fbpx
14 de abril 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Infografías urbanas para un consumo energético responsable

14 de abril 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Brighton pasó a la historia por ser la ciudad en la que Sting y sus amigos quemaban combustible con sus Lambrettas en Quadrophenia, el icono mod creado por The Who. Aunque de esos polvos no han venido estos lodos, Tidy Street, una pequeña calle de la ciudad, ha creado una iniciativa que utiliza infografías esbozadas en el asfalto para concienciar a sus vecinos de lo correcto que es emplear la energía de manera responsable.
En este desbocado tiempo que nos ha tocado vivir, uno de los principales problemas que sufre el planeta es el descontrolado y creciente consumo de energía que necesita el estilo de vida que tenemos por establecido. La ínclita escena del tren sin control en «Los Hermanos Marx van al Oeste» es una bonita metáfora que refleja la realidad que vivimos, con la excepción de que la realidad tiene bastante menos gracia.

En Tidy Street (traducido literalmente como ‘calle ordenada’) se han propuesto desmontar la broma a golpe de infografía. Durante los meses de marzo y abril, los propietarios de casas de dicha calle están controlando y registrando su consumo eléctrico. Esos datos se están trasladando a la calzada de la calle donde se representa de manera gráfica y se compara con el consumo medio que se realiza en la ciudad de Brighton. La infografía, que tiene carácter efímero y desaparecerá en el mes de mayo, ha sido materializada sobre el asfalto empleando un spray de tiza. «Esperamos que los residentes, en comparación con artistas grafiteros locales, creen una obra artística que estimule a la calle y los que pasan por ella y que eso se refleje en su consumo de electricidad», cuenta en la escueta web del proyecto Jon Bird, uno de los responsables.
El trabajo de Tidy Street está coordinado por The Open University, una de las organizaciones que, junto a Goldsmiths, Sussex University y Nottingham University está haciendo posible esta iniciativa. Las cuatro instituciones forman parte de CHANGE, un proyecto colaborativo que investiga como las nuevas tecnología pueden cambiar los comportamientos humanos, haciendo hincapié en aquellos que tienen mayor repercusión medioambiental.



Fuente: The Guardian.
Foto de cabecera: Flemmich Webb.
Resto de fotos: Nora O’Murchu.


Brighton pasó a la historia por ser la ciudad en la que Sting y sus amigos quemaban combustible con sus Lambrettas en Quadrophenia, el icono mod creado por The Who. Aunque de esos polvos no han venido estos lodos, Tidy Street, una pequeña calle de la ciudad, ha creado una iniciativa que utiliza infografías esbozadas en el asfalto para concienciar a sus vecinos de lo correcto que es emplear la energía de manera responsable.
En este desbocado tiempo que nos ha tocado vivir, uno de los principales problemas que sufre el planeta es el descontrolado y creciente consumo de energía que necesita el estilo de vida que tenemos por establecido. La ínclita escena del tren sin control en «Los Hermanos Marx van al Oeste» es una bonita metáfora que refleja la realidad que vivimos, con la excepción de que la realidad tiene bastante menos gracia.

En Tidy Street (traducido literalmente como ‘calle ordenada’) se han propuesto desmontar la broma a golpe de infografía. Durante los meses de marzo y abril, los propietarios de casas de dicha calle están controlando y registrando su consumo eléctrico. Esos datos se están trasladando a la calzada de la calle donde se representa de manera gráfica y se compara con el consumo medio que se realiza en la ciudad de Brighton. La infografía, que tiene carácter efímero y desaparecerá en el mes de mayo, ha sido materializada sobre el asfalto empleando un spray de tiza. «Esperamos que los residentes, en comparación con artistas grafiteros locales, creen una obra artística que estimule a la calle y los que pasan por ella y que eso se refleje en su consumo de electricidad», cuenta en la escueta web del proyecto Jon Bird, uno de los responsables.
El trabajo de Tidy Street está coordinado por The Open University, una de las organizaciones que, junto a Goldsmiths, Sussex University y Nottingham University está haciendo posible esta iniciativa. Las cuatro instituciones forman parte de CHANGE, un proyecto colaborativo que investiga como las nuevas tecnología pueden cambiar los comportamientos humanos, haciendo hincapié en aquellos que tienen mayor repercusión medioambiental.



Fuente: The Guardian.
Foto de cabecera: Flemmich Webb.
Resto de fotos: Nora O’Murchu.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Stop-motion de bolsillo: los libros animados de NAPA Books
Los números que se mueven al mirarlos
Los barceloneses dibujan la Plaza Real para recuperarla
Los «negativos asesinados» de la Gran Depresión
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *