivo de establecer un diálogo con las personas que pisan la pista de baile. Pero también tiene la obsesión de teorizar, entender y explicar lo que hay detrás de una sucesión de sonidos o de una selección de temas.

La propia DJ describía su propuesta en una entrevista a Metal Magazine: «Mis imaginarios sonoros se han ido alimentando a base de comprender y entender la matriz del sonido que exploro e incorporo en mis sesiones: puedes escuchar desde gqom, tarraxo, reggaetón, dembow, pero también mucha música de influencia árabe así como también te puedes encontrar destellos de dub, UK garage, algo de house, grime, dance, y un largo etcétera. Grosso modo lo que yo diría electrónica experimental y global bass».

Sus sesiones son un emocionante trayecto sensorial pero también un desafío intelectual multicapa. Puedes quedarte en la música, en su escucha y la entrega rítmica. O puedes desgajar la conversación hasta indagar en lo que hay detrás de cada beat.

Dice en alguna de sus selecciones de tracks, que «mi fantasía es ser cuerpo-poesía en las voces de las demás». Y ese verso, que es lírica en sí mismo, es la puerta de entrada al experimento Bouloum.

La catalana ha tocado un buen número de palos más allá de los de la producción musical. Ha sido investigadora, comisaria y ha sido y es programadora en algunos puntos calientes del underground barcelonés.

Con carácter creativo abiertamente colaborativo y con la inquietud de plantear sus inquietudes sociopolíticas asociadas a la música contemporánea, Ikram Bouloum se postula en su concierto para Dissabtes MACBA como un vórtice de condensación de la creatividad propia y ajena, de los sonidos que emanan de su propia cabeza y los que llegan de todo el mundo. Un viaje de Barcelona al resto de la Tierra. O al revés porque a veces da igual el sentido del trayecto.

El cierre de Distancias a fin de mes se producirá el 25 de julio, cuando Desert presentará su último trabajo en el que colabora Jessica Boston, This feeling is you. Como explican desde MACBA, «los artistas  buscarán una conexión a un nivel superior, una sesión de hipnosis, en la que potenciar la palabra, la música y las sensaciones presentando el disco».

ikram-bouloum
Ikram Bouloum. Foto procedente de su propia cuenta de Instagram, @ikrambouloum

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Qué ha sido lo más leído de esta semana en Yorokobu?
Cruceros aéreos que valen más de 100.000 euros
Los 5 posts más vistos de la semana
La papiroflexia y el dibujo viven juntos en Dinamarca
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp