fbpx
21 de octubre 2016    /   BUSINESS
por
 

Manual para impostores: las cuatro cosas que debes saber sobre informática para dártelas de entendido

21 de octubre 2016    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Qué es el cálculo lambda? ¿Y la máquina de Turing? Quizá suene a muchos por The imitation game, la película sobre la vida del matemático británico. Pero, tras ver la cinta, ¿darían los conocimientos para tener una mínima conversación sobre informática?

Sobre todo, si se es lego en la materia. Rob Conery se ha encargado de pensar en estas personas que quieren saber un poco más y ha escrito un libro específicamente para ellas.

Portada de 'The Imposter's Handbook'

Se trata de The Imposter’s Handbook: A Primer for Self-Taught Programmers, un manual de más de 400 páginas y varias decenas de dibujos donde este desarrollador estadounidense de software enseña todo lo que hay que saber sobre informática para hacerse pasar por entendido.

Los conceptos de programación se acompañan con diagramas, esquemas o dibujos que facilitan el aprendizaje. El libro, en formato electrónico (aunque se prevé una versión en papel, todavía sin fecha), incluye enlaces para ampliar la información.

Aunque Conery avisa: su manual para impostores no puede sustituir a unos estudios universitarios. Ni lo pretende. Es más, el libro, según explica, es «el compendio de mi investigación durante un año para rellenar los agujeros de mi conocimiento en informática».

Un servicio que se hizo a sí mismo y ahora pone a disposición de los demás. «Mi meta con este libro», continúa, «es mostrar a los no graduados en informática cuánto desconocen». En cualquier caso, su pretensión no es convertirse en fuente de autoridad, sino elaborar «un sumario conciso de las cosas que deberías saber».

Conery lleva desde el año 1998 dedicándose a tiempo completo al mundo de la tecnología y participando en proyectos open source. Aunque antes fue geólogo, comenzó como administrador de bases de datos tras comprobar lo divertido que le resultaba trabajar con la enorme cantidad de información que generaba en su trabajo anterior.

Después de pasar por empresas como Paypal, ahora se dedica al desarrollo de software, aunque también se está especializando en desarrollo web. Por si esto fuera poco, tiene un podcast, This Developer’s Life, sobre el mundo de los programadores, y un proyecto denominado Big Machine con el que busca crear tutoriales de lo más entretenidos para estos profesionales de la informática.

Él mismo, según cuenta, se había quedado sin nada que decir en algún encuentro con colegas cuando estos se ponían a hablar sobre cuestiones como el cálculo lambda o la notación Big-O. Así, conforme iba aprendiendo cosas nuevas, las iba incorporando al libro.

The Imposter’s Handbook se divide en diez capítulos que van desde las bases de datos hasta los algoritmos. Tampoco podían faltar nociones sobre el diseño de software. Además, todo el código que se recoge en sus páginas está también en un repositorio de Github para que cualquier lector pueda acceder y utilizarlo.

dibujo de 'The Imposter's Handbook'

Los conceptos que se manejan en el libro dan para conversaciones de cierto nivel acerca de cuestiones informáticas. Por ejemplo, la notación Big-O, que fue parte del germen del libro al salir durante la conversación con un colega, consiste en simplificar la representación de un algoritmo a la hora de compararlo con otro, usando una gráfica.

Por su parte, el cálculo lambda, que la Wikipedia define como el lenguaje de programación más pequeño, sirve para expresar de forma simple una función computable, es decir, la función mínima que realizaba la máquina de Turing.

¿Y qué es la máquina de Turing? Un ordenador primitivo. Como sabrás si has visto su biopic, este invento del científico y criptógrafo británico Alan Turing fue de gran ayuda durante la Segunda Guerra Mundial y sentó las bases de la computación moderna. Al explicar este concepto, Conery habla del propio origen de los ordenadores tal y como los conocemos hoy en día. Además, honra a este pionero cuya figura fue vilipendiada por muchos de sus compatriotas y que últimamente se ha vuelto a poner en valor.

Máquina de Turing

Según cuenta en el libro, el aprendizaje de Conery comenzó, cómo no, consultando Wikipedia. No porque se fie de lo que se cuenta en sus páginas (que no lo hace), sino porque cree que son buenos puntos de inicio, para después tirar del hilo y navegar por las fuentes que se citan al final de cada entrada.

Luego buscó clases o conferencias impartidas en sitios de postín como el MIT o las universidades de Stanford y Harvard. Ambos centros tienen también cursos en línea gratuitos, como el CS50, que ayudan a conocer las nociones de la programación y la informática; a él, desde luego, le ayudaron en su propósito y, por eso, muchos de esos cursos están enlazados en el libro.

Por si esto fuera poco, Conery también estuvo perdiendo el tiempo, pero de una forma que él define como productiva. Por «cada madriguera de conejo en la que caía» (un juego de palabras con chasing rabbits, ‘cazar conejos’ en inglés pero también ‘perder el tiempo’), por cada nuevo camino que exploraba, se le abrían nuevas posibilidades de seguir aprendiendo.

Para evitar el mayor número de errores, Conery pone todo el contenido del libro bajo revisión de expertos, y aún hoy, cuando The Imposter’s Handbook ya está en preventa (aunque ha generado un intenso debate en Reddit), sigue escribiendo y reescribiendo.

Conery dice en su blog que este libro «está literalmente cambiando mi vida. Cada capítulo que escribo ha alterado por completo mi perspectiva de las cosas y, lo más importante, me ha hecho ver todo lo que no sé de manera clara». Pide ideas y sugerencias a través de su cuenta de Twitter, por si algún ingeniero o desarrollador cree que tiene algo que aportar o que no puede faltar en su libro. Todo con tal de seguir difundiendo la informática.

———-

Las imágenes pertenecen, por orden de aparición, a Big Machine,  Rob Conery y Douglas Hoyt.

¿Qué es el cálculo lambda? ¿Y la máquina de Turing? Quizá suene a muchos por The imitation game, la película sobre la vida del matemático británico. Pero, tras ver la cinta, ¿darían los conocimientos para tener una mínima conversación sobre informática?

Sobre todo, si se es lego en la materia. Rob Conery se ha encargado de pensar en estas personas que quieren saber un poco más y ha escrito un libro específicamente para ellas.

Portada de 'The Imposter's Handbook'

Se trata de The Imposter’s Handbook: A Primer for Self-Taught Programmers, un manual de más de 400 páginas y varias decenas de dibujos donde este desarrollador estadounidense de software enseña todo lo que hay que saber sobre informática para hacerse pasar por entendido.

Los conceptos de programación se acompañan con diagramas, esquemas o dibujos que facilitan el aprendizaje. El libro, en formato electrónico (aunque se prevé una versión en papel, todavía sin fecha), incluye enlaces para ampliar la información.

Aunque Conery avisa: su manual para impostores no puede sustituir a unos estudios universitarios. Ni lo pretende. Es más, el libro, según explica, es «el compendio de mi investigación durante un año para rellenar los agujeros de mi conocimiento en informática».

Un servicio que se hizo a sí mismo y ahora pone a disposición de los demás. «Mi meta con este libro», continúa, «es mostrar a los no graduados en informática cuánto desconocen». En cualquier caso, su pretensión no es convertirse en fuente de autoridad, sino elaborar «un sumario conciso de las cosas que deberías saber».

Conery lleva desde el año 1998 dedicándose a tiempo completo al mundo de la tecnología y participando en proyectos open source. Aunque antes fue geólogo, comenzó como administrador de bases de datos tras comprobar lo divertido que le resultaba trabajar con la enorme cantidad de información que generaba en su trabajo anterior.

Después de pasar por empresas como Paypal, ahora se dedica al desarrollo de software, aunque también se está especializando en desarrollo web. Por si esto fuera poco, tiene un podcast, This Developer’s Life, sobre el mundo de los programadores, y un proyecto denominado Big Machine con el que busca crear tutoriales de lo más entretenidos para estos profesionales de la informática.

Él mismo, según cuenta, se había quedado sin nada que decir en algún encuentro con colegas cuando estos se ponían a hablar sobre cuestiones como el cálculo lambda o la notación Big-O. Así, conforme iba aprendiendo cosas nuevas, las iba incorporando al libro.

The Imposter’s Handbook se divide en diez capítulos que van desde las bases de datos hasta los algoritmos. Tampoco podían faltar nociones sobre el diseño de software. Además, todo el código que se recoge en sus páginas está también en un repositorio de Github para que cualquier lector pueda acceder y utilizarlo.

dibujo de 'The Imposter's Handbook'

Los conceptos que se manejan en el libro dan para conversaciones de cierto nivel acerca de cuestiones informáticas. Por ejemplo, la notación Big-O, que fue parte del germen del libro al salir durante la conversación con un colega, consiste en simplificar la representación de un algoritmo a la hora de compararlo con otro, usando una gráfica.

Por su parte, el cálculo lambda, que la Wikipedia define como el lenguaje de programación más pequeño, sirve para expresar de forma simple una función computable, es decir, la función mínima que realizaba la máquina de Turing.

¿Y qué es la máquina de Turing? Un ordenador primitivo. Como sabrás si has visto su biopic, este invento del científico y criptógrafo británico Alan Turing fue de gran ayuda durante la Segunda Guerra Mundial y sentó las bases de la computación moderna. Al explicar este concepto, Conery habla del propio origen de los ordenadores tal y como los conocemos hoy en día. Además, honra a este pionero cuya figura fue vilipendiada por muchos de sus compatriotas y que últimamente se ha vuelto a poner en valor.

Máquina de Turing

Según cuenta en el libro, el aprendizaje de Conery comenzó, cómo no, consultando Wikipedia. No porque se fie de lo que se cuenta en sus páginas (que no lo hace), sino porque cree que son buenos puntos de inicio, para después tirar del hilo y navegar por las fuentes que se citan al final de cada entrada.

Luego buscó clases o conferencias impartidas en sitios de postín como el MIT o las universidades de Stanford y Harvard. Ambos centros tienen también cursos en línea gratuitos, como el CS50, que ayudan a conocer las nociones de la programación y la informática; a él, desde luego, le ayudaron en su propósito y, por eso, muchos de esos cursos están enlazados en el libro.

Por si esto fuera poco, Conery también estuvo perdiendo el tiempo, pero de una forma que él define como productiva. Por «cada madriguera de conejo en la que caía» (un juego de palabras con chasing rabbits, ‘cazar conejos’ en inglés pero también ‘perder el tiempo’), por cada nuevo camino que exploraba, se le abrían nuevas posibilidades de seguir aprendiendo.

Para evitar el mayor número de errores, Conery pone todo el contenido del libro bajo revisión de expertos, y aún hoy, cuando The Imposter’s Handbook ya está en preventa (aunque ha generado un intenso debate en Reddit), sigue escribiendo y reescribiendo.

Conery dice en su blog que este libro «está literalmente cambiando mi vida. Cada capítulo que escribo ha alterado por completo mi perspectiva de las cosas y, lo más importante, me ha hecho ver todo lo que no sé de manera clara». Pide ideas y sugerencias a través de su cuenta de Twitter, por si algún ingeniero o desarrollador cree que tiene algo que aportar o que no puede faltar en su libro. Todo con tal de seguir difundiendo la informática.

———-

Las imágenes pertenecen, por orden de aparición, a Big Machine,  Rob Conery y Douglas Hoyt.

Compártelo twitter facebook whatsapp
MINIgotes: un proyecto maker hecho entre amigos
Otros formatos para contar historias
David Leigh (The Guardian): "Assange tiene una parte brillante y otra de loco"
Un pueblo inteligente (antes de las smart cities)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Decir que la máquina de Turing es «un ordenador primitivo» es bastante equívoco; sospecho que la interpretación más común por parte de alguien que lo desconozca es que es un ordenador que existe físicamente.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *