fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
16 de noviembre 2018    /   BRANDED CONTENT

 

Así ha evolucionado la vivienda en los últimos 20 años

16 de noviembre 2018    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Fueron Le Corbusier y el resto de arquitectos firmantes de la Carta de Atenas de 1933 quienes en su artículo 88 señalaron a «la célula de habitación (vivienda)» como «núcleo inicial del urbanismo». Aquella declaración urbanística, refrendada a bordo de un barco, evidenciaba, entre otros aspectos, que la evolución de una ciudad no era viable si no iba acompaña de la correspondiente transformación de los hogares que la conforman.

«Es imposible tratar de transformar las ciudades sin replantearnos el concepto de vivienda», corrobora Cristina Ontoso, directora comercial, marketing, comunicación y atención al cliente de Vía Célere. Su compañía participa en #Imperdible03, la tercera entrega de Los Imperdibles, la colección de festivales sobre innovación organizados por Fundación Cotec en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, que se celebrará en la capital el 23 y 24 de noviembre*.

A través de la instalación Vives aquí vs Aquí vives, la promotora residencial será la encargada de mostrar a los asistentes al evento la transformación en las viviendas desde los años 90 hasta nuestros días. Una pareja de actores representará, a través de escenas de 10 minutos, cómo todos esos cambios han modificado nuestra forma de vida.

«La principal evolución que ha experimentado la vivienda en estas dos últimas décadas ha sido la importancia que se otorga a la misma. Los usuarios han cambiado de valores, pasando de concebir sus casas simplemente como lugares físicos en los que residían, a ensalzar los conceptos de vida, confort, comodidad, estatus o modernidad que representan», explica Ontoso.

En definitiva, más allá del adiós al gotelé y a las estufas tradicionales (ejemplos de elementos casi impensables en una vivienda de nueva construcción en la actualidad, según Ontoso), lo que se ha venido produciendo en estos 20 años ha sido un cambio de mentalidad que se ha traducido, a su vez, en cambios físicos en los propios inmuebles. La propia Cristina Ontoso señala algunos de los más relevantes, según la experiencia de su propia empresa:

. El uso de materiales que garanticen la optimización y la sostenibilidad de las construcciones al mismo tiempo que consigan el mayor aislamiento térmico y acústico. «Esto último se debe a que, aunque las personas nunca han estado más conectadas que ahora mismo, seguimos percibiendo nuestros hogares como un refugio en el que poder aislarnos del mundo y de nuestros vecinos si así lo deseamos».

. Zonas comunes. «El tiempo del que disponen las personas para desplazarse y realizar diversas actividades es cada vez menor». De ahí, según Ontoso, la tendencia a incorporar en las nuevas construcciones las zonas comunes que faciliten a los residentes la posibilidad de ir al gimnasio, estudiar, jugar en un parque infantil o incluso ir al cine, sin salir del recinto. Lo que a su vez se traduciría en una reducción del tráfico y la contaminación en las ciudades.

En el último barómetro realizado por Vía Célere, el deseo de disfrutar de este tipo de espacios en las urbanizaciones destaca como una tendencia creciente, en especial entre los menores de 44 años, explica Ontoso. «Sin embargo, casi la mitad de los encuestados afirmaron que sus edificios no disponen de ellas».

. «La sostenibilidad de las viviendas es fundamental». Otro de los datos arrojados por el barómetro de la compañía de Ontoso situaba la eficiencia energética de la vivienda como uno de los elementos con más peso, sobre todo entre los más jóvenes. «Aunque el precio, la ubicación y las calidades de la vivienda siguen siendo las características más diferenciales, un 73% de la población está dispuesto a pagar más por tener una calificación energética A».

La profesional de Vía Célere afirma que se están aplicando las nuevas tecnologías y métodos de construcción para optimizar la energía empleada en los hogares, pero manteniendo su confort y la personalización de los espacios.

Suelo radiante, ventilación de doble flujo, geotermia o la aerotermia son algunos de los elementos cuya utilización puede suponer un ahorro energético para nada baladí. «En el caso de las promociones de Vía Célere, por ejemplo, el C02 ahorrado en los últimos cuatro años y medio permitiría dar la vuelta al mundo en coche 157 veces».

. La optimización del espacio es otro de los aspectos más relevantes en las nuevas viviendas, especialmente en los núcleos urbanos más grandes. La necesidad de incrementar la oferta en las ciudades sin tener que ocupar más espacio o más altura está detrás de innovadoras soluciones como la que propone la propia Vía Célere con MagicHouse, una vivienda que cuenta con un tabique móvil y en la que los muebles se integran en las paredes.

«La idea es que el usuario pueda elegir, en función de sus necesidades a lo largo del día, entre tener un gran salón diáfano o un piso de dos habitaciones».

Aunque si hay un aspecto en la que la industria inmobiliaria está tratando de afinar en los últimos años es el de la personalización de las viviendas. «El creciente deseo de individualización» de la oferta lo recoge también el citado barómetro de Vía Célere en el que más del 73% de los encuestados afirmó que estaría dispuesto a pagar más por la posibilidad de personalizar su casa.

Ciudades & Innovación

Esta tercera entrega de Los Imperdibles, que cada año cambian de contenido y de sede, se desarrollará en sendos espacios ubicados en Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa y en la Plaza de Colón.

El programa de esta edición ofrece cerca de 40 actividades para todos los públicos, diseñadas para experimentar en primera línea cómo la innovación está transformando las ciudades, tratando de «transmitir conocimiento a través de emociones», según los organizadores de la cita.

Además de la ya mencionada colaboración de Vía Célere, el programa de este año incluye, entre otras, iniciativas relacionadas con la movilidad, como la que desarrollarán de forma conjunta Seat, Tecnalia y el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG); experiencias inmersivas para conocer diversas soluciones de accesibilidad, de la mano de Thyssenkrupp, o la propuesta de Naturgy para mejorar la calidad del aire de nuestro entorno de forma lúdica.

*  Toda la información sobre las actividades del programa se pueden consultar en la web de Los Imperdibles.

 

 

Fueron Le Corbusier y el resto de arquitectos firmantes de la Carta de Atenas de 1933 quienes en su artículo 88 señalaron a «la célula de habitación (vivienda)» como «núcleo inicial del urbanismo». Aquella declaración urbanística, refrendada a bordo de un barco, evidenciaba, entre otros aspectos, que la evolución de una ciudad no era viable si no iba acompaña de la correspondiente transformación de los hogares que la conforman.

«Es imposible tratar de transformar las ciudades sin replantearnos el concepto de vivienda», corrobora Cristina Ontoso, directora comercial, marketing, comunicación y atención al cliente de Vía Célere. Su compañía participa en #Imperdible03, la tercera entrega de Los Imperdibles, la colección de festivales sobre innovación organizados por Fundación Cotec en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, que se celebrará en la capital el 23 y 24 de noviembre*.

A través de la instalación Vives aquí vs Aquí vives, la promotora residencial será la encargada de mostrar a los asistentes al evento la transformación en las viviendas desde los años 90 hasta nuestros días. Una pareja de actores representará, a través de escenas de 10 minutos, cómo todos esos cambios han modificado nuestra forma de vida.

«La principal evolución que ha experimentado la vivienda en estas dos últimas décadas ha sido la importancia que se otorga a la misma. Los usuarios han cambiado de valores, pasando de concebir sus casas simplemente como lugares físicos en los que residían, a ensalzar los conceptos de vida, confort, comodidad, estatus o modernidad que representan», explica Ontoso.

En definitiva, más allá del adiós al gotelé y a las estufas tradicionales (ejemplos de elementos casi impensables en una vivienda de nueva construcción en la actualidad, según Ontoso), lo que se ha venido produciendo en estos 20 años ha sido un cambio de mentalidad que se ha traducido, a su vez, en cambios físicos en los propios inmuebles. La propia Cristina Ontoso señala algunos de los más relevantes, según la experiencia de su propia empresa:

. El uso de materiales que garanticen la optimización y la sostenibilidad de las construcciones al mismo tiempo que consigan el mayor aislamiento térmico y acústico. «Esto último se debe a que, aunque las personas nunca han estado más conectadas que ahora mismo, seguimos percibiendo nuestros hogares como un refugio en el que poder aislarnos del mundo y de nuestros vecinos si así lo deseamos».

. Zonas comunes. «El tiempo del que disponen las personas para desplazarse y realizar diversas actividades es cada vez menor». De ahí, según Ontoso, la tendencia a incorporar en las nuevas construcciones las zonas comunes que faciliten a los residentes la posibilidad de ir al gimnasio, estudiar, jugar en un parque infantil o incluso ir al cine, sin salir del recinto. Lo que a su vez se traduciría en una reducción del tráfico y la contaminación en las ciudades.

En el último barómetro realizado por Vía Célere, el deseo de disfrutar de este tipo de espacios en las urbanizaciones destaca como una tendencia creciente, en especial entre los menores de 44 años, explica Ontoso. «Sin embargo, casi la mitad de los encuestados afirmaron que sus edificios no disponen de ellas».

. «La sostenibilidad de las viviendas es fundamental». Otro de los datos arrojados por el barómetro de la compañía de Ontoso situaba la eficiencia energética de la vivienda como uno de los elementos con más peso, sobre todo entre los más jóvenes. «Aunque el precio, la ubicación y las calidades de la vivienda siguen siendo las características más diferenciales, un 73% de la población está dispuesto a pagar más por tener una calificación energética A».

La profesional de Vía Célere afirma que se están aplicando las nuevas tecnologías y métodos de construcción para optimizar la energía empleada en los hogares, pero manteniendo su confort y la personalización de los espacios.

Suelo radiante, ventilación de doble flujo, geotermia o la aerotermia son algunos de los elementos cuya utilización puede suponer un ahorro energético para nada baladí. «En el caso de las promociones de Vía Célere, por ejemplo, el C02 ahorrado en los últimos cuatro años y medio permitiría dar la vuelta al mundo en coche 157 veces».

. La optimización del espacio es otro de los aspectos más relevantes en las nuevas viviendas, especialmente en los núcleos urbanos más grandes. La necesidad de incrementar la oferta en las ciudades sin tener que ocupar más espacio o más altura está detrás de innovadoras soluciones como la que propone la propia Vía Célere con MagicHouse, una vivienda que cuenta con un tabique móvil y en la que los muebles se integran en las paredes.

«La idea es que el usuario pueda elegir, en función de sus necesidades a lo largo del día, entre tener un gran salón diáfano o un piso de dos habitaciones».

Aunque si hay un aspecto en la que la industria inmobiliaria está tratando de afinar en los últimos años es el de la personalización de las viviendas. «El creciente deseo de individualización» de la oferta lo recoge también el citado barómetro de Vía Célere en el que más del 73% de los encuestados afirmó que estaría dispuesto a pagar más por la posibilidad de personalizar su casa.

Ciudades & Innovación

Esta tercera entrega de Los Imperdibles, que cada año cambian de contenido y de sede, se desarrollará en sendos espacios ubicados en Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa y en la Plaza de Colón.

El programa de esta edición ofrece cerca de 40 actividades para todos los públicos, diseñadas para experimentar en primera línea cómo la innovación está transformando las ciudades, tratando de «transmitir conocimiento a través de emociones», según los organizadores de la cita.

Además de la ya mencionada colaboración de Vía Célere, el programa de este año incluye, entre otras, iniciativas relacionadas con la movilidad, como la que desarrollarán de forma conjunta Seat, Tecnalia y el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG); experiencias inmersivas para conocer diversas soluciones de accesibilidad, de la mano de Thyssenkrupp, o la propuesta de Naturgy para mejorar la calidad del aire de nuestro entorno de forma lúdica.

*  Toda la información sobre las actividades del programa se pueden consultar en la web de Los Imperdibles.

 

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Ha llegado la hora de borrar la palabra emprendedor de nuestro vocabulario?
Este orujo sí pega en un bar moderno
El secreto del éxito de Steve Jobs
Pon tú el precio y este cómic será tuyo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *