fbpx
3 de diciembre 2009    /   BUSINESS
por
 

Innosfera: «El power point es el peor favor que se ha hecho al mundo del diseño»

3 de diciembre 2009    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

holoOtra vez rompemos las reglas. “Lo que pasa en la Innosfera queda en la Innosfera… o en todo caso, en Twitter”. Vulnerado. Lo vamos a contar y, además, vamos a contar un cuento.

Unas cien personas hablando de innovación en una sala en la que “quien tiene la esfera tiene el poder”. Y así es. El que tiene la bola morada que pita es quien habla. Eso es Innosfera, un evento en el que los asistentes tienen la misma oportunidad de hablar que los ponentes y en el que la norma clásica de pregunta-respuesta no domina la conversación para dejar espacio a las ideas que no buscan contestación.

Innosfera, organizado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Roberto Carreras y Javier Velilla, celebró ayer su segunda edición. La cita fue, como la primera vez, en la sede del Centro de Innovación del BBVA. Carmen Bustos, fundadora de Soulsight, tomó la pelota y lanzó una reflexión. “De pequeños nos enseñaron a no arriesgar. Por eso hay que fomentar el valor de equivocarte, de hacer realidad tus sueños… Ahí está la potencialidad de las generaciones venideras”.

Bustos defiende el pensamiento de diseño y el poder de la empatía como métodos de resolución de problemas. Y una acusación… “El power point es el peor favor que se ha hecho al mundo del diseño”.

Después habló el consultor de innovación Julio Pérez-Tomé y destacó el valor de las personas frente a la tecnología. “No hay gadget que olvide a las personas. Estamos aprendiendo mucho de ellas. Son fuente, cauce y destino de información valiosa. Las personas son un valor seguro. Crecen compartiendo experiencias, emociones… Toda innovación parte de las personas, se hace con personas y para las personas”.

Los consejos de Pérez-Tomé:

–      Apertura mental. “Comparte el conocimiento de manera transversal, derriba muros y transfórmalos en redes tipo telaraña”.

–      Monetizar ideas. “Hay que monetizar el modelo de negocio. Todo pequeño negocio tiene que tener su long tail”.

–      Flexibilidad. “Nuestro cerebro es capaz de hacer muchas más cosas de lo que pensamos. Tiene que ser flexible para ir adaptándose”.

–      Problemas. “Sí, problemas. Sin problemas no vamos a ninguna parte. El 50% de la innovación consiste en detectar el problema y resolverlo bien. El otro 50% es trabajo”.

–      Empatía. “El trabajo debe fluir sin esfuerzo”.

–      Miedo. “Esta emoción bloquea la mente. Si te liberas de él, crece tu talento”.

–      Sinfonizar el talento. “No es alinear. Es sinfonizar, un concepto más cercano a una orquesta”.

Y después la bola fue a Dioni Nespral. “La innovación es como el sexo en la adolescencia. Mucha gente habla de ella, poca gente la practica y la mayoría lo hace rápido y mal”. Ese fue su punto 1.

Punto 2. “La sociedad debe tener una visión más global. Las empresas deben tener una visión global sobre dónde quieren ir”.

Punto 3. Transformación empresarial. “Los modelos de innovación son fáciles. Lo difícil es que las organizaciones las implanten”.

Punto 4. Open innovation. “Dos no innovan si uno no quiere”.

Punto 5. “Innovación rima con implementación. Nos gusta más estar en la nube que aterrizar”.

Punto 6. “Debemos gestionar nuestro business time. Los mercados van a una velocidad más rápida”.

Y para terminar, el cuento prometido. Es la Fábula del pescador feliz y lo llevó a Innosfera Julio Pérez-Tomé.

fisherman

Un empresario llamado Smith estaba en el embarcadero de un pueblecito costero de México cuando llegó una barca con un solo tripulante, llamado Juan, y varios atunes muy grandes.

El empresario felicitó a Juan por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo había tardado en pescarlo.

Juan replicó: Oh! Sólo un ratito.

Entonces el Sr. Smith le preguntó por qué no se había quedado más tiempo para coger más peces. Juan dijo que ya tenía suficiente para las necesidades de su familia.

El Sr. Smith volvió a preguntar: ¿Y qué hace usted entonces con el resto de su tiempo?

Juan contestó: “Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer, voy cada tarde al pueblo a tomar unas copas y a tocar la guitarra con los amigos. Tengo una vida plena y ocupada, señor”.

El Sr. Smith dijo con tono burlón: “Soy un graduado de Harvard y le podría echar una mano. Debería dedicar más tiempo a la pesca y, con las ganancias, comprarse una barca más grande. Con los beneficios que le reportaría una barca más grande, podría comprar varias barcas. Con el tiempo, podría hacerse con una flotilla de barcas de pesca. En vez de vender su captura a un intermediario, se la podría vender al mayorista. Incluso podría llegar a tener su propia fábrica de conservas. Controlaría el producto, el proceso industrial y la comercialización. Tendría que irse de esta aldea y mudarse a Ciudad de México, luego a Los Ángeles y, finalmente, a Nueva York, donde dirigiría su propia empresa en expansión”.

– Pero señor, ¿cuánto tiempo llevaría todo eso?

– De quince a veinte años.

– Y luego ¿qué?

– El Sr. Smith soltó una carcajada y dijo que ésa era la mejor parte: “Cuando llegue el momento oportuno, puede vender la empresa en Bolsa y hacerse muy rico. Ganaría millones”.

– ¿Millones, señor? Y luego, ¿qué?

– Luego se podría retirar. Irse a un pequeño pueblo costero donde podría dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con sus nietos, echar la siesta con su mujer e irse de paseo al pueblo por las tardes a tomar unas copas y tocar la guitarra con sus amigos.

– Bueno, pero eso es lo que hago ahora señor. ¿Por qué tengo que esperar veinte años?

holoOtra vez rompemos las reglas. “Lo que pasa en la Innosfera queda en la Innosfera… o en todo caso, en Twitter”. Vulnerado. Lo vamos a contar y, además, vamos a contar un cuento.

Unas cien personas hablando de innovación en una sala en la que “quien tiene la esfera tiene el poder”. Y así es. El que tiene la bola morada que pita es quien habla. Eso es Innosfera, un evento en el que los asistentes tienen la misma oportunidad de hablar que los ponentes y en el que la norma clásica de pregunta-respuesta no domina la conversación para dejar espacio a las ideas que no buscan contestación.

Innosfera, organizado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Roberto Carreras y Javier Velilla, celebró ayer su segunda edición. La cita fue, como la primera vez, en la sede del Centro de Innovación del BBVA. Carmen Bustos, fundadora de Soulsight, tomó la pelota y lanzó una reflexión. “De pequeños nos enseñaron a no arriesgar. Por eso hay que fomentar el valor de equivocarte, de hacer realidad tus sueños… Ahí está la potencialidad de las generaciones venideras”.

Bustos defiende el pensamiento de diseño y el poder de la empatía como métodos de resolución de problemas. Y una acusación… “El power point es el peor favor que se ha hecho al mundo del diseño”.

Después habló el consultor de innovación Julio Pérez-Tomé y destacó el valor de las personas frente a la tecnología. “No hay gadget que olvide a las personas. Estamos aprendiendo mucho de ellas. Son fuente, cauce y destino de información valiosa. Las personas son un valor seguro. Crecen compartiendo experiencias, emociones… Toda innovación parte de las personas, se hace con personas y para las personas”.

Los consejos de Pérez-Tomé:

–      Apertura mental. “Comparte el conocimiento de manera transversal, derriba muros y transfórmalos en redes tipo telaraña”.

–      Monetizar ideas. “Hay que monetizar el modelo de negocio. Todo pequeño negocio tiene que tener su long tail”.

–      Flexibilidad. “Nuestro cerebro es capaz de hacer muchas más cosas de lo que pensamos. Tiene que ser flexible para ir adaptándose”.

–      Problemas. “Sí, problemas. Sin problemas no vamos a ninguna parte. El 50% de la innovación consiste en detectar el problema y resolverlo bien. El otro 50% es trabajo”.

–      Empatía. “El trabajo debe fluir sin esfuerzo”.

–      Miedo. “Esta emoción bloquea la mente. Si te liberas de él, crece tu talento”.

–      Sinfonizar el talento. “No es alinear. Es sinfonizar, un concepto más cercano a una orquesta”.

Y después la bola fue a Dioni Nespral. “La innovación es como el sexo en la adolescencia. Mucha gente habla de ella, poca gente la practica y la mayoría lo hace rápido y mal”. Ese fue su punto 1.

Punto 2. “La sociedad debe tener una visión más global. Las empresas deben tener una visión global sobre dónde quieren ir”.

Punto 3. Transformación empresarial. “Los modelos de innovación son fáciles. Lo difícil es que las organizaciones las implanten”.

Punto 4. Open innovation. “Dos no innovan si uno no quiere”.

Punto 5. “Innovación rima con implementación. Nos gusta más estar en la nube que aterrizar”.

Punto 6. “Debemos gestionar nuestro business time. Los mercados van a una velocidad más rápida”.

Y para terminar, el cuento prometido. Es la Fábula del pescador feliz y lo llevó a Innosfera Julio Pérez-Tomé.

fisherman

Un empresario llamado Smith estaba en el embarcadero de un pueblecito costero de México cuando llegó una barca con un solo tripulante, llamado Juan, y varios atunes muy grandes.

El empresario felicitó a Juan por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo había tardado en pescarlo.

Juan replicó: Oh! Sólo un ratito.

Entonces el Sr. Smith le preguntó por qué no se había quedado más tiempo para coger más peces. Juan dijo que ya tenía suficiente para las necesidades de su familia.

El Sr. Smith volvió a preguntar: ¿Y qué hace usted entonces con el resto de su tiempo?

Juan contestó: “Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer, voy cada tarde al pueblo a tomar unas copas y a tocar la guitarra con los amigos. Tengo una vida plena y ocupada, señor”.

El Sr. Smith dijo con tono burlón: “Soy un graduado de Harvard y le podría echar una mano. Debería dedicar más tiempo a la pesca y, con las ganancias, comprarse una barca más grande. Con los beneficios que le reportaría una barca más grande, podría comprar varias barcas. Con el tiempo, podría hacerse con una flotilla de barcas de pesca. En vez de vender su captura a un intermediario, se la podría vender al mayorista. Incluso podría llegar a tener su propia fábrica de conservas. Controlaría el producto, el proceso industrial y la comercialización. Tendría que irse de esta aldea y mudarse a Ciudad de México, luego a Los Ángeles y, finalmente, a Nueva York, donde dirigiría su propia empresa en expansión”.

– Pero señor, ¿cuánto tiempo llevaría todo eso?

– De quince a veinte años.

– Y luego ¿qué?

– El Sr. Smith soltó una carcajada y dijo que ésa era la mejor parte: “Cuando llegue el momento oportuno, puede vender la empresa en Bolsa y hacerse muy rico. Ganaría millones”.

– ¿Millones, señor? Y luego, ¿qué?

– Luego se podría retirar. Irse a un pequeño pueblo costero donde podría dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con sus nietos, echar la siesta con su mujer e irse de paseo al pueblo por las tardes a tomar unas copas y tocar la guitarra con sus amigos.

– Bueno, pero eso es lo que hago ahora señor. ¿Por qué tengo que esperar veinte años?

Compártelo twitter facebook whatsapp
El testimonio fotográfico de la guerra colombiana
El Capitalismo 24902 de Richard Branson: “Hacer el bien es bueno para los negocios”
Así se fabrican juguetes sexuales de lujo
Tiempo real
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 14
    • Sí. Fue fantástico. Y muy divertido!! A por el tercero!!!!!

      Un lujo tener a Emilio Rey (nuestro hombre del tiempo en Twitter), Carmen Bustos (transmite una pasión híper contagiosa) y todos los demás. Nos faltó Joan Jiménez (que nos lo tendremos que traer para la próxima de Barcelona) pero de innovación no le faltan muchas lecciones…

  • Mar, muchísimas gracias por este resumen, pero sobre todo por dejarnos entrar en la innosfera 😉 Sin duda las personas que la dan vida y la viven son lo mejor. Es un placer poder compartir nuestra pasión en inquietudes con todas ellas.

  • Con cronistas como mar & Yorokobu…da gusto; Es casi, casi, casi… como si hubiera estado allí 🙂
    Y menos mal que estuve… porque sino habría pensado que exagerábais.
    Gracias por hacerlo posible. Es un lujo contar con un publico como vosotros en el Centro de Innovacion de BBVA

  • Magníficos ponentes, excelente conversación en la que todos hemos aprendido y un lujazo contar Mar & Yorokobu que lo explica de maravilla para aquellos que no hayan podido asistir.

    La innosfera está cogiendo velocidad de crucero y es un lujo contar con un público como vosotros en el Centro de Innovación de BBVA.

  • Enhorabuena Mar, estupenda crónica, no te has dejado ningún detalle!
    Desde luego el evento tiene un gran nivel gracias a todos los innovadores que participan de él.
    Ha sido un placer conocerte y contar contigo!
    Un abrazo
    MaJesus
    @mjalonso

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *